En Cuba descendiente hondureño de Mariana Grajales

Hijo de una nieta de la madre de los Maceo, Catalino Castro Romero se encuentra de visita en Cuba por primera vez y recorrerá algunos lugares históricos de la capital del país

Autor:

Luis Hernández Serrano

Un biznieto de Mariana Grajales que reside en Honduras, se encuentra en Cuba por primera vez en su vida y este miércoles recorrerá algunos lugares históricos de la capital del país.

Se trata de Catalino Castro Romero, de 80 años de edad, un mulato alto, jovial, nacido en un lugar denominado Cortés Omoa, cerca de la localidad de Mochilena, en una zona costera del oeste hondureño.

Hijo de una nieta de la madre de los Maceo, forma parte de una numerosa familia que los historiadores cubanos Addys Cupull y Froilán González descubrieron en Omoa, Puerto Cortés y Mochilena cuando escribían su libro Mariana, raíz del alma, publicado hace varios años por la Editora Política, en el que se hacen revelaciones importantes sobre la genealogía de los Maceo-Grajales en el mencionado país centroamericano.

Marta de la Caridad Vecino Ulloa, tataranieta de Mariana Grajales y fotorreportera de Bohemia, atiende en La Habana en estos momentos al ilustre descendiente de la madre de los Maceo.

Ella es hija de Francisca Ulloa Romero (de 95 años), nacida también en Honduras, pero residente hace muchos años en la capital cubana y nieta de Dominga Maceo Grajales, hermana del mayor general de la Protesta de Baraguá y de la Invasión.

Catalino tiene 24 hijos y más de 20 nietos, que junto a los biznietos constituyen una familia hondureña cercana a las cien personas.

Según la propia Marta, este miércoles Catalino participará en la colocación de una ofrenda floral al general Quintín Banderas en el parque Trillo de la capital. El jueves y el viernes visitará otros sitios históricos, el sábado regresará a Honduras y volverá a nuestra Patria con otros familiares en diciembre próximo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.