Raúl Castro: VII Congreso del Partido será en abril de 2016

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba anuncia en la Asamblea Nacional que, como es costumbre, el próximo congreso de la organización será antecedido por un amplio debate del pueblo y los militantes

Autor:

Juventud Rebelde

El VII Congreso del Partido Comunista de Cuba se realizará en abril de 2016, exactamente a cinco años del histórico VI Congreso, según anunció Raúl, Primer Secretario del Comité Central de la organización.

Las actividades preparatorias se iniciarán el año que llega, e incluirá un amplio debate de la militancia comunista y de la población sobre el desarrollo de los Lineamientos económicos y sociales acordadazos en el VI Congreso, los cuales han conducido el proceso de actualización del modelo económico.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros enfatizó en que se seguirán cumpliendo los acuerdos del «VI Congreso con responsabilidad y firmeza, y a la velocidad que soberanamente decidamos aquí, sin poner en riesgo la unidad de los cubanos, sin dejar a ninguno abandonado a su suerte, sin aplicar terapias de choque, y sin renunciar a la justicia social».

Tiempo de la empresa

Raúl analizó también el proceso de descentralización de facultades desde los ministerios hacia el sistema empresarial que actualmente se implanta, un proceso, alertó, que «no es algo que pueda hacerse de la noche a la mañana».

«Si queremos tener éxito, se requiere un tiempo prudencial para preparar y capacitar», como se está haciendo con los cuadros a todos los niveles, sentenció.

También insistió en elaborar e instrumentar el marco jurídico y los procedimientos que permitan controlar que las decisiones se apliquen adecuadamente, se rectifiquen los errores, y así evitar retrocesos.

Explicó que el perfeccionamiento de la empresa estatal socialista ha incluido la ampliación del objeto social, y la delimitación del encargo estatal, así como el otorgamiento de facultades para la comercialización de los excedentes productivos, y la eliminación de límites administrativos para el pago de salarios vinculado a los resultados.

Raúl insistió en que las transformaciones serán graduales, sin apresuramientos, con orden, disciplina y exigencia.

Sobre «la justa aspiración a mayores salarios», dijo que es un tema muy sensible, en el «cual no está permitido equivocarnos, ni conducirnos por los deseos y la improvisación.

«Alegra que aumenten gradualmente el salario de los trabajadores que laboran en actividades con resultados más eficientes y que reportan beneficios de particular impacto económico y social, sin embargo, debe quedar claro que no se puede distribuir riqueza que no hemos sido capaces de crear», sentenció el Presidente de la República.

Hacerlo —agregó— traería serias consecuencias para la economía nacional y el ciudadano: soltar dinero a la calle sin respaldo productivo, generaría inflación, fenómeno que, entre otros muchos efectos nocivos, reduciría la capacidad adquisitiva de salarios y pensiones, golpeando, en particular, a los más humildes.

Salario justo

Abundando sobre el tema salarial, informó que durante el primer año de aplicación de esta política, en no pocas empresas se han pagado mayores salarios, pero sin el correspondiente respaldo productivo.

«Esto hay que considerarlo —dijo— como una indisciplina grave, muy grave, y debe enfrentarse resueltamente por dirigentes administrativos y por las organizaciones sindicales».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.