Sembrar en tierra joven

La primera asamblea provincial de balance del XI Congreso de la ANAP, que tuvo lugar en Mayabeque, eligió como delegados de honor a la magna cita de la organización campesina a Fidel, Raúl, Machado Ventura y los Cinco Héroes

Autor:

Iveett Valdés

SAN JOSÉ DE LAS LAJAS, MAYABEQUE.— A perfeccionar la agricultura con exigencia y el cumplimiento de lo planificado, exhortó José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros,  en la primera Asamblea Provincial de Balance del XI Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), celebrada la víspera aquí.

El rol de los jóvenes en el campo, la importancia de atenderlos y sumarlos cada vez más a labores agrícolas, y la necesidad de una mayor inserción de estos en el trabajo de la organización campesina, fue uno de los aspectos que centró el debate de la reunión, en la que se eligió como delegados de honor al Congreso a Fidel, Raúl, Machado Ventura y los Cinco Héroes.

«Hay potencialidad en el campesinado mayabequense para seguir fortaleciendo a la Juventud Comunista y al Partido también. El diez por ciento de los asociados a la ANAP en el territorio son jóvenes. Indudablemente hay una cantera para trabajar», subrayó Juan Miguel García Díaz, miembro del Comité Central del Partido y su primer secretario en Mayabeque.

En ese sentido, el delegado José A. Nodo, presidente de la Cooperativa de Créditos y Servicios 9 de abril, de Batabanó, hizo alusión a las posibilidades del trabajo con el universo juvenil y a la necesidad de aprovechar mejor las capacidades de los más nuevos.

«El Comité municipal de la UJC debe ir a las cooperativas, realizar acciones con los miembros de mayor experiencia y trabajar codo a codo con las juntas directivas», agregó.

Por su parte, Norlan Pérez Toledo, miembro de la CCS René O. Reiné García, de San José de las Lajas, expuso las experiencias sobre su participación en las Brigadas Juveniles Campesinas. «Es muy importante la motivación, porque nosotros somos la base productiva del país, las manos futuras del sector, somos relevo y continuación», dijo.

Entre los tópicos analizados por los 200 delegados mayabequenses estuvieron, además, el funcionamiento de las estructuras anapistas, la incorporación y reconocimiento de la mujer en tareas agrícolas, la política de cuadros, la vinculación de los cooperativistas con centros educativos y científicos, la comercialización de las producciones y el desafío de garantizar los alimentos para el pueblo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.