¿Los domingos no están contados?

Debate y polémica constructivos sostienen los jóvenes de nuestro archipiélago, como parte de las asambleas municipales X Congreso de la UJC

Autor:

Hugo García

LIMONAR, Matanzas.— «Los domingos son muy aburridos, sin ninguna actividad cultural o de otro tipo por el día». La inquietud la planteó Mayvis Pereira, militante de la escuela primaria Antonio Maceo, durante la asamblea municipal de balance de la UJC en el municipio de Limonar, aunque esa tendencia a la abulia se expande a otros muchos espacios de la geografía del país.

La joven señaló que en la localidad existen muchas preocupaciones con ese tema, pues no hay variedad de ofertas, aunque al propio tiempo, debe orientarse el gusto.

Mayvis señaló que los adolescentes en ocasiones van al centro nocturno El caney, sin embargo, pocos han ido al cine a ver la proyección de la película Contigo, pan y cebolla, de estreno por estos días, expresión de cuánto falta también para despertar una gama amplia de apetencias culturales que hagan más rica y placentera la vida de los más noveles.

Precisamente este balance se convirtió en aldabonazo a todas las organizaciones, que en vínculo con las instituciones culturales y otras instancias a nivel local,  deben lograr incentivar los espacios para una recreación sana, acorde con estos tiempos.

Rebeca Morales, miembro del Buró Provincial del Partido, para apoyar la percepción de Mayvis agregó que la escuela debe lograr mayor protagonismo como el centro cultural principal de la comunidad.

En el encuentro se abordó lo importante de elevar el hábito de la lectura, el disfrute de acampadas, así como contribuir a que los jóvenes debatan y polemicen sobre temas de interés.

También los delegados a la asamblea de balance se pronunciaron porque la UJC, las organizaciones estudiantiles, y el resto de las instituciones y líderes locales velen porque se aproveche la labor de los instructores de arte, del Inder y otros sectores, que pueden contribuir a salir de la rutina y a pensar de manera diferente cómo hacer más agradable la vida en estos entornos.

Leira Sánchez Valdivia, miembro del Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, exhortó a que la juventud no sea una vanguardia formal, sino constructora de una nueva realidad, cubriendo los espacios en los actuales escenarios frente a los muchos desafíos que enfrenta el país.

La dirigenta juvenil insistió en que se debe combatir con fuerza las chapucerías,  y enfrentar las indisciplinas sociales con mentalidad proactiva y transformadora.

También fueron abordados otros temas como la necesidad de intercambiar más con los jóvenes cuentapropistas, ser más rigurosos con el crecimiento de la organización y continuar aprovechando los espacios Conexión Necesaria, estimulados por la Juventud Comunista para el diálogo y el disfrute de los jóvenes.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.