La recompensa de Kadir Alberto

Kadir Alberto González, de 11 años de edad, ganó el Primer Premio en el género de carta del Concurso Nacional Amigos de las FAR

Autor:

Juan Morales Agüero

LAS TUNAS.— Detrás de los cristales de sus espejuelos se intuye la mirada de una inteligencia precoz y de convicciones monolíticas. Tiene apenas 11 años de edad Kadir Alberto González Fernández y ya puede conversar con fluidez de historia, de política, de lealtad, de principios...

Esos valores los volcó en la misiva, de puño y letra suya, con la que participó en el Concurso Nacional Amigos de las FAR, que estimula y reconoce la labor artística de jóvenes y niños. El jurado le otorgó el Primer Premio en el género de carta.

«Envié mi trabajo cuando estaba en sexto grado, y ahora estoy en séptimo —le comenta al reportero en un pasillo de la secundaria básica Carlos Baliño, donde cursa estudios—. Lo hice como quien lanza a la suerte una botella al mar. Dije para mí: “Si gano, bien, y si no, pues también”. Y mire, fui el ganador. Usted se podrá imaginar la tremenda alegría que ese resultado nos trajo a mí y a mi familia».

Según me hace saber Kadir, quien desde los diez meses de nacido padece de una enfermedad llamada hidrocefalia congénita, nunca antes un niño tunero había logrado agenciarse el máximo lauro en ese certamen.

«Fuimos cinco los niños tuneros que enviamos trabajos a la competencia nacional —precisa—. En mi caso, primero tuve que ganar la instancia provincial entre más de 1 300 materiales en el género de literatura. Mi familia me brindó mucho apoyo, en especial mi abuela Gladys Ávila Góngora. Ella está al tanto siempre de mis tareas y me ayuda mucho a sobrellevar mi enfermedad».

Su verbo encendido y profuso hace vislumbrar en Kadir a un joven con perspectivas, capacitado para cumplir tareas y asumir responsabilidades. En el futuro, a él le encantaría estudiar Neurocirugía. Por ahora se prepara no solo en el aula, sino también mediante la lectura y la poesía, «porque hay que conocer bien la trayectoria y el alma humanas para poder luchar en su defensa», asegura.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.