Otra vez en campaña

A partir de ahora habrá un buzón habilitado en todas las oficinas de la ONAT para depositar las Declaraciones Juradas y estas podrán enviarse por la vía de correo certificado, con el fin de evitar largas filas

Autor:

Susana Gómes Bugallo

Hace apenas 24 horas inició el proceso de declaración y pago de tributos correspondientes al año 2014, que comprende los impuestos sobre ingresos personales, utilidades, transporte terrestre, propiedad o posesión de embarcaciones y los ingresos no tributarios.

Esta campaña promete ser superior de acuerdo con las facilidades establecidas para el proceso, dio a conocer en conferencia de prensa Yolanda Álvarez, jefa de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT), quien anunció que a partir de ahora habrá un buzón habilitado en todas las oficinas de la ONAT para depositar las Declaraciones Juradas (DJ) y que estas podrán enviarse por la vía de correo certificado, con el fin de evitar largas filas.

Álvarez indicó que se mantienen los beneficios fiscales que establecen el descuento del cinco por ciento a aquellos contribuyentes que presenten su Declaración en forma antes del 28 de febrero. Los que deseen solicitar bonificaciones establecidas o aplazamientos de pago deberán presentar su DJ en las oficinas, así como las pruebas que justifiquen la petición de aplazamiento.

Se especifica que los sujetos del proceso de declaración de ingresos personales —que se extenderá hasta el 30 de abril— serán los trabajadores por cuenta propia que ejercen su actividad dentro del Régimen General de Tributación, artistas, creadores y personal de apoyo del sector de la cultura, comunicadores y diseñadores de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales, personal que labora en sucursales extranjeras, propietario de transporte terrestre y embarcaciones, además de las empresas y sociedades mercantiles obligadas al pago de Impuesto sobre Utilidades y Rendimiento de la Inversión Estatal.

Los artistas declararán por vez primera bajo la Ley No. 113 «Del sistema tributario». Por esa razón, quienes presenten una carga financiera superior a la erogada en 2012, podrán acogerse a una bonificación fiscal de hasta el 30 por ciento —además del cinco por ciento por pronto pago— siempre que presenten los documentos que prueban cuánto han retenido las empresas o lo que han pagado por otros tributos a los que estén sujetos.

De las 220 000 declaraciones que deben presentarse este año, 178 000 pertenecen al sector cuentapropista. Para el 2015, como en el año anterior, en este sector las DJ serán fiscalizadas en su totalidad antes de que finalice la campaña, con el propósito de evitar multas por subdeclaraciones o errores en la declaración de ingresos.

Álvarez insistió en que esta será la última ocasión en la que se fiscalizarán todas las DJ, pues este esfuerzo se ha realizado como parte de un acompañamiento para evitar sanciones o multas por desconocimiento, y para contribuir a la adquisición de cultura tributaria. Los cuentapropistas recibirán un telegrama cuando su DJ haya sido fiscalizada, sea subdeclarante o no.

Las declaraciones juradas de los artistas, creadores, comunicadores sociales, diseñadores y personal que labora en sucursales extranjeras serán fiscalizadas al concluir el proceso.

Este año los contribuyentes recibirán toda la documentación fiscal por diferentes vías, sobre todo por correo postal, y todas las DJ deberán destinarse a las oficinas. En dichos establecimientos estará disponible la asesoría tributaria, de manera totalmente gratuita, para aclarar cualquier duda de los contribuyentes. Las autoridades indican que los trabajadores de estas entidades no pueden llenar las DJ, sino asesorar en su confección.

Igualmente se resaltó que aquellos que no presenten su DJ serán considerados omisos, con las consecuencias legales que esto conlleva. Continúa existiendo como garantía la posibilidad de reclamación ante la ONAT mediante los distintos recursos legales.

Además, especificaron como formalidades para la presentación de las DJ que estén escritas con tinta, sin borrones ni tachaduras, y que, en el caso de una Declaración que rectifica otra ya presentada, aparezca el número de folio de la anterior.

También se recalcó que este proceso, como los anteriores, será justo, en correspondencia con la capacidad contributiva de cada contribuyente; legal, basado en las normas generales y los procedimientos tributarios establecidos; y transparente, por la asesoría encaminada a contribuir con lo establecido legalmente.

¿Cómo fue el 2014?

Yamilet Pérez Díaz, vicejefa de la ONAT, puso al tanto de los detalles de la campaña anterior, de la que resaltó que en el caso de los ingresos personales, se aplicaron 5 300 multas a contribuyentes que no presentaron su Declaración Jurada, y que fueron rechazadas por errores formales alrededor del cinco por ciento.

Sobre los trabajadores por cuenta propia, la Vicejefa comunicó que el pasado año fue superior su proceso de declaración, pues se recibió el 94 por ciento de las DJ. En ello influye que este sector sea fiscalizado en su totalidad. Resalta también el hecho de que mientras que en el 2013 el promedio de ingresos brutos declarados por cada contribuyente fue de 11 000 pesos, para el 2014 la cifra ascendió a 17 000.

Alrededor del 60 por ciento de los contribuyentes en el sector cuentapropista resultó subdeclarante, mas, luego de que se les solicitó la rectificación, el 51 por ciento lo hizo, una muestra de la efectividad de la ONAT en la prevención de multas. Como resultado de las más de 16 000 acciones de fiscalización realizadas, se recaudó un total de 110 millones de pesos de las deudas determinadas.

Para el impuesto sobre el transporte terrestre, solo el 57 por ciento de las personas naturales efectuó su pago. A la vez, el 62 por ciento de estos fueron los únicos que se acogieron a la bonificación por pronto pago, una cifra que alerta para el caso de las personas jurídicas, pues solo el 65 por ciento de quienes pagaron aprovecharon el beneficio fiscal, en un sector en el que hay empresas con elevada cantidad de vehículos que deben pagar su chapa y se pueden ahorrar miles de pesos al efectuar esta gestión en tiempo.

Miradas a esta campaña

Se espera que cada campaña sea superior a la anterior en la medida en que las personas ganen conocimientos tributarios. En el 2014, los ingresos brutos aumentaron a alrededor de 2 500 millones de pesos, mientras que en 2013 se llegó a 1 174 millones y fueron fiscalizadas solo el 18 por ciento de las declaraciones.

Yolanda Álvarez insistió en que las personas deben declarar bien, pues cada día la ONAT está más cerca de conocer los ingresos reales de los contribuyentes, y además se prioriza la revisión en aquellos casos en los que los ingresos son elevados.

Reynaldo Alemán Mondeja, vicejefe de la ONAT, ahondó en que existen mecanismos para realizar el proceso de fiscalización, como los indicadores de comportamiento y los estudios concretos efectuados. Además, resaltó que los fiscalizadores son parte de la sociedad y saben cómo funcionan los mecanismos y los precios de cada producto.

También está la lógica esencial de que nadie gasta más de lo que ingresa. Y ello permite descubrir muchos contribuyentes que simulan gastos elevados que no son creíbles, pues se trataría de un negocio no rentable. La mayor certeza de que la fiscalización tiene resultados efectivos es que la mayoría de los contribuyentes rectifica su declaración, una vez que son alertados.

En la pasada sesión ordinaria de la Asamblea Nacional, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General del Ejército Raúl Castro Ruz, en su balance sobre la economía cubana, se refirió a que en esta materia no solo debe sancionarse a quienes incumplen, pues la impunidad equivaldría a alentar a la transgresión de las normas legales vigentes.

«También es necesario fomentar en las instituciones, empresas, cooperativas y trabajadores por cuenta propia una cultura de civismo fiscal y que se comprenda que los tributos constituyen la fórmula principal para redistribuir la renta nacional en interés de todos los cuidadanos», expresó Raúl.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.