Los peligros nocturnos de un carretón - Cuba

Los peligros nocturnos de un carretón

Como consecuencia del accidente ocurrido el pasado viernes en el kilómetro 469 de la Carretera Central, fallecieron los guantanameros Alberto Pulido Rodríguez, de 52 años, y Gisela Maine Tur, de 51, y los avileños Julio Roberto García Pérez, de 54 años y Juana Dolores Fabelo Roteta, de 63

 

Autor:

Luis Raúl Vázquez Muñoz

CIEGO DE ÁVILA.— Marlon Rosabal Salcedo nació a los 32 años. Natural de Nuevitas, Camagüey, este joven puede reiniciar su cuenta de vida por una razón poderosa: haber sobrevivido a un violento accidente, ocurrido a las 9:00 p.m. del pasado viernes, en el kilómetro 469 de la Carretera Central, próximo al batey de Vila.

El siniestro ocasionó la muerte instantánea de cuatro personas y heridas a otras seis, al colisionar tres vehículos: un carretón o araña —que transitaba a oscuras—, un auto modelo Hyundai Athos con chapa P 016643 y una rastra, con matrícula B 009926, perteneciente a la Empresa de Materias Primas, que viajaba cargada de papel proveniente de Guantánamo.

«Yo tengo la imagen metida en la cabeza, no se me puede borrar, confiesa Marlon, quien sufrió varias fracturas y contusiones. El chofer de la rastra nos había dado botella en Camagüey. Por el camino se quejaba de que nadie respetaba el cambio de luz. Había acabado de decir algo de eso, cuando sentí como una explosión. En la senda contraria vi el Hyundai golpear la araña y salir disparado contra nosotros. La rastra entonces se desvió por el golpe, sentí que le pasó por arriba al carro. Entonces me vi metido dentro de una pila de hierros».

Al lugar del suceso se personaron de inmediato las máximas autoridades del Ministerio del Interior (Minint), del Gobierno y el Partido en la provincia, encabezados por Félix Duarte Ortega, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en el territorio.

Las prontas acciones de rescate permitieron la atención de los heridos, tres de ellos reportados de grave, y el restablecimiento del tráfico de la Carretera Central, aunque se debió trabajar en el rescate de cadáveres que quedaron aprisionados entre los restos de los vehículos.

Según autoridades del Minint, como consecuencia del accidente fallecieron los guantanameros Alberto Pulido Rodríguez, de 52 años y chofer de la rastra, y Gisela Maine Tur, de 51, y los avileños Julio Roberto García Pérez, de 54 años y conductor del Hyundai Athos, y Juana Dolores Fabelo Roteta, de 63.

En el hospital provincial Antonio Luaces Iraola, recibieron atención las seis personas con lesiones.

La instructora Lisbeth Pérez Álvarez informó que, de manera preliminar y de acuerdo con las indagaciones, se puede informar que la tragedia ocurrió cuando el vehículo de tracción animal avanzaba sin iluminación, violando el artículo 190 de la Ley 109 de Viabilidad, que prohíbe la circulación de esos medios en horario nocturno.

Detrás de la araña, explicó la investigadora, circulaba el Hyundai. En el preciso momento en que se originan los cambios de luces en la vía, se produjo una encandilación y el conductor del auto impactó por detrás al carretón para luego proyectarse contra la rastra, la que se desvió y se volcó sobre la Carretera Central.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.