Organización de jóvenes, no de dogmas

Jóvenes del capitalino municipio de Playa debatieron cuestiones medulares de su organización política durante su asamblea municipal del X Congreso de la UJC

Autor:

Yuniel Labacena Romero

PLAYA, La Habana.— En épocas nuevas se requiere borrar métodos viejos, opinó Darien Toledo, investigador del Centro de Ingeniería Molecular, durante la asamblea municipal del X Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en el municipio habanero de Playa.

«Tenemos que empezar a pensar y actuar diferente, y prestar atención a las necesidades de la juventud, escuchar sus inquietudes, saber elogiar sus virtudes y corregir sus defectos. Esta es una organización de jóvenes, no de dogmas y leyes monótonas.

«Debemos pararnos y decir lo que pensamos, pero sin olvidar nuestro aporte a las soluciones. Digamos las cosas en el lugar y forma correctos para que se escuchen. Pero estemos claros de que somos morosos con las misiones que tenemos que hacer como comité de base, tenemos que demostrar que la juventud está viva, activa y fortalecida», profundizó.

Para Han García, estudiante de la Facultad de Ciencias Médicas Aristes Viera, la UJC necesita ser un organismo vivo, que tenga diversidad, se transforme y represente verdaderamente a los jóvenes. «Un militante no es un agente del orden público, pero sí debe tener fuerza moral, y por eso hay que revivir nuestra función de fiscalizar y controlar, sobre todo en la base, que es donde se gana la batalla», dijo.

Él le preguntó al plenario: ¿Qué rinconcito de nuestro país no cuenta con un militante de la UJC o del Partido? Todos lo tienen, y debemos aprovechar esa fortaleza para promover el debate, involucrarnos en los problemas y fomentar la capacidad de hacer y decir.

Muchos fueron los jóvenes, como Ana Margarita Lemus, de la droguería Habana, o Javier Suárez, de la Empresa de Proyectos para las Industrias Varias, que abordaron la necesidad de hacer sentir a la UJC en la escuela, en una parada, en un hospital, en cualquier lugar y, sobre todo, hacerlo bien y con voluntad, pues muchas veces la organización está en un sitio haciendo diferentes actividades y nadie sabe que se trata de ella.

Entonces volvieron a prevalecer los criterios de Han cuando dijo: «Los comités de base tienen que recordar que su motivación para hacer no está “allá arriba”. Basta de esperar indicaciones, pues la pauta para hacer las cosas se encuentra mirando nuestros problemas, acercándonos a los jóvenes y quebrando la falsa unanimidad, que no aporta nada.

Numerosos delegados reflexionaron también sobre la tendencia a emigrar en un sector de los jóvenes. «Emigrar: ¡si yo soy de aquí!», con esa expresión la joven Orieta Bermúdez, del Centro de Política Internacional, señaló que algunos muchachos identifican su proyecto de vida fuera del país, y eso responde a carencias económicas y materiales, en no fomentar un buen trabajo político-ideológico y no mantener la conciencia viva en los jóvenes de lo que podemos lograr.

«Muchas veces nos falta una propuesta interesante para que ese joven, que se forma aquí gratuitamente, tenga su espacio de realización personal y, sobre todo, profesional. Algunos cuando se gradúan y van a trabajar, lamentablemente el salario no cubre sus necesidades básicas y en otros casos existen entidades que frenan las diversas iniciativas o proyectos de recién graduados, sin valorar su aporte, y ello, aunque parezca algo sencillo, es una manera de que el joven se identifique y vea aquí su proyecto de vida».

Como afirmó Joan Cabo Mijares, miembro del Buró Nacional de la UJC, hay que cambiar la manera de llegarles a los jóvenes. «Estos debates no pueden acabar aquí; si los engavetamos no resolvemos nada, y existirán los mismos vacíos de siempre. Si se aspira a que la Juventud Comunista sea un ideal para los demás, tiene que adecuarse a su tiempo y alcanzar lo atractivo, lo original y lo fresco».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.