Nuevas estampas de la bella Santiago - Cuba

Nuevas estampas de la bella Santiago

La séptima villa fundada por el adelantado Diego Velázquez se renueva de cara a su medio milenio, gracias a un abarcador programa que aspira a reafirmar valores patrimoniales, históricos y culturales, y entronizar el orden, la estética y la funcionalidad

Autor:

Odalis Riquenes Cutiño

SANTIAGO DE CUBA.— El trasiego de materiales, la demolición de edificios en ruinas, la cuidadosa restauración de entrañables reliquias del centro patrimonial y la edificación de vistosos sitios donde se funden confort, tradición y belleza, son hoy los signos vitales de esta ciudad a las puertas de su cumpleaños 500, que se celebrará el próximo 25 de julio.

La propuesta del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, de celebrar el medio milenio de la fundación de la villa y el aniversario 62 del asalto al Moncada, el 26 de julio, a la misma hora en que en 1953 los jóvenes moncadistas irrumpieron en la otrora fortaleza, fue compromiso que insufló nuevos bríos a la estrategia que ya se encaminaba por acá y que impulsa hoy a superar los planes iniciales.

La celebración por el nuevo aniversario de la villa ya era motivo de empeños y duro trabajo en tierra santiaguera, cuando en la madrugada del 25 de octubre de 2012 el huracán Sandy redujo a montañas de escombros el esfuerzo de todo un pueblo y los recursos invertidos en el mejoramiento de la urbe.

Transformar aquellas dantescas imágenes de ciudad devastada, que recorrieron el mundo, ha sido acicate para hacer de Santiago «una ciudad más bella, higiénica, ordenada y disciplinada», como exhortó el Presidente cubano.

En el corazón patrimonial

Por el lugar conquistado dentro de la historia y la cultura nacionales, Santiago ha permanecido durante cinco siglos en el corazón de los cubanos. Así lo ve el director de la Oficina del Conservador de la Ciudad (OCC), el arquitecto y máster Omar López Rodríguez.

«Vamos a celebrar los 500 años de la ciudad y de ser santiagueros, también el haber escrito una historia y una cultura singulares, el tener un patrimonio tanto material como espiritual. Y eso, evidentemente, nos llena de orgullo», enfatiza el también premio nacional de Arquitectura.

Por eso, buscando reafirmar sus valores, la renovación parte aquí de las áreas patrimoniales, las que se han organizado en varios proyectos que nacen en el anillo fundacional de la villa y rebasan los límites de la ciudad, mirando tanto hacia el mar como a las montañas, elementos geográficos determinantes en la idiosincrasia del santiaguero.

Un grupo de entidades inversionistas y constructoras, rectoradas por la OCC, asume la rehabilitación del sistema de anillos fundacionales, centro de alta concentración de valores patrimoniales, arquitectónicos, históricos y ambientales.

Dentro de estos inmuebles se incluyen la segunda fase constructiva del Museo de Ambiente Histórico, donde se restaura el área del siglo XIX; el antiguo Club San Carlos, que será la Sala de Artes Decorativas del Museo Emilio Bacardí Moreau, y la Santa Basílica Metropolitana Iglesia Catedral de Santiago de Cuba, sitio de esencias e iniciaciones.

Se labora asimismo en otras instalaciones como la Iglesia Metodista de la ciudad, la sede de la Unión de Economistas de Cuba, la farmacia Bottino y en viviendas y unidades de comercio y servicios enclavadas en la zona.

Particularmente sobresale la intención de convertir la populosa calle Enramadas en la columna vertebral peatonal de la urbe, pues unirá la zona alta de la Plaza de Marte con el Paseo Marítimo, extendido por toda la Alameda hasta el Castillo del Morro.

En la afamada arteria, transformada en novedoso corredor patrimonial, se recupera el hotel Imperial, obra de gran complejidad; la Plaza de los columpios y la cafetería El Tentempié.

Consecuente con la idea de preservar los múltiples valores de la  avenida Michelsen —hoy Jesús Menéndez—, en esta área se ejecuta el malecón de Santiago de Cuba, se ha proyectado la construcción de una nueva cervecería, con la novedad de la producción de cerveza artesanal, y se recupera el restaurante Náutico, gravemente afectado por el huracán Sandy.

Asimismo se ha diseñado la revitalización de toda la carretera turística hasta el emblemático Castillo del Morro, con la construcción de miradores y cafeterías desde los cuales se podrá apreciar en toda su belleza el esplendor del litoral y de la bahía de Santiago de Cuba.

Por un Santiago tal cual es

Parte imprescindible en esta celebración, el área monumental 26 de Julio, escenario de importantes momentos históricos, consolida también su prestancia. En el cuartel Moncada, el Palacio de Justicia, el parque Abel Santamaría y demás instalaciones circundantes, que fueron reparadas en el aniversario 60 de aquella acción, se acometerán labores de mantenimiento y conservación.

Puerta de entrada del centro histórico, la Plaza de Marte incrementa sus ofertas y atractivos. Otros proyectos llamados también a dignificar valores abarcan la Loma del Intendente, la calle Heredia, la barriada de Vista Alegre, el cementerio de Santa Ifigenia, El Cobre, el paisaje cafetalero de la Cordillera de la Gran Piedra y el patrimonio sumergido del combate naval entre las escuadras de España y Estados Unidos.

Para mostrar a Santiago de Cuba tal como es, se ha concebido un amplio programa de rescate del patrimonio espiritual, como la trova, el son, el bolero, el pregón, la música coral, los carnavales y demás autenticidades que, insertadas en la cultura nacional, motivan por igual a cubanos y extranjeros.

Nuevos valores en una añeja urbe

A la vez que se rescatan emblemáticos sitios, con el mismo ímpetu se crean nuevos valores. Y es que, como insiste el arquitecto Omar López, los disímiles proyectos que se ejecutan «son para que mejoren las condiciones de vida de los santiagueros, para que el sentido de identidad se fortalezca, para que la materialidad de la ciudad, como factor de identidad y de cultura, permanezca».

Así se ejecuta la construcción de la avenida Juan Gualberto Gómez-Flor Crombet, el más moderno vial con que contará la Ciudad heroína, que en singular simbolismo enlazará la Plaza de la Revolución Antonio Maceo y el cementerio de Santa Ifigenia; se construye El Parque de los Sueños, un megaproyecto que unirá los parques Zoológico, de Diversiones 26 de Julio y el Histórico San Juan, con la pretensión de que se convierta en uno de los principales sitios de esparcimiento de los santiagueros.

Al enlazar la Plaza Antonio Maceo y el cementerio de Santa Ifigenia, avanza la avenida Juan Gualberto Gómez-Flor Crombet.

En ese propósito renovador, de manera especial se insertó la terminación en 2014 de 2 685 viviendas y el compromiso de construir unas 3 200 este año, cifra sin precedentes por aquí, que con la participación de constructores de nueve provincias cubanas y de la hermana República del Ecuador, estarán destinadas a los damnificados del ciclón Sandy y a las transformaciones sociales de San Pedrito.

En este último sitio se labora en la ejecución de los sistemas de alcantarillado y drenaje pluvial de la zona, mientras que al norte de la ciudad la avenida Victoriano Garzón se convierte en la arteria que marcará pautas en el reordenamiento urbanístico.

Nuevos aires dará a la ciudad en el entorno de la populosa avenida, la construcción de un moderno Centro de Ocio —que concebido para el disfrute de la familia brindará ofertas para adultos, jóvenes y niños— y del Complejo Cultural Plaza Juvenil de Ferreiro,     espacio que fusionará servicios gastronómicos, venta y exposición de obras de la plástica y presentaciones de espectáculos variados en diversos horarios del día.

Ciudad que cambia a la par de su gente

Santiago de Cuba es hoy una ciudad más bella, cuya imagen renovada, fruto de un intenso proceso inversionista, enamora.

Sin embargo, la intención, declarada por sus autoridades, es que con el nuevo cumpleaños, más que en una legendaria señora con colorete, la urbe oriental se transforme en una ciudad que cambia desde dentro, a la par de su gente.

Así lo enfatiza el presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Reinaldo García Zapata, cuando insiste en la necesidad de que la celebración de este aniversario trascienda el ajetreo constructivo y llegue al barrio, al plato, a la autoestima y dignidad de los santiagueros.

Por su parte, Lázaro Expósito Canto, máxima autoridad partidista en la provincia, ha reiterado que los 500 años pertenecen a todo Santiago de Cuba, a cada uno de sus poblados y los restantes ocho municipios, con sus planes económicos y la determinación de elevar el orden y la disciplina.

En gesto cómplice también el pueblo santiaguero ha hecho suyo este empeño. Por eso lo mismo palea tierra en la avenida Juan Gualberto Gómez que prepara el café de los constructores, pelea por la terminación con calidad de su casita o dedica sus éxitos al nuevo cumpleaños. Así, con el mismo vigor con que mueven las fichas del dominó en la esquina, los santiagueros se entregan en el esfuerzo por levantar una ciudad que luzca con lozanía sus 500 años.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.