Ningún aporte será pequeño

La UJC desarrolla encuentros con varios ministerios que están vinculados a los principales planteamientos emanados del proceso asambleario en su X Congreso

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Llegar a la cita nacional del X Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) con políticas concretas de lo que necesitamos para nuestros jóvenes, y que se distingan por su marcada vocación de beneficio social, es el propósito de los encuentros que tienen lugar con varios ministerios con responsabilidad en la solución de los principales planteamientos del debate ocurrido hasta la fecha.

Así lo explicó a JR Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria de la organización juvenil, al término de la asamblea del municipio capitalino de Plaza de la Revolución. Yuniasky consideró fundamental estos intercambios para elaborar propuestas claras que ayuden a transformar no solo el quehacer de la vanguardia política, sino también la vida de los niños, adolescentes y jóvenes cubanos.

Se trabaja en temas como la informatización y el acceso a las redes sociales, oportunidades y posibilidades para la continuidad de estudio y el empleo juvenil, el consumo cultural y la formación de valores, así como los cambios económicos y la vida de los jóvenes, que son los asuntos  sobre lo que más se ha reflexionado hasta ahora. Igualmente se coordina con la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) para seguir atendiendo al sector agropecuario y campesino, afirmó.

Con los ministerios y entidades se labora a fin de dar respuesta a las principales intervenciones, y en función de los temas también se diseñan las comisiones de la cita nacional del Congreso, porque ninguna idea revolucionaria dejará de ser escuchada y ningún aporte será pequeño, como expresa nuestra convocatoria, expresó la dirigente juvenil.

Cuando solo restan 50 municipios de 168 por efectuar sus asambleas como parte del proceso orgánico, y el 21 de marzo comenzarán las citas provinciales, Crespo Baquero apuntó que se trabaja también en un documento que contenga las principales cuestiones debatidas en ambos espacios y las propuestas para el cónclave.

«Cuando terminen las asambleas, volveremos nuevamente a la base a debatir, pues cuando se hizo la convocatoria al Congreso ya se había desarrollado el proceso de balance en ese nivel. Ese debate ocurrirá en los meses de abril, mayo y en la primera quincena de junio, y se realizará a través del espacio Conexión necesaria, con militantes y no militante.

«Igualmente lo van a realizar la FEU y la FEEM con sus estructuras, los movimientos juveniles y también la OPJM, en el caso de las secundarias básicas. Todo ello permitirá proponer cómo quieren sus organizaciones, las necesidades que tienen y cómo la UJC los representa y los atiende».

De esa imprescindible y oportuna reflexión ocurrida hasta ahora en casi el 80 por ciento de los municipios, Crespo Baquero significó que se ha parecido al balance en la base, a los jóvenes, a sus necesidades de conocer, de informarse, de aportar cada día a la construcción de una sociedad mejor para todos y de aligerar la organización.

«Lo más importante de estas asambleas es el diseño fresco que han tenido, y que los delegados han planteado no solo sus necesidades como militantes, sino también criterios que involucran a todos los jóvenes. Han dado soluciones concretas para hacer una UJC menos burocrática, más funcional y que se acerque a quienes representa», señaló.

También se ha reflexionado sobre el papel de las nuevas generaciones a partir de que se restablezcan las relaciones diplomáticas de Cuba con Estados Unidos. En consonancia hay delegados que han ponderado la necesidad de más dominio y preparación en estos temas y la constante información que necesitan para ello, aseveró.

En algunos lugares ha primado además un debate crítico acerca del contexto social que vive Cuba hoy, en función de las cuestiones que los jóvenes desean ponderar dentro de la actualización del modelo económico, sobre las cuales tienen hoy la posibilidad de dialogar de manera abierta, sin tapujos o esquematismos», subrayó.

Finalmente valoró como muy positivo el espacio A Diálogo abierto, pues además de reflejar las inquietudes de los territorios, ha contado con la asistencia de los decisores para escuchar y solucionar los planteamientos. De Plaza joven refirió que no solo es una iniciativa para seguir, sino también una manera para que los niños, adolescentes y jóvenes se unan a la comunidad y, desde el arte, puedan contribuir a un esparcimiento sano para todos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.