Inauguran primera etapa del cable soterrado en Varadero

La obra, iniciada en noviembre de 2012, es una inversión con un costo de 54 millones de pesos que no se había hecho nunca en Cuba, por su longitud y la complejidad del lugar

Autor:

Hugo García

VARADERO, Matanzas.— Los primeros 13 kilómetros de la línea del cable soterrado de 110 kv y una subestación eléctrica quedaron inaugurados aquí con la presencia del Comandante de la Revolución, Ramiro Valdés Menéndez, miembro del Buró Político y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Ramiro tuvo a su cargo el corte de la cinta en la subestación Palmeras, junto a Teresa Rojas Monzón, primera secretaria del Partido en la provincia, y Tania León Silveira, presidenta del Gobierno en Matanzas.

La obra se inició en noviembre de 2012 y es una inversión con un costo de 54 millones de pesos que no se había hecho nunca en Cuba, por su longitud y la complejidad del lugar. Se construyó por debajo de la vía, explicó el ingeniero Jorge Alejandro Rodríguez Azpeitía, director de la UEB Atención al turismo.

«Se cumplieron todos los cronogramas y ya la subestación entró en servicio. Va a ser completada con dos subestaciones más, una en Punta de Hicacos y otra en el centro histórico», añadió Jorge Alejandro, quien precisó que todas estas inversiones están ligadas al crecimiento turístico de la península.

Con la nueva subestación de 110 a 13,8 kv se elimina un paso de transformación, se reducen las pérdidas y se brinda más confiabilidad al sistema en el servicio que se presta al área del centro de la península.

La obra finalizará en 2017, según el estudio de factibilidad. Ya se comenzó el movimiento de tierra de la segunda subestación, y la otra se iniciará en los próximos meses. Aunque faltan siete kilómetros de cable soterrado, que completarán los 20, ya se ejecuta el primer kilómetro de la segunda etapa.

El Grupo empresarial de la construcción de obras para el turismo en Varadero y la Empresa Constructora de Obras de Ingeniería No. 28 tuvieron a su cargo la obra civil, mientras que el montaje técnico lo realizó la UEB de Varadero, con la asistencia técnica de tres suministradores extranjeros y la empresa de proyecto de la Unión Eléctrica, que supervisó el proyecto.

Según Jorge Alejandro, tuvieron que enfrentar muchas dificultades como el nivel del agua, que estaba debajo de la carretera a solo 50 centímetros. Ese fue uno de los mayores retos porque las zanjas se derrumban, hay que echar hormigón, alinear, empalmar tubos y cables.

Además de las ventajas técnicas, el cable soterrado contribuye a la imagen del balneario, con la eliminación paulatina de líneas aéreas. Igualmente, durante el 2013 y 2014 se dedicaron esfuerzos a remodelar el alumbrado público de la autopista sur.

Varadero, que recibió por séptimo año consecutivo un millón de visitantes, cuenta con alrededor de 20 000 habitaciones en 50 instalaciones hoteleras.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.