Un «viaje» virtual por el turismo cubano en 2015

En enero llegaron al país casi 52 000 visitantes internacionales más que en igual mes del año anterior

Autor:

René Tamayo León

El crecimiento de 16 por ciento en el arribo de visitantes internacionales en enero pasado con respecto al primer mes de 2014, significó que llegaron a Cuba casi 52 000 personas más que entonces. En lo que va de siglo nunca se reportó un incremento tal en el número de individuos entre un enero y otro.

Según la publicación Turismo. Llegada de visitantes internacionales. Enero de 2015, de la Oficina Nacional de Estadísticas e información (ONEI), la cual muestra «resultados preliminares de los indicadores fundamentales que miden la entrada de visitantes al país», en ese mes arribaron al archipiélago 371 160 turistas y excursionistas (en www.onei.cu).

Aún es muy temprano para aventurarse a algún pronóstico. Nadie sabe lo que puede pasar de aquí a diciembre en el planeta. Bastantes problemas tiene. Debemos reservarnos en entusiasmos. Sin embargo, el 2015 ha empezado más que bien.

De ser un año normal, hay tres factores básicos que pudieran provocar un salto cuantitativo en la llegada al país de turistas y excursionistas, incluso más allá de lo previsto en plan.

El primero es la caída de precios en el mercado internacional de los hidrocarburos, lo cual abarata el costo de los pasajes aéreos. Sobre el comportamiento de estas materias primas hay incertidumbres, no obstante, parece que el año se mantendrá «bajito». La última mala noticia para los productores es que en más de un país las capacidades de guardar reservas se están agotando, tienen los tanques a full.

El segundo factor —tal vez más importante que aquel— radica en las capacidades internas del sistema de turismo cubano para reforzar sus acciones de promoción y captación de visitantes.

El redactor no es experto en el tema, ni conoce a profundidad las interioridades de esta industria nacional, de la cual no se encarga temáticamente. Sin embargo, el análisis transversal de fuentes y estadísticas de las que nos ocupamos diariamente, nos dan una visión general sobre el sector.

El tercer factor que pudiera influir en un crecimiento mayor al planificado en la llegada de viajeros internacionales, está en las expectativas abiertas tras los anuncios del pasado 17 de diciembre por los Gobiernos de Cuba y Estados Unidos. Esto llevará mucho tiempo, pero tendrá paulatinamente un impacto positivo.

Las tres variables se desarrollan en un contexto donde los pronósticos de la Organización Internacional de Turismo (OIT) indican que este año se mantendrá el crecimiento mundial del negocio, claro —acota el redactor— de no haber crisis internacionales, sean económicas o políticas.

Lo que puede pasar o no en el área turística depende mucho de lo que suceda a nivel internacional y también del esfuerzo propio de los trabajadores del sector, tanto estatales como no estatales. «La cosa pinta bien», ahora, esta mesa tiene tres patas: una es la calidad; otra, la eficiencia, pero ya eso es tema para otro «viaje», aunque sea «virtual».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.