¿Cómo entender a la «novia» de carácter recio?

Si bien hubo espacio para el lenguaje figurado, la juventud del municipio mayabequense de Jaruco, en su asamblea X Congreso de la UJC, habló sobre todo en tono directo, sin ambigüedades ni disfraces expresivos

Autor:

Yunet López Ricardo

JARUCO, Mayabeque.— Primero uno se fija en ella, la nota apuesta y llamativa. Uno se acerca, le habla, le da el primer beso y comienza la relación. Pero con el tiempo nos damos cuenta de que es dura de carácter, que no resulta del todo atractiva como pensábamos y que alrededor de ella hay otras «opciones» que nos pueden hacer sentir mejor.

De esta sugerente forma, creando un simbólico paralelismo con la novia que les atrae y que con el tiempo deja de dominarles el pecho, explicó el obrero industrial Dermis Viera el hecho de que los jóvenes abandonan las labores en el campo para dedicarse a otras profesiones menos duras y mejor remuneradas.

«Es importante, sostuvo Viera, enamorar a los muchachos, crear círculos de interés que fomenten el amor a la tierra, al fruto, para que un joven campesino no renuncie al sector agrícola porque tuvo la oportunidad de ir a trabajar como maletero a un hotel, por ejemplo.

«El trabajo en el campo es duro, ocasiona callos no solo en las manos; pero la agricultura es esencial. No habrá desarrollo integral en Cuba si no se despliega la economía primaria, y Jaruco posee suelos fértiles con los que puede aportar mucho a este propósito. De los vendedores de viandas u hortalizas, ¿quién de ellos las cosecha? Son intermediarios que muchas veces ganan más que el agricultor.

«Si se habla de beneficio monetario, es lógico que el joven busque otras opciones lejos del surco. Para que esto no suceda, al campesino hay que retribuirle su esfuerzo. Esa es una de las vías para que no abandone a esa novia de carácter recio que es la tierra», señaló.

Si bien hubo espacio para el lenguaje figurado y la alegoría, la juventud del municipio mayabequense de Jaruco, habló fundamentalmente en tono directo, sin ambigüedades ni disfraces expresivos, en torno a sus inquietudes e intereses en diversos ámbitos, desde la creación de espacios para el esparcimiento y el crecimiento de la organización hasta vías más satisfactorias para desarrollar la agricultura en el territorio, durante la asamblea municipal X Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas.

Sobre las escasas opciones de empleo en el municipio habló el economista Yordanis Llano, quien criticó la incorrecta planificación de las plazas. «La oferta muchas veces no se ajusta a la demanda, los técnicos medios se instruyen y cuando se gradúan no hay lugar donde ubicarlos. Si lo que necesitamos son agrónomos, eso es lo que debemos preparar, no contadores o carpinteros», opinó.

Yunier Rodríguez, periodista de la radio municipal, reflexionó acerca de la recreación. «Los locales no cuentan con las condiciones apropiadas y la discoteca está cerrada por razones constructivas. Es necesario establecer un lugar fijo para el esparcimiento, aprovechar el talento local y reflejar nuestras preferencias en el plan recreativo, al que debe dársele la correcta divulgación».

Pero la recreación tiene múltiples aristas. Conocer nuestras raíces, lo que fuimos, también puede constituir una forma amena de entretenimiento. Yasiel Cao Gil, profesor de Secundaria Básica, se refirió a la importancia de profundizar en los conocimientos históricos con los estudiantes, ya que estos construyen y fomentan valores en la sociedad. Ante la pregunta de qué puede hacer el comité de base para contribuir a ello, respondió: «Talleres sobre significativos sucesos, matutinos especiales, lecciones más creativas en el aula para motivar y despertar el interés en los alumnos por la historia de su Patria».

Nexy Véliz Naranjo, miembro del Buró Nacional de la UJC, refirió la necesidad de incrementar la militancia en el territorio e implementar otras maneras para actuar con el universo juvenil. «Los núcleos mixtos no llegaron para quedarse, son una alternativa, y debemos incorporar a los jóvenes a la organización para crear nuevos comités de base», subrayó.

Coincidentemente, Giselle González, médica de familia, acotó que la generación actual está marcada por los rezagos de la crisis económica del período especial, y para integrarla de una mejor manera a la militancia, es necesario el intercambio de los dirigentes de la UJC con el universo juvenil.

Abogó por la creación de espacios de diálogo en los que se recuerden las fortalezas de la Revolución, se compare a la Isla con otros países y se indague en su historia y los sacrificios realizados por jóvenes como los actuales, que hace más de cinco décadas lucharon para lograr la Cuba que tenemos hoy.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.