Controlados, pero no sofocados, los incendios aledaños a la meseta de San Felipe (Más fotos)

Controlados, pero no sofocados los dos siniestros colindantes a la Meseta de San Felipe. Aún se combate el fuego de Monte Grande, en el Municipio de Nuevitas, y aumentan a más de 2000 las hectáreas afectadas

Autor:

Yahily Hernández Porto

Camagüey. —  En horas de la tarde de este viernes se dio por controlados, no sofocados, los dos siniestros aledaños a la Meseta de San Felipe, que desde el pasado 20 de marzo, se combatían ininterrumpidamente por las fuerzas conjuntas de la Empresa Forestal Integral de esta provincia, de los cuerpos de Guardabosque (CGB) y de Bomberos (CB) de este territorio y por vecinos de la comunidad, confirmó a JR José Antonio Core, jefe del Circuito del CGB de la Meseta de San Felipe.

Agregó el especialista que el peligro continúa por las adversas condiciones climáticas. «Los fuertes vientos en remolinos, en rachas, propagan las pavesas aún ardiendo, originando nuevos focos que se enfrentan día, tarde y noche».

Confirmó que se inicia una permanente guardia de ceniza, «que evita que los nuevos focos se fortalezcan y propaguen».

Nelson Figueroa Morell, jefe del Servicio Estatal Forestal en Camagüey, informó que suman 1833 hectáreas afectadas, en las áreas aledañas a la Meseta de San Felipe, y que ninguno de los dos fuegos penetró al bosque de plantación.

«Los desastres quemaron una abundante vegetación arbustiva, fuera del macizo, aunque de las más de 1800 hectáreas afectadas aledañas a la Meseta, solo 54 hectáreas  pertenecen a bosques de regeneración natural; degradados por anteriores incendios», agregó.

Figueroa Morrell apuntó que las medidas ejecutadas en la Meseta de San Felipe y sus colindancias, previas al actual período de elevado riesgo, para la ocurrencia de incendios forestales, rurales y agropecuarios han permitido la contención de los fuegos.

Geovanne Viera Curra, técnico de Manejo del Fuego en el CGB en Camagüey, comunicó a JR, vía telefónica, que se continúa enfrentado el desastre surgido el pasado lunes a las 11 y 59 a.m., en Monte Grande, en el municipio de Nuevitas. «Se trabaja en toda el área afectada, superior a las 225 hectáreas, para contenerlo».

Los tres desastres han dejado hasta el cierre de esta información, en la tarde noche de este viernes, más de 2050 hectáreas afectadas, subrayó.

Fotos: Yahily Hernández Porto

Los focos que resurgen en las áreas afectadas, aledañas a la Meseta de San Felipe, son controlados por las fuerzas conjuntas, integradas por la Empresa Forestal Integral de esta provincia, de los cuerpos de Guardabosque (CGB) y de Bomberos (CB) de este territorio y por vecinos de la comunidad.

La guardia de ceniza evita que los tocones encendidos se propaguen por la velocidad de los viento, originando nuevos focos.

Ningún arbusto puede quedar ardiendo dentro de las áreas quemadas, pues puede originar nuevos incendios.

Así quedan las áreas afectadas luego de que el fuego impacte en ellas con su paso demoledor.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.