Mejora el cuadro epidemiológico del país

Ministro de Salud afirma que Cuba puede convertirse en el primer territorio libre de transmisión materno-infantil de sífilis congénita y VIH en el mundo, lo cual colocaría a nuestro sistema de salud en un lugar cimero. Anuncia que se ha logrado un mayor control del dengue, el cólera y de otras enfermedades infecciosas

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

Cuba tiene todas las potencialidades para ser certificada, en próximos días, como el primer territorio libre de transmisión materno-infantil de sífilis congénita y VIH en el mundo, luego de la evaluación que realice una comisión de expertos en varias provincias del país, de acuerdo con los parámetros establecidos a nivel internacional.

La buena nueva la comentó este miércoles el doctor Roberto Morales Ojeda, ministro de Salud Pública, en un encuentro con la prensa nacional, donde insistió en la necesidad de continuar trabajando para mantener los indicadores de salud satisfactorios en la población, responder a sus demandas relacionadas con el sector y garantizar que nuestros servicios médicos, dentro y fuera de Cuba, sigan siendo de referencia internacional.

«Certificar a Cuba con esa condición nos coloca en un lugar cimero entre los sistemas de salud de mayor prestigio en el mundo y denota, además, hacia dónde marchamos en pos de una situación epidemiológica controlada».

Morales Ojeda destacó que en el pasado año y en este primer trimestre del 2015 se ha reducido, de manera significativa, la atención médica por enfermedades diarreicas y se ha logrado un mayor control del dengue y el cólera, lo cual demuestra que tenemos un cuadro epidemiológico más favorable en comparación con períodos anteriores.

«La cultura sanitaria se ha elevado, a la par de la exigencia, y vemos que en la población el lavado de manos y el uso del hipoclorito de sodio, por ejemplo, se han convertido en prácticas cotidianas.

«En la medida en que logremos incidir cada vez más en la asunción de hábitos de vida saludables, tendremos una reducción de más del 50 por ciento en los determinantes de la salud que hoy propician el cáncer, las enfermedades cardíacas y cerebrovasculares entre las primeras causas de muerte en el país», acotó.

El doctor José Ángel Portal Miranda, viceministro primero de Salud Pública, apuntó que en el país se registró en 2014  un indicador de mortalidad por enfermedades infecciosas por debajo del uno por ciento.

«Además, hemos logrado el ciento por ciento de la cobertura de la vacunación, incluidas las 659 200 personas a las que se les administró la vacuna antigripal. Las infecciones de transmisión sexual también han mostrado una tendencia al decrecimiento, con un total de pesquisas en el 2014 que superan las realizadas en el último quinquenio, y hemos mantenido la no transmisión del virus del chikungunya en el territorio nacional».

Sin embargo, agregó Portal Miranda, no podemos garantizar la estabilidad de la situación epidemiológica en el país, si no revitalizamos los laboratorios y otras estructuras del sector de la salud, y para ello continuamos trabajando y potenciando inversiones de alto valor.

Para la mejora de la infraestructura y el mantenimiento de las instalaciones de la salud, se han aprobado 138 millones de pesos en este 2015, dirigidos no solo a las acciones constructivas en las unidades de subordinación nacional, sino también a otros niveles de atención, según precisó Alfredo Navarro, viceministro de Salud Pública para las inversiones.

«Del total del presupuesto aprobado, 61 millones se destinarán a la mejora de la infraestructura y 74 millones para la adquisición de equipos médicos y no médicos, mobiliario y otros recursos imprescindibles en la atención sanitaria. Entre los objetos de obra se contemplan las intervenciones integrales en los consultorios del médico de la familia que lo ameriten».

Disminuir los ciclos de espera

Un mayor y mejor abastecimiento en las farmacias y el acortamiento de los ciclos de espera y de atención en determinadas áreas como la estomatológica y la de servicios ópticos, son aspiraciones que desvelan a los directivos de Salud Pública, reveló el doctor Alfredo González Lorenzo,  viceministro.

Se prevé la reducción del empleo de las recetas médicas para algunos medicamentos e incluir en la red de farmacias otros que Cuba adquirirá paulatinamente para su acceso sin prescripción médica, como curitas, vendas y otros, añadió.

«La lista de espera correspondiente a la solicitud de prótesis dentales disminuyó considerablemente el año pasado, aunque es preciso intensificar el trabajo para que los niveles de atención sean más satisfactorios, como los que aspiramos a tener en las ópticas, con un ciclo de entrega de hasta siete días», acotó González Lorenzo.

Si privilegiamos el método clínico y racionalizamos los recursos financieros, materiales y humanos, las ganancias repercutirán en el propio sector de la salud.

Para garantizar estos y otros servicios con calidad, debemos seguir potenciando la reducción de gastos innecesarios en el sector, destacó Morales Ojeda. «Las afectaciones derivadas del bloqueo laceran en gran medida nuestros servicios, pero si privilegiamos el método clínico y racionalizamos los recursos financieros, materiales y humanos, obtendremos ganancias que luego se traducirán en mejoras constatables».

Las condiciones de trabajo en los 10 471 consultorios de los médicos de la familia deben ser las mejores, agregó el titular del Ministerio de Salud Pública. «Alrededor del 80 por ciento de la población debe y puede atenderse en la atención primaria de salud, sin necesidad de congestionar los servicios de las atenciones secundarias y terciarias (hospitales e institutos), aunque para ello debamos garantizar en estas instancias la presencia de un médico y una enfermera, así como todo el mobiliario, material gastable, instrumental, disponibilidad de luz y agua, entre otros recursos necesarios».

El operario del control de vectores, significó Morales Ojeda, es una figura imprescindible en el sector de la salud y debe estar asociado al consultorio y, preferiblemente, trabajar en la comunidad donde reside para lograr una mayor conciencia y eficacia en la ejecución de su labor.

El Ministro de Salud Pública aseveró que, entre las tareas de primer orden, se mantiene la reparación y creación de hogares de ancianos y casas de abuelos. «El envejecimiento es una realidad que amenaza a Cuba y las condiciones idóneas en esos lugares deben corresponderse con la eficiencia y sostenibilidad de nuestro sistema de salud».

La viceministra Marcia Cobas Ruiz apuntó durante el intercambio que un elevado porciento de los ingresos del país se recibe mediante los servicios médicos cubanos prestados en 67 países, de los cuales se trabaja en 32 bajo el programa integral de salud.

«Suman 50 663 los colaboradores en el exterior, de los cuales más de 25 000 son médicos. Los convenios de colaboración se incrementan en Brasil, Qatar, Argelia, México, Portugal, Arabia Saudita y naciones africanas —entre ellas las de la región afectada por el virus del Ébola—, con la solicitud adicional de enfermeras y tecnólogos, por lo que la preparación y capacitación de nuestros profesionales de la salud debe ser rigurosa, sobre todo en lenguas extranjeras».

Suman 50 663 los colaboradores en 67 países, de los cuales más de 25 000 son médicos.

No obstante, Cobas Ruiz insistió en que no se puede responder ciento por ciento a la demanda que se nos hace, pues los trabajadores del sector deben asegurar la cobertura médica en el país, con lo que se logra llegar a un acuerdo de las cifras solicitadas o se apela a la alternativa de los grupos itinerantes por corto tiempo.

«Otra línea de negocios de vital importancia para el país es la del conocido turismo de salud, a través del cual esperamos ingresar al país cifras notablemente elevadas, sobre todo a partir de que tengamos en nuestras instalaciones el confort, las tecnologías, el equipamiento y las condiciones comparables a las de similares en Costa Rica, México, Colombia y otras en la región.

«La línea de servicios académicos, dentro y fuera de Cuba, sigue siendo un pilar fundamental, así como la de los servicios de salud que se ofrecen en frontera, con lo que el plan de trabajo para el presente año es muy duro y ambicioso, pero las capacidades de Cuba para lograr todo lo que nos proponemos son ilimitadas», señaló Marcia Cobas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.