Ensayos clínicos elevan calidad de vida a neonatos espirituanos

Servicio de Neonatología de la provincia de Sancti Spíritus aplica con éxito el surfacén y la eritropoyetina humana recombinante como parte de ensayos clínicos a nivel de país

Autor:

Lisandra Gómez Guerra

SANCTI SPÍRITUS.— La aplicación con éxito del surfacén y la eritropoyetina humana recombinante, como parte de ensayos clínicos a nivel de país, ha sido uno de los logros a favor de la calidad de vida de los infantes atendidos en el Servicio de Neonatología de esta provincia, unidad destacada durante varios años consecutivos en Cuba.

Así lo aseguró el doctor Manuel López Fuente, especialista en Neonatología en la citada institución hospitalaria, donde se atiende a niños pretérminos y de bajo peso, quienes por esas particularidades precisan del uso de esos productos.

El surfacén, medicamento que se elaboró en un proyecto a nivel nacional —señala el galeno— se aplica en niños prematuros que presentan la llamada enfermedad de la membrana hialina con el objetivo de lograr su maduración pulmonar. Hasta el momento su uso ha demostrado que eleva la calidad de vida de los pacientes y reduce el tiempo de la enfermedad y, por tanto, la estadía de ingreso.

Ese producto, obtenido a partir de pulmones de cerdos, es uno de los emblemáticos de la ciencia en Mayabeque, resultado de investigaciones realizadas por un equipo de científicos del Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria (Censa).

Otra de las razones de los favorables resultados en el Servicio Provincial de Neonatología en Sancti Spíritus es la aplicación de la eritropoyetina humana recombinante, fármaco de gran eficacia para el tratamiento de anemia del recién nacido prematuro.

Según explica López Fuente, el medicamento se aplica hasta el día en que se da de alta al paciente, a pesar de su elevado costo en el exterior, y durante el período de ensayo clínico se seleccionaron varios egresados para continuar con el tratamiento hasta que alcancen las 40 semanas de edad.

A partir de esa estrategia, las estadísticas de la unidad hospitalaria demuestran que los enfermos mejoran en un corto período de tiempo y se evitan complicaciones a mediano y largo plazos.

Los resultados del Servicio Provincial de Neonatología han contribuido notoriamente a que Sancti Spíritus registre durante varios años consecutivos una de las tasas de mortalidad infantil más baja del país.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.