Jóvenes pineros «asaltan» la historia

Más de un centenar de jóvenes reeditaron de manera simbólica el desembarco de los expedicionarios del yate Granma aquel 2 de diciembre de 1956

Autor:

Roberto Díaz Martorell

BIBIJAGUA, Isla de la Juventud.— El fuerte viento del norte no impidió que 150 jóvenes de Isla de la Juventud reeditaran de manera simbólica el desembarco de los expedicionarios del yate Granma aquel 2 de diciembre de 1956, fecha que marcó el reinicio de la lucha por la libertad definitiva de Cuba.

Para los pineros, la efeméride recobra mayor significado ya que fue en la otrora Isla de Pinos donde aquellos jóvenes liderados por el abogado Fidel Castro fraguaron sus ideas libertarias mientras guardaban prisión durante 22 meses en el mal llamado Presidio Modelo.

Ángel Torres, profesor de informática de la facultad de Pedagogía en el territorio, manifestó su orgullo por ser parte de una generación que siente el deber de defender la Revolución cubana, «porque me acerca a ese momento histórico del que todos debemos estar orgullosos como seres humanos y revolucionarios», comentó.

Todavía emocionado y con la ropa húmeda, Alexis Gómez, especialista principal del Joven Club de Computación, conversó sobre la importancia de este espacio vital para la unidad entre los jóvenes cubanos, «en especial para los pineros, porque fue aquí donde se pensó la Cuba que disfrutamos hoy y es un privilegio ser parte de esta historia», dijo.

La joven maestra de quinto grado, Ileana Ferrer, fue la que más atención puso al encuentro con la historia previa al desembarco simbólico, «esta es una experiencia inigualable que me servirá para impartir las clases a mis alumnos con mayor claridad y sentimiento al igual que cuando las comparta con mis compañeros de grado porque vivir la historia deja mejores dividendos que leerla en un libro u observar una lámina didáctica, uno se siente identificado cuando la vive de cerca», acotó.

Por su parte, Yordanka Pacheco, trabajadora de porcinos, reconoce que es un deber de cada joven revolucionario acercarse a la historia de Cuba, «participar en este tipo de evento afianza los valores de solidaridad, al igual que lo sintieron los  expedicionarios, aumenta el sentido de pertenencia por nuestra Patria, se fortalece la amistad… si aquellos jóvenes fueron capaces de dejar todo por lograr la independencia, a nosotros nos toca respetar y continuar ese ejemplo, no solo recordando hechos históricos como este, sino también desde la eficiencia, la disciplina y el patriotismo», expresó.

Según Israel Jiménez, miembro del buró municipal de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), la comitiva juvenil en Isla de la Juventud inició las actividades por la efeméride desde la noche anterior con una acampada en playa Bibijagua, dialogaron sobre las páginas de la historia de Cuba y local, y apoyaron la convocatoria al X Congreso de la UJC previsto para junio de 2015.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.