Entrevista online: con participantes en Foro de juventud

Jóvenes cubanos que asistieron al Foro de Juventud, evento paralelo de la VII Cumbre de las Américas, dialogaron con nuestros lectores

Autor:

Juventud Rebelde

Jóvenes que participaron en el Foro de Juventud celebrado en Panamá como parte de la VII Cumbre de las Américas asistieron a una entrevista on-line con nuestros lectores este viernes.

Los jóvenes compartieron las experiencias vividas en esta histórica cita, a la que Cuba asistió por vez primera.

Estuvieron con nosotros en la Redacción Digital, Yordanys Andrés Gómez Rodríguez, ingeniero químico, tecnólogo del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología; Pablo Ordaz Ramos, licenciado en Biología, tecnólogo del Centro de Inmunoensayo; Yusuam Palacios Ortega, presidente del Movimiento Juvenil Martiano y Yuniel Labacena Romero, periodista de Juventud Rebelde.

Respuestas a las interrogantes

Guisver Rolando: Ante todo mis felicitaciones por el papel firme mostrado en Panamá y que los jóvenes cubanos nos mantenemos firme y que la Revolución puede contar con nosotros...

Yordanys: Gracias hermano, cualquiera de ustedes, jóvenes cubanos dignos, hubieran asumido la misma posición.

Pablo: Muchas gracias por la felicitación. Como bien dices, los jóvenes cubanos que participamos en este foro (primero en el que participa Cuba) no solo pudimos llevar las experiencias y propuestas de nuestra Isla, en función de lograr la prosperidad con equidad, que como sabemos era el lema que nos atrajo a este evento, sino también defendimos con las armas de las ideas y la justicia, la dignidad de nuestro país, y sobre todo en lo que creemos. Algo que pudo haber hecho cualquier joven cubano de estos tiempos.

Yuniel: Gracias Guisver Rolando por ese mensaje de agradecimiento. Los que estuvimos en Panamá defendimos la causa justa de la Revolución, que dignificó desde 1959 a los jóvenes y los puso en el centro de su dinámica transformadora como protagonistas. Hicimos lo que hubiesen hecho otros jóvenes como tú y los miles de cubanos que estuvieron pendientes de cuanto sucedía en los foros y actividades previas de la VII Cumbre de las Américas. No ha sido más que cumplir con el deber de revolucionarios.

Yusuam: Si, muchísimas gracias por su felicitaciones, fue una experiencia que nos va a marcar para toda la vida en la defensa que hicimos de la Revolución y nuestro proyecto socialista. Para los jóvenes cubamos significó mucho por la hostilidad que enfrentamos con firmeza y dignidad.

Rodin: Mi pregunta va dirigida a los participantes de los foros donde hubo conflictos: Gobernabilidad, Participación y Sociedad Civil. Se dice que en este último no participamos y en el de participación hubo una declaración donde muchos abandonaron la mesa y no hubo dialogo. Quisiera saber si de alguna forma esto influyo en la Declaración Final que se les entregó a los jefes de estado. Otra pregunta: me han dicho que hubo enfrentamientos, etc. pero en las denuncias realizadas por los cubanos, ¿cuál fue la posición de los organizadores de esos foros que invitaron a esos terroristas? Porque es una falta de respeto que los mismos que organicen el evento hagan esas barbaridades.

Yordanys: Gracias por las felicitaciones Rodin, primero vamos a aclarar un poco al respecto para luego contestarte. Eran cuatro los foros paralelos que se sucedieron durante los días 8, 9 y 10. Estos fueron, Foro de Juventudes, Foro de Rectores, Foro de Empresarios y el Foro de la Sociedad Civil. Ahora bien, en el caso del Foro de Juventudes y el Foro de la Sociedad Civil, estos estaban divididos en varias mesas de trabajo. En el caso específico del foro en el que participamos (el de juventud), las mesas de trabajo eran:

1. Gobernabilidad democrática y Participación Ciudadana

2. Medio Ambiente y Energía

3. Educación

4. Migración y Seguridad Ciudadana

En el foro de juventud sí se pudo participar en todas las mesas de trabajo, pues en el mismo no hubo presencia de mercenarios. No así para el foro de la Sociedad Civil, donde sí hubo presencia de mercenarios y nuestra delegación no reconoce como auténtico ningún documento emanado de las mesas de Gobernabilidad Democrática y Participación Ciudadana (para el caso de este foro, fueron mesas diferentes), debido a que los documentos se construyeron en ausencia de la verdadera sociedad civil cubana. En respuesta a tu primera pregunta, te podemos decir que sí, que lastimosamente esas declaraciones deben haber influido en la declaración final, puesto que los organizadores del evento, pese a nuestras reiteradas denuncias, nunca hicieron nada por impedir la participación de los mercenarios en estos espacios. Te podemos decir además, que lejos de hacer algo por evitar la participación de estos, la facilitaron en todo lo que les fue posible, por poner solo un ejemplo, en el listado de acreditación, los nombres de los mercenarios encabezaban la lista y además estaban en negritas, ya sabrán qué quiere decir esto. Puedes estar seguro que de los 27 cubanos que no se pudieron acreditar, ninguno era de los mercenarios, de eso se encargaron.

Pablo: Rodin, nuestra delegación realizó varias denuncias sobre la presencia de mercenarios en el Foro de la Sociedad Civil. Lamentablemente, los organizadores de este no se pronunciaron al respecto, simplemente garantizaron todo el acceso y participación de esos elementos. En el caso del Foro de Juventud, la mesa de Gobernabilidad Democrática y Participación Ciudadana fueron la más polémicas pero desde el punto de vista del debate, pues estaban presentes jóvenes de Latinoamérica de derecha, de izquierda y de no se sabe qué corriente política. Te puedes imaginar en esta diversidad, la riqueza de este debate. En este contexto, los jóvenes cubanos dimos nuestros criterios, escuchamos los del resto y casi que dirigimos esta mesa gracias a la preparación que presentamos en este tema y a la experiencia de Cuba en estos temas. En la declaración final de esta mesa de trabajo aportamos la defensa de la equidad de género, la representatividad de los jóvenes en el Gobierno, el reconocimiento de todos los derechos humanos para todas y todos en el marco de la soberanía plena de los Estados, entre otros.

Yusuam: Gracias por tu pregunta, te explico que en ambos foros, el de jóvenes y el de sociedad civil tuvo entre las mesas las de participación ciudadana y gobernabilidad democrática. En el caso del foro de jóvenes las dos pudieron realizarse, hubo diálogo y confrontación de ideas entre los participantes, llegando a declaraciones en ambos. Ahora bien, es cierto que en el de la sociedad civil esas mesas no tuvieron los mismos resultados debido a la presencia de los mercenarios, de ahí que nuestra posición haya sido no dialogar con semejantes personas que no defendían ninguna idea, solo obstaculizaban el buen desarrollo de los foros pues estaban pagados por organizaciones extranjeras. Esa fue la causa por la que en las mesa de la sociedad civil, gobernabilidad y participación se evidenciaron estos conflictos. En el caso de los jóvenes la confrontación se dio entre posiciones ideológicas relativas a los temas de la agenda pero como te decía finalmente logramos resolutivos muy interesantes y propositivos con ideas progresistas y revolucionarias para las Américas.

En relación a la segunda pregunta debo decirte que los organizadores en todo momento trataron de buscar una especie de equilibrio para aliviar la confrontación, pero es cierto que tuvieron responsabilidad en los sucesos pues aceptaron la presencia de los mercenarios y dificultaron desde un inicio muestra participación. No olvidemos que detrás de todo eso se encontraba la OEA, ahí tenemos la respuesta.

Yuniel: A esta segunda pregunta también hay que agregar que desde el proceso de invitación a las actividades de la VII Cumbre y que Cuba conoció de que varios mercenarios estaban pidiendo acreditación nuestra cancillería lo alertó a las autoridades panameñas y sin embargo ellos los acreditaron también. Así lo denunciamos en todo momento en Panamá incluso desde la llegada a la ciudad cuando la delegación cubana hizo su declaración de principios y además cuando se retiró del Foro de la Sociedad Civil siempre le advertimos que no íbamos a dialogar o estar presentes en espacios con los mercenarios, así que las autoridades panameñas tienen una responsabilidad enorme en las dificultades y momentos tensos que vivió nuestra delegación, que fue dispuesta a un diálogo civilizado entre las naciones. Imagínate que en las primeras hojas de la acreditación quienes aparecían encabezando el listado eran ellos. ¿Pura casualidad verdad?

Roberto: ¿Qué impresión se llevaron de este foro los participantes?

Yuniel: Roberto lo vivido en los foros fue una gran experiencia, pues pudimos dialogar intensamente como muchos jóvenes de naciones progresistas de nuestro continente que tienen realidades muy diferentes a la nuestra pero que como Cuba quieren la integración y la unidad de las Américas para avanzar desde la diversidad. Interesante fue escuchar las propuestas de países como Argentina, Chile, Ecuador, que aclamaron por una educación más justa y universal porque hoy este derecho se mercantiliza. También fue interesante como nos pedían que les contaran la realidad de Cuba, pues muchos no conocían de sus resultados en más de 50 años de Revolución, incluso jóvenes de la derecha a los cuales les explicamos desde nuestros argumentos y resultados concretos. Fueron días intensos y duros pero con el intercambio, la madurez y la responsabilidad vencimos otra vez y creo que si logramos todo lo acordado en el IV Foro de Jóvenes de las Américas estamos en el camino seguro de edificar un nuevo continente.

Yusuam: Finalmente el resultado del foro de los jóvenes fue positivo por los debates que se suscitaron en las mesas de trabajo; debo decirte que las discusiones fueron interesantísimas, pocas veces tenemos la oportunidad de confrontar con jóvenes que abiertamente tienen un pensamiento neoliberal, que abogan por el capitalismo como modelo a seguir y que detrás de la frase prosperidad y desarrollo para las Américas se esconde la verdadera intención de estos espacios que organiza la OEA con organizaciones que patrocinan y manifiestan su afiliación imperialista. Por momentos nos sentíamos que estábamos fuera de lugar y era cierto, nada que ver con las ideas que defendemos. Pero había que dialogar y trasladar muestras posiciones en relación a los temas de la agenda con respeto y seguridad. De ahí que se lograran posicionar los contenidos que jóvenes progresistas, de izquierda y comprometidos con un verdadero cambio social en las Américas llevábamos al foro. En resumen devino el foro de jóvenes en un ejercicio excelente y único donde la voz de los que históricamente no han podido decir sus verdades se escuchó con mucha fuerza. Los argumentos que llevamos resultaron apoyados por una mayoría de jóvenes que comprendían el por qué de la lucha por un continente mejor.

Miriela: ¿Cómo fue la representación de cada país de América en este foro? ¿La consideran equitativa por ejemplo?

Yusuam: No fue una representación equitativa debido a que buena parte de los países de las Américas no se vieron representados y sobre todo los jóvenes de izquierda tuvieron muchas dificultades para acreditarse o ser aceptados. Entre los países que tuvieron representación en el foro de jóvenes estaban Panamá, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Cuba, otros países del Caribe, Estados Unidos… en resumen debió ser más equitativo sobre todo teniendo en cuenta que según los organizadores y cofacilitadores previo a este foro se realizaron en muchísimos países de América encuentros presenciales con diversas propuestas. Ahora bien más que en relación a los países representados el Foro resultó poco equitativo pues una buena parte de los participantes eran miembros de la llamada Red Juvenil Interamericana por la Democracia, organización al servicio de los intereses imperialistas. En ese sentido nuestra batalla de ideas se tornó más fuerte y decisiva.

Yuniel: El Foro pudo haber sido más equitativo, pues según se expuso en la inauguración del mismo se hicieron más de 600 diálogos y foros virtuales en cada país de la región donde salieron importantes propuestas, que luego no se vieron reflejadas en las mesas de trabajo. Además los paneles y conferencias que se impartieron como parte del Foro tuvieron un marcado carácter neoliberal, justo como la misma OEA que organizó el Foro y afirmó que este era una vía para el «emprendimiento» de los jóvenes y el progreso de la región. En tales escenarios de qué emprendimiento se puede hablar, cuando por ejemplo el representante del Banco Mundial dijo que estaban para ayudar a eliminar la pobreza y no han hecho nada en ese camino. ¿Se puede ser así equitativo?

Pablo: Considero que este foro no es representativo de toda la diversidad de jóvenes que existe en la región de Latinoamérica, pues el eje temático del mismo fue un concepto que a mi juicio es una mala simplificación del modo de pensar y de actuar de la mayoría de los jóvenes de nuestra área geográfica: el emprendimiento. Cabría preguntarse ¿qué cosa es el emprendimiento? ¿Será dar a determinado grupo de jóvenes, la oportunidad de convertirse en grandes empresarios, con mucho dinero y pocos valores morales? A mi criterio es un esquema neoliberal de aspiración en la vida, que para nada tiene que ver con los jóvenes emprendedores que tenemos en Cuba, los que se caracterizan por el deseo de aportar a la sociedad y a su familia cada día más, sobre la base del trabajo constante, la superación diaria, la disciplina en su radio de acción, el combate ante lo mal hecho, la autocrítica y sobre todo el amor a Cuba.

Yordanys: Bueno, este foro está diseñado para incrementar las ansias de poder de una minoría de jóvenes que no representan a la totalidad de sus países. Es un foro que se basa en el principio de exclusión de los más desfavorecidos, puesto que la mayoría de los que en él participan vienen de participar en foros semejantes que solo ocurren virtualmente y donde, por supuesto, aquel que no tenga una computadora con Internet, ni se entera que estos procesos están ocurriendo. De este mismo mal padece el proceso de inscripciones al foro que debe ser completamente por Internet y el uso del correo electrónico. Además, en muchos países los que se inscribieron en el foro fueron seleccionados por sorteo, donde no se tuvo en cuenta la representatividad de todos los movimientos que participaron en los foros de base y se favoreció la participación de jóvenes de derecha. Tenemos compañeros que para que fuesen tuvieron que en las encuestas que daban a llenar, mostrarse como jóvenes con tendencias de derecha para que fueran escogidos, de lo contrario no los hubiesen elegido. Recuerden que la Cumbre y sus foros oficiales son el traspatio de la agonizante OEA, por lo que siempre los organizarán en función de sus intereses.

Norberto: Estoy interesado en conocer cuáles fueron las principales propuestas de Cuba en este foro de juventud.

Yusuam y Yuniel: Llevamos propuestas a todas las mesas de trabajo en correspondencia con lo que expusieron los jóvenes el 25 de marzo en el Foro Juvenil Cubano La Juventud y las Américas que queremos y también del Foro de la Sociedad Civil Pensando Américas. Entre esas propuestas se destacan: defender una educación pública, gratuita y de calidad, romper con el mercantilismo en la educación y la salud, construyendo modelos que prioricen la vida del ser humano y no el capital, presentar proyectos de cultura política que ayuden a generar procesos participativos entre los jóvenes, respetar el modelo económico, político y social escogido libremente por cada nación, la no injerencia en los asunto internos de cada país, hacer frente al cambio climático para lograr el desarrollo de los pueblos, garantizar el ejercicio y al defensa de todos los derechos humanos, defender el principio de coexistencia pacífica en materia de gobernabilidad, mantener el reclamo de bases militares en la región, así como reclamar para las Américas sociedades más justas, equitativas y prósperas para las Américas, que contengan las demandas autóctonas de nuestros pueblos, la reafirmación de la trascendencia histórica de la proclamación de América Latina como zona de paz, también exigir el cese del bloqueo impuesto por Estados Unidos contra Cuba y la orden ejecutiva impuesta a Venezuela también por este Gobierno así como defender la legitimidad de nuestra sociedad civil y juventud revolucionaria y participativas.

Alejandro: Un saludo para los participantes del foro, protagonistas de esa Cumbre. ¿Qué sintieron al saber que allí estaba el asesino del Che?

Yusuam: Le devolvemos el saludo Alejandro con la salvedad de que el verdadero protagonista de esta Cumbre fue el pueblo cubano con toda sus resistencia y dignidad demostrada históricamente. Puedes imaginar que el hecho de ver con nuestros propios ojos a uno de los principales implicados en el asesinato del Che presente en la Cumbre significó para nosotros la más grande indignación que un joven revolucionario puede sentir ante tanta agresión psicológica y afrenta a nuestros principios y a las ideas que defendemos.

Para nosotros el Che es un símbolo, un paradigma, un ejemplo a seguir. Conocer de la presencia del terrorista y asesino Félix Rodríguez Mendigutía produjo un fuerte rechazo por toda la delegación cubana y por muchísimos participantes en los foros de la Cumbre que mostraron su apoyo y solidaridad a la causa que defendimos, no era posible sentarnos a dialogar con semejante calaña como lo es este asesino y otros vinculados a connotados terroristas.

Yuniel: Indignación, así se describe ese momento cuando el Presidente de la Oclae daba a conocer la presencia de Félix Rodríguez Mendigutía en Panamá y sobre todo como representante de una supuesta sociedad civil. Para los jóvenes cubanos que nacimos admirando la figura del Guerrillero Heroico y que desde niños queremos ser como él fue una afrenta a nuestros principios, a la causa justa de América que el Che también defendió y se sintió patriota de toda Latinoamérica.

Quizás por ello fueron muchos los asistentes que se sumaron a nuestra denuncia y reclamaron igual su expulsión. Y eso lo hicimos desde nuestra posición de revolucionarios verdaderos, que hemos aprendido que al imperialismo y sus lacayos, como nos enseñó el Che, ni un tantico así.

Mariuska: Un saludo desde Cienfuegos. ¿Qué aportes hizo Cuba en cuanto a sus experiencias con la educación para los jóvenes? Imagino que pudieron abordar este tema en profundidad.

Yuniel: Mariuska cuanto me alegra que una futura maestra se interese desde ya por la educación Cuba, así se aprende a querer una profesión. En la mesa de trabajo de educación, en la cual yo participé se analizó profundamente este, pues hoy muchos países de la región como Chile, Puerto Rico, Argentina… no tienen una educación gratuita y esta no es un derecho universal de sus jóvenes y demás habitantes sino que existe una educación mercantilizada.

En cuanto a nuestros aportes hablamos de garantizar la enseñanza general desde el prescolar hasta el sexto grado y posteriormente la continuidad de estudios, la necesidad de garantizar escuelas especiales como las más de 421 que hoy existen en todo el país para atender a personas con necesidades educativas especiales, la evidencia de que el Estado no priva a ninguna persona de estudiar, ni discrimina a ningún estudiante sea cual sea su raza, procedencia político-social, ni creencia religiosa.

Propusimos junto a otros delegados lograr una educación universal desde preescolar hasta universitaria, de la más alta calidad, gratuita, multicultural, pluralista e innovadora, que nos prepare para afrontar los retos presentes y futuros, entre otras.

Raval: ¿Cómo fue acogida Cuba en este foro de juventud, al participar por vez primera? ¿Fue difícil o cómo fue intercambiar con personas de todas las tendencias políticas? ¿Hubo hostilidad hacia nosotros?

Pablo: Raval, desde la inauguración del Foro de Juventud los organizadores dieron una calurosa bienvenida a los jóvenes cubanos. Pues como bien dices, era inédita nuestra participación en este tipo de evento, allí recibimos los aplausos de todos los presentes. El intercambio con jóvenes de otras tendencias políticas no fue difícil, al menos en la mesa de trabajo de Medio Ambiente y Energía, que fue en la que participé. Por el contrario, me percaté que en lo que atañe al medio ambiente hay un gran consenso entre los jóvenes latinoamericanos y caribeños. Y que se tiene una gran percepción del riesgo que implica el Cambio Climático y de cómo los gobiernos de conjunto con sus pueblos, deben ser proactivos en sus acciones de adaptación y mitigación a este fenómeno. Cada mesa de trabajo debía llegar a una conclusión final, que debía ser leída por un joven elegido entre todo lo delegados de la mesa de trabajo, para mi sorpresa, todos los allí presentes, sin importar su ideología, me seleccionaron para dar a conocer en el acto de clausura la declaración de la mesa de trabajo de Medio Ambiente. En dicha clausura, una vez más, nos felicitaron no solo por nuestra presencia sino también, por nuestra activa participación en cada una de las cuatro mesas de trabajo del IV Foro de Juventud.

Yordanys: La acogida de Cuba en este foro fue calurosa, varios oradores durante la ceremonia de inauguración y clausura del evento, resaltaron la presencia nuestra allí. Sin embargo, en la mesa de trabajo de Gobernabilidad Democrática y Participación Ciudadana no siempre fuimos bien vistos, debido principalmente a los planteamientos que allí llevamos, los cuales no fueron otros que los emanados de nuestro foro de juventudes, que se celebró acá en la Habana el día 25 de Marzo y que están recogidos en la declaración que de este evento se publicó. Aunque también es válido aclarar que no todos estuvieron en desacuerdo con lo que planteaban los jóvenes cubanos, tuvimos también un importante apoyo de los movimientos de izquierda de Panamá, Venezuela, Ecuador, Bolivia y otros países amigos. No obstante a las posiciones distintas de algunos jóvenes, no tuvieron otra que aceptar los criterios que exponía la izquierda latinoamericana, muchas veces en voz de los jóvenes cubanos, esto debido principalmente a lo profundamente justo de estos criterios. Digamos que se acorraló a la derecha latinoamericana y se hicieron propuestas a la declaración final que realmente representan a los intereses de nuestros pueblos.

laritza22: Con tanto que circula por Internet uno no sabe que creer... ¿fue tan fatal el foro de juventud como el de la sociedad civil?

Yusuam y Yuniel: El Foro de Jóvenes como apuntamos se pudo realizar en todas las mesas de trabajo; aunque no estuvimos excepto de manipulaciones e intentos de boicotear el conceso al que habíamos llegado en los debates de las mesas, específicamente en la de gobernabilidad democrática y participación ciudadana donde el ultimo día, antes de la plenaria final, apareció un proyecto de declaración que distaba mucho de las propuestas ya consensuadas en las discusiones previas y con lo cual nuestra delegación y otros participante no estuvieron de acuerdo, siendo necesario reestructurar y reformular cada oración del párrafo con vistas a que realmente reflejara lo que en la mesa se había discutido.

Válido destacar también que en el momento de la plenaria apareció una supuesta comisión que sesionó en lengua inglesa con representantes de Estados Unidos y algunos países del Caribe, demostrándose así la falta de transparencia durante el desarrollo de este foro.

A pesar de ello pudo concluirse positivamente, y en la página web del Foro hasta ahora no aparece publicada la declaración que hicieron estos personajes, sino la que se llevó a consenso por los jóvenes de las cuatro mesas de trabajo. Es válido destacar que este foro pudo darse porque no hubo presencia en ninguna de las mesas y plenarias de mercenarios, que no representan la legitimidad sociedad civil cubana.

Carla: Alguna gente piensa que la actuación de los cubanos en Panamá no estuvo a la altura de estos tiempos... ¿Pensaron ustedes que estaban cometiendo un error cuando vieron a Obama y a Raúl dialogando?

Yusuam: Para nada. Estamos convencidos que nuestra actuación fue consecuente con la historia de lucha del pueblo cubano, con lo que de los jóvenes espera la Revolución y con este tiempo histórico que vivimos. Nuestra denuncia era legítima, llena de convicción y compromiso con las ideas de Martí, Fidel y Raúl. El hecho de que nuestro presidente dialogara con Obama es muestra de su capacidad, inteligencia y liderazgo en América Latina y el Caribe.

Fuimos a la Cumbre dispuestos a dialogar, a trasladar nuestras experiencias, a construir de conjunto con el resto de los jóvenes y participantes ideas que sirvieran para fortalecer las sociedades de las Américas. En este sentido estábamos dispuestos como seres civilizados a intercambiar sobre la base del respeto. No así con supuestos representantes de una sociedad civil ficticia, construida en el imperio y al servicio de intereses anticubanos.

Nuestra denuncia no era contra Obama, con quien estamos convencidos hay que seguir dialogando como ha decidido la dirección de la Revolución. Ello no significa que tengamos que sentarnos a discutir con esos lacayos mercenarios que no representan más que al dinero que les pagan los que quieren destruir a Cuba. Estos que se han opuesto al restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos. Nuestra actuación no era de fanáticos sino de jóvenes con sentido común, defensores de la dignidad que ha caracterizado a nuestro pueblo.

Yuniel: Observar escenas como la de Raúl y Obama engrandeció más nuestra presencia en Panamá y justificó las razones por la cual los cubanos no quisimos dialogar en espacios donde estuvieron los mercenarios y personajillos que están ligados a connotados terroristas como Luis Posada Carriles.

Y eso no solo lo reconocimos así quienes estaban en Panamá sino también los medios de comunicación y las redes sociales, que han destacado como Raúl con su vigor, fuerza e inteligencia se convirtió en titular por las palabras que pronunció.

Ese dialogo y el discurso de Raúl desde el respeto a los principios revolucionarios fue una lección de historia y de sabiduría, de demostración que a pesar de nuestras diferencias podemos tener un intercambio civilizado siempre que se respeten los derechos del pueblo cubano, que ha sabido crecerse ante cada calumnia del imperialismo como vivimos en Panamá.

Nuestras protestas no fueron nunca contra Obama, sino contra esos que se oponen al restablecimiento de las relaciones diplomáticas, los que quieren que se mantenga el bloqueo económico impuesto por el gobierno norteamericano, los que desean instaurar dictaduras capitalistas en la Cuba de Martí y de Fidel.

Por eso defendimos nuestra verdadera sociedad legitima, representante de más de 2 000 organizaciones y actores sociales que aportan cada día al desarrollo económico, político, social y cultural del país; y por eso creemos que estuvimos a la altura de este momento histórico, como también lo hicieron los que estuvieron desde suelo cubano defendiendo y apoyando con sus mensajes nuestra actuación revolucionaria.

Yordanys y Pablo: Carla, no compartimos ese criterio que tienen algunas personas sobre nuestra digna actuación en los Foros Paralelos a la Cumbre, pero no estar de acuerdo en todo lo que se plantea, forma parte del diálogo entre las personas. Si no estar a la altura de estos tiempos significa aceptar la falta de respeto a la sociedad civil cubana, al incluir en el Foro de la Sociedad Civil a mercenarios y asesinos de la talla de Félix Rodríguez; no denunciar la no acreditación de 27 delegados cubanos aceptados para participar en el Foro de la Sociedad Civil; dialogar con mercenarios que se autoproclamaban representantes de la sociedad civil cubana y que todos sabemos que responden a los intereses del mayor imperio que ha conocido la historia de la humanidad y que algunos están en desacuerdo con las decisiones tomadas el 17 de diciembre de 2014 por los presidentes de Cuba y los Estados Unidos; no responder enérgicamente a las provocaciones a nuestra delegación en suelo panameño; no mostrar las cualidades de nuestro sistema social y sus resultados en materia de educación, salud, ciencia, deporte, arte; no defender nuestra historia y todo en lo que creemos.

Entonces seguiremos «lamentablemente» sin estar a la altura de este momento, pues traidores no seremos jamás. Siempre estuvimos seguros de obrar correctamente, incluso cuando vimos a Obama y a Raúl dialogando. Esto se debe principalmente a que si bien Raúl sí representa los intereses de la verdadera sociedad civil cubana, Obama no representa los intereses de los mercenarios cubanos que allí estuvieron, pues el único interés que los mueve es el del dinero que pueden cobrar al hacer una supuesta oposición en Cuba.

Recuerde que en los cables desclasificados de Wikileaks, el propio exjefe de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en la Habana, Jonathan Farrar, ahora embajador de EE.UU. en Panamá, los clasifica como personas desconectadas de la sociedad que el único interés que los mueve es el dinero.

Ramón Santamaría: Si tuvieran que comparar la juventud cubana con sus pares latinoamericanos ¿en qué ven semejanzas y dónde diferencias?

Yusuam, Yuniel, Yordanys y Pablo: La historia común de los pueblos, la cultura de América Latina y el Caribe nos hace ser jóvenes defensores de las ideas progresistas y principios tales como la autodeterminación de los pueblos, la soberanía, independencia por las que históricamente hemos tenido que luchar.

Tenemos diferencias en nuestras maneras de pensar y de actuar, sobre todo desde el punto de vista del orden social, económico y político que defendemos, precisamente porque no todos los jóvenes de nuestra región abogan por el socialismo como alternativa al sistema capitalista, he ahí nuestra principal diferencia por la juventudes de derecha de nuestra región y no se trata de imponer el socialismo que nosotros estamos edificando, sino de que vean en este sistema la solución a los problemas fundamentales de la humanidad que en el capitalismo son imposibles de resolver por su insostenibilidad.

A pesar de ello nos unen gustos musicales, alimenticios, formas de vestir, la alegría y profundidad en los debates, creencias religiosas, todo lo cual nos hace sostener que debemos ser un bloque unido como Juventud de la Celac aceptando nuestras diferencias para ser más efectivos en la construcción de la América Latina y Caribeña que queremos frente aquella que no nos pertenece al norte del Río Bravo.

Raquel: La participación social y la no injerencia externa, dos temas cruciales tocados durante los días de la Cumbre, ¿cómo se trataron en ese foro?

Pablo y Yordanys: Raquel, los jóvenes cubanos que asistimos al foro en representación de todos ustedes no podíamos dejar que se acabara el foro y no se tocaran estos aspectos de los cuales tanto se adolece en el hemisferio.

La mesa de trabajo de Gobernabilidad Democrática y Participación Ciudadana tocó estos puntos ampliamente. De hecho, quedaron recogidos en la declaración final del foro.

En cuanto a la participación ciudadana, reconoce la declaración, que este es un problema que afecta al continente, debido a los bajos niveles de participación de las mujeres, los indígenas, los afrodescendientes, las personas con discapacidad, migrantes y jóvenes rurales entre otros.

Además, se hizo hincapié en que para lograr incrementar la participación ciudadana hay que garantizar la igualdad de oportunidades para todos y que este es un compromiso que deben asumir los Estados.

Sobre la no injerencia se agregó en la declaración final lo siguiente: «... exigimos que se reconozca y se garantice todos los derechos humanos para todas y todos, en el marco del respeto a la soberanía plena de los Estados sin condicionamiento, ni injerencia alguna...».

Lola: Otros medios de comunicación que no son cubanos dicen que ustedes golpearon a los mercenarios cada vez que salían de los foros. ¿Fue verdad eso, cual fue la actitud de los jóvenes allí y de la sociedad civil?

Yuniel: Sí es verdad que «golpeamos» a los mercenarios cada vez que nos provocaban, pero fueron golpes de ideas y argumentos concretos de los que podemos exponer desde nuestra modestia y lo que hemos conquistado durante más de 55 años de Revolución. Lo hicimos así porque de Martí aprendimos que trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras. Fueron las ideas las que alzamos en Panamá contra los lacayos vendepatria que por millones de pesos hablan de educación, salud, democracia, seguridad ciudadana… sin saber ni siquiera en qué consisten esos términos.

Los golpeamos entonando más fuerte que nunca nuestro Himno Nacional, la Marcha del 26 de Julio, la Internacional… agitando fuertemente nuestra bandera de la estrella solitaria o aquellos carteles que tenían imágenes de mercenarios y gusanos confesos al servicio del imperialismo.

Esos fueron nuestros golpes y les puedo asegurar que fueron duros como dijeron algunos de los delegados panameños o venezolanos que se unieron a nuestras denuncias y reclamos. ¿Por qué esos medios, que no son cubanos, no dijeron esas verdades, por qué no pusieron aquellas imágenes como las que vio este delegado de una madre y su hija que lloraban mientras escuchan el discurso de Raúl, por qué no hablan de aquella señora de 72 años que en la Cumbre de los Pueblos se unió a los reclamos de los cubanos o las intervenciones del Presidente panameño Juan Carlos Varela o la canciller de la República diciendo que era una gran noticia que los cubanos estuvieran por vez primera en una Cumbre de las Américas o que nuestra asistencia allí no fue un regalo sino la presión y la unidad de varios países de la región?

Esas cosas nunca la dirán los grandes medios que manipulan la información, pero sepan que en Panamá estuvieron 11 millones de cubanos dando golpes con razones verdaderas.

Yusuam: Lamentablemente algunos medios de comunicación al servicio de las grandes trasnacionales de la información capitalista se han encargado de manipular, tergiversar y omitir la verdad de la actuación de Cuba en la Cumbre de las Américas y sus actividades paralelas, de ahí que muchos manifiesten que los cubanos fuimos a Panamá a golpear a los mercenarios.

Nada más alejado de la verdad cuando en todo momento lo que hicimos fue defender con las ideas y los principios que nos sostienen al pueblo cubano. Si hubo alguna agresión fue por parte de los propios mercenarios quienes ofensivamente vulneraron el busto de Nuestro Héroe Nacional frente a la Embajada de Cuba en Panamá demostrándose y ahí están públicamente las pruebas documentales que uno de esos connotados terroristas dio el primer golpe ante la respuesta firme y digna de los cubanos.

Los mercenarios presentes en Panamá sí son violentos, agresivos, sí acuden a las armas de piedras para salirse con las suyas, delincuentes comunes como son algunos hacen honor a su condición de lacayos, sin embargo no pudieron impedir que los cubanos presentes en Panamá, legítimos representantes del pueblo de Cuba pusieran en acto la voz de la Patria que ellos hace mucho traicionaron.

Pablo y Yordanys: Lola, la Cumbre de la Américas así como los foros paralelos que allí se llevaron a cabo tuvieron un fuerte tratamiento mediático. Para desgracia nuestra la libertad de prensa que supuestamente tienen los grandes medios transnacionales de la información no les permite publicar algo que vaya en contra de los intereses del imperio.

Por esta causa es que se encargaron de dibujar una delegación cubana violenta y que se negaba al diálogo. Los cubanos que los representamos en Panamá dimos varios golpes a los mercenarios, pero ninguno fue físico, les golpeamos la cara entonando las notas de nuestros gloriosos himnos nacionales y del 26 y disparándoles consignas que les provocaron grandes dolores. Ellos querían esos otros golpes de los que hablaron los medios, pero no los complacimos. La verdadera Sociedad Civil cubana no ensucia sus manos con tales lacras.

Carlos Rodríguez: ¿Se tocó el tema migratorio en el foro de juventud? Pregunto porque este es el grupo de edad más propicio para cambiar de entorno en cualquiera de nuestros países.

Yordanys y Pablo: Carlos, para su tranquilidad una de las mesas de trabajo era sobre Migración, acá también estuvimos presentes. Donde se enfatizó en el combate al tráfico ilícito y la trata de mujeres, niños y adolescentes. Aunque no quedó recogida en la declaración final de esta mesa de trabajo, los delegados cubanos planteamos nuestro desacuerdo hacia aquellas políticas que estimulan la migración, la fuga y el robo de cerebro entre los países.

Rita Pérez: Se ha pensado en llevar lo ocurrido en Panamá a toda nuestra sociedad para que conozca lo que ocurrió allí.

Yuniel, Yusuam, Yordanys y Pablo: Sí. Como parte de una estrategia que ha diseñado el país y como continuidad a la participación cubana en la VII Cumbre de las Américas se están realizando encuentros en las comunidades, colectivos de trabajo, estudiantiles para dar a conocer lo que realmente vivieron allí los cubanos.

Se han realizado varias mesas redondas sobre la participación cubana en la Cumbre y el próximo lunes habrá otra mesa dedica al tema. Igualmente se han realizado foros on-line en Cubadebate y Juventud Rebelde.

Se tiene pensado crear un grupo de productos comunicativos e impresos que recojan la memoria de aquellos días intensos que los cubanos se empinaron por el presente y el futuro de Cuba, las Américas y la humanidad toda.

En los bloques del desfile del Primero de Mayo tanto a la hora de abrir como de cerrar habrá una representación de la delegación cubana a la Cumbre como sucedió ayer en el acto por el aniversario 54 de la declaración del carácter socialista de nuestra Revolución.

Se mantendrá el sitio web Pensando Américas, que se convirtió en un potente medio de comunicación para divulgar la verdad de la delegación cubana y además se seguirá debatiendo en las redes sociales y todos los espacios que sean posibles.

Sergio Cevedo: Soy de Cienfuegos y me gustaría conocer sobre la sociedad civil en Cuba, pues este es un tema del que hablamos solo ahora.

Yusuam: Tienes razón este es un tema del que no se hablado mucho al menos públicamente y que nuestro pueblo no ha estado muy al tanto sobre todo desde el punto de vista conceptual de que entender por sociedad civil.

Para no abrumarte de concepciones teóricas intentaré explicarte lo más claro posible. La sociedad civil cubana no es más que nuestro pueblo organizado en más de 2 000 organizaciones sociales, de masas, estudiantiles, campesinas, obreras, incluso organizaciones no gubernamentales, que aportan a la vida económica, política y social de la nación.

Nuestra sociedad civil que no es contraria al Estado porque se ha construido dentro de la Revolución por el pueblo cubano que políticamente está preparado y es quien detenta el poder de la nación. Los grados de realización social de Cuba se construyen y fortalecen en buena medida por los vínculos estrechos entre la sociedad civil cubana y su sistema político.

Despedida

Luego de casi cuatro horas de responder a las preguntas de nuestros lectores, los jóvenes cubanos se despiden con un mensaje para ellos:

Pablo, Yuniel, Yusuam y Yordanys: Gracias a todos por las felicitaciones trasmitidas y por el intercambio, les reiteramos que estamos seguros que cualquiera de ustedes nos hubiese podido representar de igual manera. Nuestra Revolución cuenta con sus jóvenes y sabemos que no la defraudarán.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.