Hacerse impenetrables al ébola

Acuerdan especialistas y directivos participantes en reunión técnica en La Habana protocolos de acción comunes para combatir el virus. Visitan el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí y su polígono de preparación para unidades de tratamiento de la enfermedad

Autores:

Yailé Balloqui Bonzón
Mayte María Jiménez

Protocolos de acción comunes, teniendo en cuenta las características de cada país, fueron las líneas trazadas por las cuatro comisiones de trabajo que sesionaron durante la Reunión Técnica de especialistas y directivos para la prevención y el enfrentamiento al virus del Ébola, que presentaron este jueves el resumen de su labor en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Los expertos de 34 países trabajaron en torno a la concertación de estrategias, y los debates se caracterizaron por la profundización en cada tema y la puntualización de los elementos prácticos a tener en cuenta para prevenir la diseminación del virus.

Entre las previsiones destaca la necesidad de establecer la vigilancia epidemiológica en centros especializados para las personas procedentes de áreas de transmisión, con riesgo de haber adquirido la enfermedad.

También se conoció la realización del primer Curso Internacional para la prevención y el enfrentamiento al ébola, que se efectuará en Cuba, en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, del 10 al 15 de noviembre de 2014, en respuesta a la iniciativa de la Cumbre Extraordinaria del ALBA-TCP sobre el tema.

Los participantes abogaron por el desarrollo de equipos multidisciplinarios de respuesta rápida y hacer cumplir los requerimientos de bioseguridad establecidos, según las normas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Además, se propuso establecer la cooperación entre autoridades reguladoras de los países en la región, para el traslado de las muestras biológicas a través de fronteras, así como el desarrollo de nuevos candidatos vacunales y productos para el tratamiento de la enfermedad por el virus del Ébola.

Entre las recomendaciones se destaca también la creación, en todas las naciones, de un Centro de Dirección Nacional para el enfrentamiento al virus que actualice la situación epidemiológica nacional e internacional, y coordine todas las medidas para evitar la introducción de la enfermedad.

Otra de las acciones propuestas en la reunión fue la de impulsar el proceso de certificación del Reglamento Sanitario Internacional en los países de la región y desarrollar actividades de autoevaluación sobre el estado de implementación del Reglamento Sanitario Internacional. Se abogó igualmente por la adquisición de equipos de protección personal necesarios para el personal de salud, con precios preferenciales, y crear una reserva regional para su distribución inmediata en caso de emergencia.

En la cita se hizo referencia a la necesidad de desarrollar en cada país una estrategia de comunicación social como parte del Plan Nacional, y el intercambio sobre las prácticas y experiencias para el desarrollo de una comunicación efectiva, que incluya la preparación de la población en el autocuidado de su salud.

Un centro para la humanidad

El polígono de preparación para unidades de tratamiento de ébola, para el entrenamiento al personal cubano en asistencia médica para tratar la enfermedad, y afrontar —en caso de ocurrir— un escenario de contagio en Cuba, fue mostrado este jueves a los participantes de la Reunión Técnica de especialistas y directivos para la prevención y el enfrentamiento a ese virus.

Ubicada en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), esta plataforma simula el escenario y las condiciones con las que tendrían que lidiar los profesionales cubanos al laborar en las naciones afectadas.

El director general de la institución, el doctor Jorge Pérez, explicó a los participantes sobre la preparación del centro para afrontar enfermedades hemorrágicas virales como el ébola.

Señaló que, como parte del programa establecido para la prevención y enfrentamiento, se encuentra habilitada una sala para la vigilancia especial de viajeros procedentes de zonas de riesgo. El también profesor informó sobre la designación de una comisión técnica asesora del Ministro, radicada justamente en el IPK, así como de la capacitación del personal de la institución y de equipos de especialistas a nivel provincial, con una cobertura para toda la nación.

Este entrenamiento —dijo— tiene como objetivo orientar sobre las medidas de prevención y evitar el contagio hombre/hombre, a través de los fluidos corporales; actualizar el manejo clínico del paciente, asegurar el diagnóstico oportuno, junto a los aspectos epidemiológicos y medidas de bioseguridad para contener cualquier posible brote.

Comentó que la capacitación ha comprendido a médicos clínicos, epidemiólogos, microbiólogos, enfermeros, técnicos, auxiliares de salas, pantristas y auxiliares de limpieza, facilitadores por provincias, y paramédicos que trabajan en el Sistema de Ambulancias.

Según precisó, la preparación incluyó una mirada a la situación actual del ébola, la presentación clínica y evolución de la enfermedad, el manejo clínico, principios para el control de la epidemia, la organización de los servicios, y el entorno actual de las unidades de tratamiento al ébola en los países afectados.

Durante el período de entrenamiento se analizaron preceptos clínicos, epidemiológicos, de bioseguridad, enfermería, así como elementos a tener en cuenta en el trabajo del laboratorio y el manejo de pacientes.

Durante el recorrido, la doctora Madelín Garcés Martínez, epidemióloga del IPK que tiene a su cargo el control de las infecciones en el hospital, dijo a JR que este polígono ha permitido el entrenamiento de unos 600 profesionales, en períodos que oscilan en el entorno de los 15 días, con sesiones teóricas y prácticas.

Explicó que la plataforma comprende dos áreas: una de bajo y otra de alto riesgo. En la primera está ubicado el local para el vestuario de los pacientes, el almacenamiento, los medicamentos y discusión de casos; mientras en la segunda se encuentra el área de clasificación de los casos sospechosos, los confirmados y los convalecientes.

En un segundo momento del recorrido el doctor Jorge Pérez mostró a los participantes la sala de vigilancia habilitada para viajeros procedentes de áreas en transmisión.

Sobre las características del IPK comentó que el centro cuenta con un hospital con servicio especializado en enfermedades transmisibles, ensayos clínicos, y un programa nacional de tratamiento antirretroviral, experiencias todas que se complementan en la preparación para combatir el ébola en el país en caso de ser necesario.

Señaló que esta institución ha trabajado en la investigación y manejo de enfermedades como malaria, poliomielitis, tuberculosis, meningococo, dengue, conjuntivitis hemorrágica viral, hepatitis B, VIH/sida, neuropatía epidémica, úlcera de buruli, influenza pandémica, AH1N1, virus emergentes, cólera y chikungunya.

Estas experiencias le dan al IPK el aval y prestigio internacional que le convierten, como afirmó el líder de la Revolución Fidel Castro, en un centro para la humanidad.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.