Por el derecho a tener derecho

Este martes, Cuba celebró el Día Internacional de la Niña, ocasión que sirvió también para homenajear la memoria de Luis Zúñiga, primer representante de la Unicef en la Mayor de las Antillas

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Porque las niñas y los niños son iguales. Porque la esperanza y los sueños no vienen con sexo predeterminado. Porque todas las pequeñas y pequeños tienen derecho a tener derecho… Por eso y más este martes, en las afueras de la Casa del Niño y la Niña, Cuba celebró el Día Internacional de la Niña, ocasión que sirvió también para homenajear la memoria de Luis Zúñiga, primer representante de la Unicef en la Mayor de las Antillas.

Por tercera vez consecutiva el orbe festeja el 11 de octubre como una fecha dedicada exclusivamente a ellas, y es el empoderamiento de las adolescentes para poner fin a la violencia el tema de 2014. La modesta gala se realizó en el Consejo Popular Cayo Hueso, en Centro Habana, donde se recordó al entrañable Zúñiga, muerto en Burundi el 12 de octubre de 1999 mientras cumplía una misión humanitaria.

«Iniciativas y espacios como este para los niños, niñas y adolescentes son inmensamente importantes. No se trata solo de potenciar los espacios formales de educación, sino de multiplicar los escenarios que ayudan al desarrollo de la infancia, la juventud y la adolescencia», destacó la doctora Anna Lucia D’Emilio, representante de la Unicef en Cuba.

«En este día conmemoramos dos fechas muy importantes para nosotros. Es este un año de especial significación, pues Malala Yousafzauna, una adolescente de 17 años, acaba de recibir el Premio Nobel de la Paz. Esta jovencita paquistaní ha luchado incansablemente por el derecho a la educación y es un ejemplo para el mundo entero.

«La discriminación que sufren las niñas a veces no es apreciada en toda su magnitud, pues lamentablemente en algunas partes del planeta ellas no tienen los mismos derechos que los niños. Hay serios problemas con el acceso de las niñas a las escuelas, ya que en muchos países si la familia tiene que priorizar la educación de uno de sus hijos debido a los problemas económicos, favorece al varón, por una serie de factores culturales y sociales. Ese no es el caso de Cuba, donde todos, niñas y niños, gozan de los mismos privilegios.

«La niña no solo es víctima en muchos lugares el acceso a determinados servicios, sino también, y en mayor grado, de violencia física y psicológica, y por erradicar esos males estamos y estaremos batallando siempre», finalizó la funcionaria.

El acto estuvo matizado por diversas actividades culturales, así como por la entrega de los premios del concurso Mi barrio sin violencia y la lectura de mensajes enviados por personas de diferentes partes del orbe, que conocieron o trabajaron con Zúñiga.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.