Por vez primera, electores dejarán constancia de su voto con su firma - Cuba

Por vez primera, electores dejarán constancia de su voto con su firma

Según la Comisión Electoral Nacional los integrantes de la mesa le solicitarán al elector que firme, lo cual es un acto voluntario. Este nuevo paso ratifica la voluntad soberana, reconocida en la Constitución de la República y la Ley Electoral cubanos, de que el voto es un derecho universal, y lo realiza de manera voluntaria, directa y secreta

Autor:

Agnerys Rodríguez Gavilán

Que los cubanos y las cubanas estampen su firma en la Lista de Electores, luego de que ejerzan su derecho al voto en los comicios parciales de este domingo para elegir a los delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular, es un paso nuevo de los procesos eleccionarios del archipiélago.

Así, los más de ocho millones de ciudadanos que han sido convocados a las urnas, porque están en plena capacidad legal para concretar su derecho de sufragio activo, una vez que hayan depositado su boleta en las urnas habilitadas en los 24 646 colegios electorales abiertos en el país, firmarán como constancia de que asistieron a esta jornada cívica y patriótica que Cuba protagoniza en un día marcado por la historia, como día de victoria y de reafirmación.

Según la Comisión Electoral Nacional los integrantes de la mesa le solicitarán al elector que firme, lo cual es un acto voluntario, y puede o no hacerlo.

De modo que, este nuevo paso ratifica la voluntad soberana, reconocida en la Constitución de la República y la Ley Electoral cubanos, de que el voto es un derecho universal, y lo realiza de manera voluntaria, directa y secreta; pero ahora, con el acto de firmar, además de colocarse Cuba y sus sistemas político y electoral en sintonía con las prácticas internacionales, si es voluntad de elector, también está ratificado su voto, también está reafirmando su deber ciudadano de patriota de participar en los procesos democráticos más importantes y decisiones de la nación, de la Revolución.

Se llega al momento de la firma, si decide hacerlo, luego del elector haberse presentado ante la mesa, mostrar su carné de identidad o documento de identidad de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (en el caso de un menor arribante a los 16 años que aún no tenga su carné, podrá votar con la tarjeta de menor). Entonces, las autoridades de la mesa comprueban su inscripción en la Lista y, por ende, su capacidad para sufragar. Minutos después, se le entrega doblada la boleta, el elector ejerce su voto en casilla o lugar apropiado que garantice el secreto de su votación, la vuelve a doblar y la deposita en la urna. El o los pioneros que la custodian indican que «Votó». En la mesa se consigna en la Lista, junto a su nombre, igual término: «Votó»; momento en que se le solicitará que deje su firma en la Lista.

Es este nuevo paso una evidencia concreta del perfeccionamiento que también vive el sistema electoral de la Isla, a tono con los importantes cambios y transformaciones que se realizan en otros ámbitos de la vida política y económica del país, para fortalecer la Revolución y su carácter socialista, apoyados de manera rotunda en aquellos días de abril de 1961.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.