La felicidad se hizo infinita

Este miércoles 17 de diciembre Cuba palpitó como un solo corazón cuando el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Raúl Castro, dio a conocer la esperada noticia del regreso a la Patria de los tres Héroes que aún permanecían presos en cárceles norteamericanas, y el acuerdo del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre La Habana y Washington

Autores:

Yelanys Hernández Fusté
Raiko Martín
Lourdes M. Benítez Cereijo
Abdul Nasser Thabet

Hay emociones que sencillamente quedan demasiado grandes para las palabras. El espacio físico de unas cuartillas no alcanza cuando se intenta atrapar momentos especiales y sentimientos que trascienden a las personas, que van más allá de las fronteras de un país y por encima de las diferencias.

Este miércoles 17 de diciembre Cuba vivió un momento muy esperado cuando justo a las 12:00 meridiano, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, el General de Ejército Raúl Castro, dio a conocer, en una alocución al pueblo, la noticia del regreso de Gerardo, Antonio y Ramón, los tres Héroes que aún permanecían presos en cárceles norteamericanas. Además, anunciaba el acuerdo del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos.

Segundos después de haber escuchado la noticia, un equipo de Juventud Rebelde salió a las calles para recoger las primeras impresiones. Estos reporteros tuvieron, sin temor a equivocarse, la inigualable oportunidad de tocar el corazón de un país.

Ailén Padrón. Foto: Roberto Ruiz.

Hasta la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana llegó nuestro diario. Allí encontramos a Ailén Padrón, estudiante de Periodismo de cuarto año, quien nos comentó que la noticia los tomó a todos por sorpresa. «Muchísima emoción sentimos  los estudiantes de la facultad, como imagino la sientan todos los cubanos, porque llevamos varios años pidiendo que nos devuelvan a nuestros Cinco héroes y es algo que se ha materializado. Realmente, no hay palabras para describir lo que sentimos.

«Cuando escuchamos a Raúl  empezamos a gritar, todo el mundo expresó su alegría. Fue algo increíble. Además, que exista la posibilidad de que se elimine el bloqueo, lo que hasta ahora parecía imposible, es algo que imprime nuevas fuerzas».

Su compañero de estudios, David Delgado, también mostró su entusiasmo por el regreso de los luchadores antiterroristas. «Ha sido algo excepcional. Personalmente estoy muy contento, tenía mucha fe en que esto iba a pasar en algún momento. ¡Todavía no me lo creo!

«Hemos esperado muchos años por esto —dijo Mario González, estudiante de tercer año de Comunicación Social—, desde que se inició la batalla por el regreso de los Cinco Héroes. Me siento inmensamente feliz por su retorno, eso demuestra que todo lo que hemos hecho no ha sido en vano, ha servido para triunfar.

«Por otra parte, el anuncio de un acuerdo para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas es una gran noticia. Ya estábamos inmersos en la reestructuración económica del país y esto ayudará muchísimo. Sabemos que el bloqueo es terrible, pero hay que tener cautela porque las cosas no son tan lineales, todavía falta mucho por lograr. Hay que andar con tacto, y se ha demostrado que tenemos líderes capaces de hacerlo, de pensar en eso. Pero sin dudas, esto marca un antes y un después».

Laura Carrasco, quien cursa la carrera de Ciencias de la Información, aseguró que ella y sus compañeros quedaron conmocionados al escuchar las palabras del General de Ejército Raúl Castro. «Sin dudas, es un notable avance para Cuba. Nos alegramos mucho por nuestros tres héroes, porque son parte de nuestra Revolución y de la gran familia cubana».

Júbilo desbordado

La noticia estremeció y en todo el mundo se sucedieron las manifestaciones de apoyo y júbilo. Cuba entera llevaba años esperando el momento, como se espera lo justo entre tanta injusticia y abuso, como se aguarda con esperanza por ese sueño que, tarde o temprano, se hará realidad. No pesa el tiempo, ni el sudor empleado. Vale solo saberlos aquí, entre su pueblo. Los Cinco Héroes ya están en la Patria, todos, gracias a millones de esfuerzos. La repercusión ha sido increíble y los universitarios cubanos se hicieron sentir desde el primer momento.

Entre las muchas iniciativas destacó el hacer de los estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, provocadores, otra vez, de tormentas de ideas, de un insomne hormigueo que mueve y alienta, que asegura el futuro y la tradición de lucha. De ahí que al momento de los pronunciamientos de Raúl anunciando el regreso de nuestros tres héroes y el acuerdo para la normalización de las relaciones entre ambos Gobiernos, los futuros abogados alzaran la voz y dejaran sus letras en una pancarta gigante colocada en la Plaza Cadenas de la histórica casa de altos estudios.

«En cuanto se conoció la noticia todos nos movilizamos y encendimos el televisor para presenciar unidos el comunicado de Raúl. Al momento dispusimos de esta pancarta gigante en la que muchos pusimos mensajes de amor y bienvenida para nuestros tres compatriotas, Gerardo, Ramón y Antonio.

«A todos nos alegró mucho saber, además, que se empezaron a dar importantes pasos para la normalización de las relaciones  entre nuestro Gobierno y el de los Estados Unidos», opinó David Gil Marrero, vicepresidente de la FEU de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana.

Por su parte, Andrés David Misa, jefe de Docencia e Investigación de la organización estudiantil en la propia facultad, expresó que «esta iniciativa de colocar la pancarta gigante en la Plaza Cadenas y plasmar mensajes para nuestros cinco hermanos surgió espontáneamente, entre el fervor de la noticia, con todos nuestros estudiantes movilizados y participativos. Es una manera de manifestar y hacer extensiva nuestra felicidad. Constituye una alegría para todo buen cubano que los Cinco Héroes estén en la Patria y que se haya cumplido lo que prometió nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro, cuando aseguró que volverían.

«Para nosotros es un logro que el presidente Obama reconociera en público que la política desestabilizadora e injerencista de los Estados Unidos fuese un error, que durante todos estos años no han podido doblegar a nuestro pueblo», concluyó Misa.

Voces de esperanza

En la Escuela Primaria Ejército Rebelde se vivía una jornada como otra cualquiera. Pero la rutina lectiva se vio interrumpida por el acontecimiento que estremeció este miércoles a nuestro país. Todos los estudiantes, de primero a sexto grado, estuvieron atentos a las palabras del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Según señaló a nuestro diario la directora y algunos maestros de ese centro, los niños recibieron la noticia con lágrimas. Ellos no estaban nacidos cuando se produjo el encarcelamiento de nuestros Héroes, pero el afecto sincero pudo más que esa discordancia en el tiempo.

Eulalia Valdés Serrano, maestra de sexto grado, expresó a JR que «hemos logrado algo que todos esperábamos y no tengo palabras para describir esta gran sorpresa. Después que terminaron las palabras de Raúl debatimos sobre las implicaciones que pueden tener decisiones como la de normalizar las relaciones diplomáticas. Aunque han sido muchos años de intensa lucha por la eliminación del bloqueo y por el regreso de nuestros Héroes, el esfuerzo y sacrificio tuvo su recompensa.

«Antes reflexionábamos acerca del accionar del presidente Obama y pensamos que no había hecho lo necesario para, al menos, suavizar el bloqueo o eliminarlo. Ahora entendemos que todo tiene que ser poco a poco; y de momento, estamos muy satisfechos porque ha sido un enorme paso de avance, y ha costado muchas décadas para conseguirlo».

Mariana Merino es una de las alumnas de la profesora Eulalia. Ella primeramente reparó en lo beneficioso de la noticia, porque «ya estaban nuestros Cinco Héroes en su tierra. Después me percaté de que todo se trata de un enorme cambio».

Lía Soberón. Foto: Roberto Ruiz.

Su compañerita Masiel Seoane refirió estar muy impresionada. «Nunca pensé que este momento se iba a dar tan súbitamente, debido a los problemas en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, los cuales hemos visto a través de la Mesa Redonda y otros programas. Estoy muy feliz». En la misma aula, Lía Soberón comprendió que «en un futuro, tal vez el bloqueo desaparezca. Ambos países podrían tener relaciones normales, sin los problemas que hasta ahora existen en muchas cuestiones. A mí me da mucha alegría, y pienso que a todos mis compañeros del aula también, aunque hayan más cosas que resolver».

Cuba es la alegría

Recorriendo las calles de La Habana vimos alegría, paz, libertad, esperanza… Esas fueron algunas de tantas imágenes que se repetían en cada rostro que encontramos a nuestro paso.

Los mensajes de afecto y agradecimiento llegaron de todas partes. Foto: Roberto Ruiz.

Con las emociones a flor de piel, Yosbel Zúñiga Díaz, trabajador del mercado agropecuario arrendado de la CCS Manolito Domínguez, en el municipio capitalino de Diez de Octubre, escuchó la alocución del presidente cubano Raúl Castro.

«Estoy muy contento con el regreso de Gerardo, Tony y Ramón. ¡Ya están aquí! Es una buena noticia para el país y para el mundo entero. Este es el principio de una buena relación con el Gobierno de Estados Unidos», dijo a nuestro diario Yosbel.

Ileana Domínguez, especialista en Belleza de la peluquería Atardecer, buscó la manera de escuchar en la radio el pronunciamiento de nuestro General de Ejército, para «saberlo todo de primera mano».

Especialmente feliz por el regreso a Cuba de los héroes cubanos, Ileana se congratuló por la grata noticia de que «ya todos están aquí, ahora pueden estar con su familia y es tremenda alegría», señaló.

Para esta peluquera, con una amplia experiencia en su profesión, existe un nuevo comienzo en las relaciones entre la Isla antillana y la nación norteña. «Es muy bueno que cesen los problemas entre los dos países».

Mientras, los trabajadores de la Empresa de Calzado Campbell también compartían sus impresiones. Alexis Salcedo, técnico en seguridad y protección de ese centro laboral se unió al sentimiento de regocijo y destacó la importancia de esa noticia que tanto ha alegrado a los cubanos. En tanto, María Maso, quien atiende la defensa en la empresa, se sumó a la felicidad de las madres, hijos y familiares en general de los luchadores antiterroristas que finalmente regresaron a la Patria.

Alexis Salcedo. Foto: Roberto Ruiz

Cuba se desbordó. En cada esquina, parque, casa y centro laboral o escolar no se hablaba de otra cosa. Pedro Fernández se desempeña como enfermero en el policlínico Plaza de la Revolución, él se encontraba cumpliendo su guardia cuando se dio a conocer la noticia. No lo pudo ver en vivo, pero no estuvo ajeno a los acontecimientos. «Ellos son tres hombres que lucharon, se enfrentaron y lo dieron todo. Era hora de que los liberaran, porque estaban presos en Estados Unidos por defender una causa justa. Me alegro sinceramente, felicito a sus familias y a nuestro pueblo que siempre marchó junto a ellos.

Pedro Fernández. Foto: Roberto Ruiz.

«En cuanto a las relaciones con Estados Unidos, significa una nueva etapa. Nosotros hemos sido los más perjudicados. El pueblo cubano de aquí y allá ha sufrido y sufre el riguroso bloqueo impuesto por ese Gobierno. Este es el momento de que se establezca una comunicación entre los dos países en busca de un futuro mejor para todos».

El 23 de junio de 2001, el líder histórico de la Revolución vaticinó una realidad que hoy vivimos. Fidel Castro dijo: ¡Volverán!... ¡Y volvieron! Hoy, la expectativa crece y la esperanza se adueña de cada espacio. Sabemos que todavía quedan muchas cosas por resolver, pero, por el momento, los cubanos vivimos una jornada intensa llena de confianza en el futuro. Este miércoles amaneció como siempre, pero sin dudas, fue un día histórico.

Declaración de la Unión de Jóvenes Comunistas y las organizaciones estudiantiles

Luego de 16 años de infatigable batalla, han vuelto a casa Gerardo, Ramón y Antonio, Cuba entera festeja, y junto a nuestro aguerrido pueblo, la juventud siente la inmensa alegría y el orgullo de tener de regreso a estos queridos hermanos que tan valioso ejemplo han dado al mundo.

La fe inquebrantable en la victoria que siempre nos transmitió Fidel es hoy una realidad palpable, sentimos la satisfacción que emana de estos instantes, especiales además por los importantes anuncios hechos por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, compañero Raúl, que demuestran la madurez política de la Revolución y que cuentan con el total apoyo de las nuevas generaciones, capaces de comprender los desafíos y retos
de este momento histórico.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.