Por la paz, la reunificación y el diálogo sincero

La delegación de líderes religiosos norteamericanos que visita Cuba desde el pasado 2 de noviembre, emitió un llamado a favor de la liberación humanitaria de los tres antiterroristas cubanos presos en cárceles norteamericanas

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

Los reverendos John McCullough y Gradye Parsons, presidentes del Servicio Mundial de Iglesias y de la Iglesia Presbiteriana de Estados Unidos, respectivamente, y el rabino Hower Sunny Schnitzer, del Movimiento de Renovación Judía, junto al reverendo Joel Ortega Dopico, presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, emitieron este martes en La Habana un llamado unido en el que se pronuncian a favor de la liberación humanitaria de tres antiterroristas cubanos presos en cárceles norteamericanas y de un contratista juzgado y condenado por acciones subversivas contra nuestro país.

La liberación de Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Gerardo Hernández y la reunificación de sus familias y la del norteamericano Alan Gross, quien fuera condenado por los tribunales cubanos por introducir ilegalmente al país equipos de comunicación destinados a subvertir el orden constitucional, fueron el motivo del llamado, que busca también la normalización de las relaciones entre ambos países.

El llamado refiere que piden la unificación de estas familias debido a los valores comunes de la fe que comparten.

«La búsqueda de la paz es el clamor común de todos los pueblos y desde la fe mucho puede hacerse para que prime la unidad, se superen todas las barreras y se favorezca, desde el diálogo sincero y transparente, la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos», expresó el reverendo Joel Ortega Dopico, en diálogo con la prensa tras emitirse el llamado.

La delegación de líderes religiosos norteamericanos visita Cuba desde el pasado 2 de noviembre, y fue recibida por el miembro del Buró Político y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Por el bien de las futuras generaciones se debe transitar hacia una nueva relación llena de esperanza, apuntó Ortega Dopico, con quien coincidió McCullough, al decir que «la reunificación a la que aspiramos solo comenzará cuando tengan lugar significativos debates a niveles superiores entre los Gobiernos de Cuba y Estados Unidos».

McCullough, quien visitó recientemente a Antonio Guerrero en la cárcel, destacó que al regresar continuarán trabajando para elevar el nivel de conciencia en torno a la situación de los tres cubanos presos injustamente en su nación.  «Ahora debemos aprovechar esta ventana de oportunidades para traer un cambio a través del diálogo sostenido y profundo, como el que hemos mantenido siempre con representantes del Gobierno norteamericano, del Departamento de Estado y del Gobierno cubano. Necesitamos más progreso y a una mayor velocidad», agregó.

El rabino Schnitzer resaltó el apoyo del Gobierno cubano a la comunidad hebrea.

La delegación norteamericana vuelve hoy a su país, con lo cual dan feliz término a la visita, en la que pudieron palpar la libertad religiosa existente en Cuba. A su regreso, manifestaron, solicitarán encuentros con el vicepresidente de Estados Unidos Joseph Biden y con el presidente Barack Obama.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.