En el doble filo de la cuerda floja

¿Estamos haciendo lo qué nos toca en cada comité de base para enfrentar la subversión ideológica de la que somos blanco los jóvenes cubanos?, se cuestionó en la Asamblea X Congreso de la UJC en Nuevitas

Autor:

Yahily Hernández Porto

Nuevitas, Camagüey.— «Lo vivido por los jóvenes del Proyecto Hieroscopia, —movimiento audiovisual único de su tipo en el país, que agrupa a un centenar de creadores—, deja el sabor amargo de la desconfianza», narró Saraí Díaz Martín, en la asamblea de balance X Congreso de la UJC.

Las palabras de la joven, organizadora de este proyecto cultural—comunitario, le atribuyeron al debate reflexión en sus 99 delegados e invitados.

«Fue una maniobra muy sutil la de los "Viajeros". Todos creíamos —recordó— que estábamos preparados para enfrentar la subversión ideológica. Nadie sospechó jamás que estábamos siendo usados por los "amigos" costarricenses de la USAID, —Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos—, Fernando Murillo y Pablo Acuña.

«El enemigo, —continuó la muchacha de solo 22 años de edad, sin escrúpulos, nos quiso manipular a través de métodos como “donar” tecnología de punta y ofrecer una imagen “desinteresada”, con lo mejor que saben brindar los cubanos: solidaridad y hermandad, para identificar posibles líderes que ejercerían contra nuestra Revolución.

«Tanto el grupo, —reveló la creadora audiovisual—, como nuestras familias; algunas incluso les abrieron las puertas de sus casas. Nos sentimos frustrados e impotentes al conocer sobre los verdaderos fines de la organización que estos “amigos” representaban: FundaOGI —Fundación Operación Gaya Internacional—, y aunque previamente nos asegurarnos en Internet de cuán legítima podría ser esta, todo era una falsa bien montada.

«Desde entonces —aseguró— nos dimos cuenta de que estábamos en el doble filo de una cuerda floja, que no podíamos pecar de la ingenuos».

La última expresión de Saraí penetró entre quienes la escuchaban atentos. El relato de esta nuevitera imprimió a la cita un análisis ideológico profundo.

Algunas inquietudes afloraron como resortes. «¿Estamos haciendo lo qué nos toca en cada comité de base, para enfrentar con argumentos sólidos la subversión ideológica de la que somos objetos los jóvenes cubanos?», se preguntó Jorge Luís Moreira Massagué, de la emisora local.

Susely Morfa González, segunda secretaria del Comité Nacional de la UJC, expresó que  la subversión revela el verdadero objetivo del Imperio. «No es un secreto que el enemigo apuesta por los jóvenes cubanos. Y la mejor manera de hacerle el juego es que los jóvenes dejen de hacer lo que nos toca, con ejemplo y exigencia en la base».

Jorge Luis Tapia Fonseca, miembro del Comité Central del Partido y primer secretario del Partido en la provincia, en consulta directa con los participantes, advirtió: «la actual batalla ideológica que desarrolla el enemigo contra Cuba necesita de jóvenes que se cuestionen todos los días qué más falta por hacer y trasformar

«El joven militante comunista —indicó— tiene el deber de preguntarse a quién más debe exigirle, para que el centro de trabajo, estudio o comunidad funcionen como lo espera el país».

El encuentro, precedido por el espacio Diálogo abierto, donde las instituciones ofrecieron respuestas a las preocupaciones de los jóvenes emergidas en la base, despejó el camino para establecer en lo adelante un sistema de trabajo en la UJC, que permita comprobar y confrontar cada preocupación juvenil con sus responsables antes del próximo 4 de Abril.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.