La calabaza que detuvo el tránsito

Una calabaza de 50 libras no solo frenó la circulación de vehículos y peatones, sino que llevó a la fama vecinal a un vendedor ambulante camagüeyano

Autor:

Yahily Hernández Porto

Camagüey.— De tarde en casa, tratando de coger algo de fresco durante el muy caluroso y adelantado verano cubano, varias voces de asombro y gestos fascinados llamaron mi atención.

No hizo falta preguntar sobre aquella algarabía en medio de la calle, pues la calabaza gigante, que exhibía Yodanis Vázquez Verdecia, vendedor ambulante de 33 años de edad, paraba en seco a vehículos y peatones, y vecinos salían de sus casas para admirarla.

Resulta que este trabajador por cuenta propia, quien reside en Calle #9, del reparto La Belén, de la ciudad agramontina, mostraba orgulloso su «hortalizón» de 50 libras de peso.

Pero de repente, y con centímetro en mano, la modista Margarita, vecina de la calle Matadero, salió de su hogar y midió «en un abrir y cerrar de ojos» la altura del fruto: 70 centímetros, y su circunferencia o perímetro, 107 centímetros.

Y es que el Chino, como nombran amigos y familiares a este cuentapropista, no solo cultiva en su patio calabazas de gran tamaño, sino, además, buenos aguacates y yucas. «Mi parcelita me asombra hace algún tiempo, porque he recogido tres calabazas bien grandotas, aunque ninguna como esta, y las yucas tampoco se quedan atrás», dijo Yodanis Vázquez.

Cuenta este agricultor que su secreto para obtener buena cosecha depende del riego diario y de la materia orgánica, «esto funciona en mi casa como un reloj», explicó.

Soy un hombre feliz —expresó—, y me siento doblemente dichoso porque he sido el más popular de los vendedores por dondequiera que pregono lo que traigo. «Vecinos, turistas y choferes me han tirado fotos», aseguró a JR.

«Mi calabaza —añadió— por el momento no irá a la olla de nadie, pues ella me hace sentir orgulloso y aunque no es un record sí es un buen average».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.