Cuba por la sostenibilidad de sus bosques

En 2015 el país se propone llegar al 29,3 por ciento de cobertura forestal

Autor:

Yahily Hernández Porto

Camagüey. — «La cobertura forestal en la nación es de un 28,95 por ciento y en este año se propone alcanzar un 29,3 por ciento, compromiso de Cuba ejercido en la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro, en Brasil», informó a JR Juan José Blanco Romero, director forestal del Grupo Empresarial de Agricultura de Montaña durante el acto por el inicio del período crítico de la ocurrencia de incendios forestales, rurales y agropecuarios, desarrollado en la Meseta de San Felipe, de esta ciudad.

Juan José Blanco dijo que en la campaña contra incendios forestales, rurales y agropecuarios —iniciada en este mes de febrero—, «desde diciembre del 2014 se ha implementado en toda la Isla los programas de acción integral contra desastres que durante el período de sequía son más propensos».

Acentuó que el reto fundamental del sector forestal cubano es preservar sus áreas boscosas. «Los árboles que se planten deben preservarse para que puedan convertirse en adultos; en bosques. O sea, lograr el desarrollo sostenible de los macizos cubanos».

«En Cuba —declaró— se planta el doble de lo que se tala. Sin embrago el desafío está en proteger y lograr que los nuevos árboles de plantación lleguen a conformar bosques sin ser destruidos o dañados en ese largo camino».

Subrayó que todo lo que se haga para reducir las vulnerabilidades que originan incendios, «es importante, porque permitirá la sustentabilidad de la cobertura forestal en la nación».

Aseveró que la política forestal cubana tiene como objetivos incrementar la contribución de los árboles y los bosques a la economía nacional y al bienestar de las generaciones presentes y futuras, y establecer medidas para la mitigación y adaptación al cambio climático.

La Meseta de San Felipe —tercera reserva de coníferos del país, con unas 30 000 hectáreas de patrimonio forestal—, ha desarrollado un conjunto de acciones previas a la llegada del período de alta peligrosidad, que se extiende desde este mes de febrero hasta mayo.

El teniente coronel Félix Villegas, jefe del Órgano de la Defensa Civil en el territorio, comunicó que entre las medidas ejecutadas destacan el establecimiento de un puesto de mando avanzado, ubicado en la estación de Guardabosques de San Felipe, la reorganización del sistema de comunicaciones de la Meseta, la habilitación de un campamento para la acogida permanente de forestales que desarrollarán la atención silvicultural y la activación de los puntos de control de accesos al macizo, situados en las zonas de Cabeza de Vaca y en Los Quemaditos.

Agregó que se reconstruyeron 13 kilómetros de caminos de Cabeza de Vaca hasta San Felipe y otros 25 kilómetros de caminos secundarios, se ejecutaron 309 kilómetros de trochas cortafuegos y otros 35 kilómetros en las colindancias, y 100 hectáreas de bosques recibieron un tratamiento silvicultural.

Señaló que en esta zona se montó un sistema de patrullaje a caballo y un punto de observación en la Loma de los Tanques, así como se ejecuta un proyecto financiado por el Fondo de Desarrollo Forestal para la protección integral del macizo.

Durante el intercambio presidido por Jorge Luis Tapia Fonseca, miembro del Comité Central del Partido y primer secretario en este territorio, y por Isabel González Cárdenas, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, se entregaron reconocimientos a instituciones participantes y a los guardabosques más destacados durante toda la campaña preventiva: Juan Carlos Sayas, José Iván Leyva y Raúl Vega Martínez.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.