Solidaridad mundial por una política justa hacia Cuba

Miguel Díaz-Canel asistió al Encuentro Internacional de Solidaridad con Cuba, celebrado este sábado en La Habana con la participación de más de mil delegados procedentes de 70 países

Autor:

Marianela Martín González

El cese definitivo del bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos contra Cuba, así como la devolución del territorio de Guantánamo que de manera ilegal ocupa la potencia imperial en la Isla, fueron los reclamos más reiterados durante el Encuentro Internacional de Solidaridad que tuvo lugar este sábado en el capitalino Palacio de las Convenciones.

La jornada, a la que asistió el miembro del Buró Político Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, contó con la participación de más de mil delegados de 205 delegaciones, procedentes de 70 países, quienes tuvieron la oportunidad de desfilar este Primero de Mayo junto al pueblo cubano.

En esta ocasión, el Encuentro que tradicionalmente tiene lugar luego de las celebraciones por el Día Internacional de los Trabajadores, dejó una impronta de alegría por tener de vuelta en casa a los luchadores antiterroristas Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René, quienes cumplieron injustas condenas en Estados Unidos.

Alicia Jrapko y Gloria La Riva, luchadoras incansables por la liberación de Gerardo, Antonio, Ramón, René y Fernando, expresaron la satisfacción de poder contar con la presencia tangible de esos valerosos hombres en el tradicional Encuentro.

Ambas coincidieron en que ahora los comités de solidaridad deben incorporar a más jóvenes para garantizar la continuidad de la lucha contra la injusticia. Alicia, quien preside el Comité Internacional por una política justa hacia Cuba, dijo que el Encuentro debía ser un homenaje a los que quedaron en mitad del camino, por causa de la muerte, en la lucha por la liberación de los Cinco, entre ellos familiares, activistas y el abogado Leonard Weinglass.

Como parte del Encuentro, emoción especial suscitó que los Cinco antiterroristas recibieran de manos de Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la CTC, el Sello 75 Aniversario de la fundación de la Central de Trabajadores de Cuba, una distinción que la organización otorga a personalidades e instituciones que de manera relevante apoyan la producción, los servicios y la investigación, así como a quienes aportan de modo excepcional al desarrollo social y a la defensa de la Patria.

En nombre de los Cinco, Gerardo Hernández Nordelo agradeció la batalla por el regreso que desplegaron los amigos y organizaciones solidarias asistentes a la cita, y otros que no podían estar en ese momento presentes, quienes desempeñaron un rol importante en dar a conocer la injusticia cometida por el Gobierno estadounidense contra los luchadores cubanos.

Gerardo calificó este Primero de Mayo como un día histórico. Recordó que cada año en la prisión buscaban algún rinconcito donde hubiera un televisor, para ver alguna imagen de la marcha por el Día de los Trabajadores en Cuba, «porque aunque los grandes medios de comunicación quieran silenciar a la Isla, siempre la Patria reluce y muestra su dignidad cuando de justicia social se trata».

Los Cinco también entregaron reconocimientos a 19 organizaciones sindicales, personalidades y movimientos de solidaridad que contribuyeron a devolverlos a casa, entre estas la Federación Sindical Mundial.

Ana Teresita González Fraga, viceministra de Relaciones Exteriores de Cuba, aprovechó el auditorio para referirse a la marcha de la política exterior de la Isla y dio elementos sobre la política de Estados Unidos hacia Cuba, luego de lo anunciado el 17 de diciembre pasado, en torno al restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países.

Afirmó que no puede haber normalización de las relaciones sin que Estados Unidos cese el bloqueo contra Cuba, devuelva el territorio de Guantánamo, y acabe las transmisiones de las mal llamadas televisión y radio Martí.

Por su parte Kenia Serrano Puig, presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, se refirió a la nueva etapa para redimensionar la misión de la organización que representa, la cual reforzará la lucha por todas las causas justas del mundo.

En varios momentos de este evento se reclamó que Estados Unidos derogue el decreto emitido el 9 de marzo contra la República Bolivariana de Venezuela, el cual considera al hermano país como una amenaza a la seguridad del país norteamericano.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.