¡Juntos y revueltos!

Los militantes del sector no estatal pueden influir mucho más en integrar a la sociedad a los jóvenes desvinculados del estudio y el trabajo, compartieron los artemiseños en su Asamblea Municipal X Congreso de la UJC

Autor:

Adianez Fernández Izquierdo

ARTEMISA.— No hay por qué relegar ni excluir a nadie, seas o no militante, seas trabajador estatal o por cuenta propia, estudies o estes desvinculado. Vale más atraer que fraccionar. Y eso toca hacerse sin prejuicios ni diferencias ni reservas, sin atrincheramientos ni fórmulas únicas, sostuvieron como esencia, con la fuerza colectiva del debate, los artemiseños en su Asamblea Municipal X Congreso de la UJC.

Los militantes del sector no estatal pueden influir en aquellos desvinculados del estudio y el trabajo.

«Podemos acercarnos más a ellos. Les ponemos una mano en el hombro y les hablamos de esta nueva alternativa de empleo. Además, discutimos sobre política tributaria y buscamos alternativas para que en nuestros negocios prime la calidad, el respeto al pueblo, y se ofrezcan opciones para las personas de menor poder adquisitivo», dijo Luis Alberto Llanes, secretario general del comité de base de los trabajadores por cuenta propia en el territorio.

Preguntándose en alta voz cómo revolucionar su entorno, los asistentes al encuentro buscaron poner al rojo vivo durante dos días las discusiones en torno a las problemáticas que atañen a los jóvenes artemiseños, entre las que tiene especial significación la baja incorporación de jóvenes campesinos y trabajadores por cuenta propia (TCP) a la UJC.

Yenisey Cruz Carreño, ahora al frente del Comité Municipal de la organización comunista, fue crítica sobre lo poco que se está creciendo en el sector productivo. «No es bueno que esto suceda en un territorio eminentemente agrícola como el nuestro».

Los delegados insistieron en el fortalecimiento del trabajo político-ideológico y exigieron que todas las instituciones encargadas de la orientación vocacional y la formación profesional desempeñen su papel con seriedad.

Jóvenes como Yevanis Malerbe expusieron cómo, cuando se confía en ellos, son capaces de asumir mayores responsabilidades con entrega y seriedad, al igual que lo están haciendo los muchachos de su entidad, a cargo de la misión de desmantelar el cine Juárez, de Artemisa.

No menos preocupada por la necesidad de interactuar y relacionarnos sin que importen los orígenes de cada cual, Yailín Chacón Guzmán, periodista de El Artemiseño, habló de la importancia de que los jóvenes, de acuerdo con sus posibilidades, intercambien más en las redes sociales y generen contenidos sobre la realidad del país con su propio lenguaje, los cuales expresen lealtad al proyecto de país que se quiere.

Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria de la UJC,  recordó que para funcionar correctamente lo primero es contar con jóvenes comprometidos, por lo cual la organización debe crecer con calidad para mantenerse viva. Insistió en llegar a las formas productivas, pues solo unas pocas cuentan con comité de base.

Por igual cuerda, Abelardo Álvarez Gil, miembro del Comité Central del Partido, convocó a los presentes a continuar respetando las normas y reglamentos de la Juventud, pero desterrando la formalidad y los esquematismos. Recalcó lo estratégico de que crezca la militancia, especialmente en sectores clave para la economía del país.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.