Con la esperanza puesta en la segunda ronda de conversaciones Cuba-Estados Unidos (+Fotos) - Cuba

Con la esperanza puesta en la segunda ronda de conversaciones Cuba-Estados Unidos (+Fotos)

Las delegaciones de Cuba y Washington iniciaron la segunda ronda de conversaciones que lleva en esta ocasión un solo punto en la agenda, adelantar posiciones en busca del restablecimiento de relaciones diplomáticas

Autor:

Juana Carrasco Martín

WASHINGTON. Apenas minutos antes de las nueve de la mañana se sentaron frente a frente las delegaciones de Cuba y Washington para iniciar la segunda ronda de conversaciones que lleva en esta ocasión un solo punto en la agenda, adelantar posiciones en busca del restablecimiento de relaciones diplomáticas.

Es, además, mucho más que eso lo que se debate, se trata de establecer relaciones civilizadas entre dos países que tienen profundas diferencias y concepciones distintas sobre diversos temas, pero que pueden convivir de manera civilizada y pacífica reconociendo y respetando esas diferencias, como señalara en algún momento la diplomática cubana que preside la delegación de la Isla, Josefina Vidal, directora general de la Dirección de Estados Unidos del Minrex.

Hoy, viernes 27 de febrero de 2015, en el Departamento de Estado, en el pequeño salón George C. Marshall Center, donde transcurre el diálogo que por la parte estadounidense preside Roberta Jacobson, secretaria asistente de Estado para asuntos del Hemisferio Occidental, prosigue la identificación de aquellos temas que puede hacer avanzar la posibilidad de que más temprano que tarde se abran las respectivas Embajadas en La Habana y Washington.

De ambas partes hay asuntos cruciales sobre la mesa. Por ejemplo, Cuba se pregunta cómo pudiera explicarse el contrasentido de que se restablezcan relaciones diplomáticas si Estados Unidos la mantiene desde 1982 en la lista de países terroristas. Incluso hay un elemento de funcionamiento práctico de cualquier sede oficial de un país en otro, cómo puede hablarse de relaciones normales si desde hace más de un año —y a consecuencia de las leyes del bloqueo— le están totalmente cerradas las operaciones bancarias en detrimento también de las actividades consulares, lo que perjudica a miles de cubanos residentes en Estados Unidos.

En la mañana, mientras las delegaciones de ambas naciones debaten puntos que están contenidos en las Convenciones de Viena sobre las relaciones diplomáticas y consulares, los periodistas hacíamos conjeturas sobre posibles resultados de este encuentro en un Washington sometido a las frías temperaturas de un invierno especialmente crudo.

Tendremos la posibilidad de anunciar un alegrón de justicia a una Cuba que ha sufrido en carne propia los dolorosos efectos del  terrorismo porque los anfitriones traigan en la cartera que por fin la excluyó de esa lista vergonzosa ,  esa era el pronóstico de algunos. Otros se inclinaban por la apertura en las cuentas bancarias. Y alguien aventuraba, no se solucionará nada.

Quisiéramos, de corazón, que prime el optimismo, se encuentren soluciones, respuestas favorables y positivas, para que la puerta recién comenzada a abrirse se pueda cruzar por ambos pueblos y Gobiernos con respeto y confianza.

El historiador y analista político Peter Kornbluh nos decía la víspera que los pasos que se están dando son «símbolo de la decisión de Estados Unidos de tratar a Cuba como un igual, un país soberano e independiente con el que podamos tener una relación civilizada a pesar de nuestros desacuerdos» y agregaba esta valoración importante para comprender las posibilidades que se abren: «hizo algo que ningún otro Presidente había hecho hasta ahora: decir que va a cambiar la política porque no cumple con los intereses de Estados Unidos».

Las anécdotas entre colegas no pueden faltar, y nuestros reporteros gráficos en Washington, Ismael Francisco y José Luis Oviedo, junto a un camarógrafo estadounidense al parecer del propio Departamento de Estado, fueron privilegiados con la primicia de las imágenes que les estamos mostrando, y se nos antoja verlo como un buen augurio…

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.