Crecer con raíces de azul

El IPVCE Mártires de Humboldt 7 celebró su graduación 35, la más antigua de un centro similar en el país

Autor:

Dachelys Alfonso Leal

El Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) Mártires de Humboldt 7 celebró, en el Mausoleo de los Mártires de Artemisa, el lunes último, su graduación 35, la más antigua de un centro de ese tipo en el país.

La escuela tiene sus orígenes en 1980, cuando por iniciativa del líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, se fundó el primer Instituto Preuniversitario Vocacional Especializado de Ciencias Exactas, en la Coronela, reparto La Lisa.

Cuatro años más tarde, para ampliar su matrícula, fue trasladado a su ubicación actual, en el municipio artemiseño San Antonio de los Baños, y tomó el nombre Mártires de Humboldt 7, explicó el subdirector docente y fundador del centro Inovelio Franco.

Agregó, además, que tradicionalmente se ha reconocido al IPVCE Vladimir I. Lenin como el pionero de esas instituciones, sin embargo no es así, pues en sus inicios no poseía tal condición.

En el acto, Marta Suárez, jefa del Departamento de las enseñanzas Secundaria Básica y Preuniversitario de la Dirección Provincial de Educación, destacó los buenos resultados docentes que mantiene el centro, el cual durante tres años consecutivos ha alcanzado el 100 por ciento de aprobado en los exámenes ordinarios de ingreso a la Educación Superior.

Tres estudiantes fueron seleccionados como los mejores graduados: Marlon Ares, Jorge Bencomo y Richard Medina, no obstante, la lista es más extensa cuando de buenos valores y compromiso ante el estudio se trata, pues el prestigio que caracteriza a la escuela procede del esfuerzo de todos.

La nostalgia que representa despedir tres años colmados de nuevos conocimientos, amistades, profesores y experiencias para la vidas, no les arrebató la felicidad a estos jóvenes bachilleres, quienes en una canción propia pusieron letra a sus sentimientos: «Con las raíces de azul camino firme por la tierra que con tizas dibujó un profesor. Con mis alas y una canción hoy parto y vuelo, y para qué decir adiós si existe un camino de regreso».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.