Seguir mejor la pista a los sismos en nuestro país

El país fortalecerá su capacidad de prevención y respuesta ante estos desastres, según se dio a conocer en la primera jornada del Ejercicio Meteoro 2015

 

Autores:

Yahily Hernández Porto
Odalis Riquenes Cutiño
Patricia Cáceres

Un total de 27 estaciones para el monitoreo a la actividad sísmica serán creadas en el país en un plazo aproximado de tres años, anunció este viernes el Doctor Bladimir Moreno, director del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (Cenais), al comienzo del Ejercicio Meteoro 2015, en la sede del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil.

Hasta el momento —informó— existen 11 estaciones de este tipo en el territorio nacional. Con las nuevas se espera fortalecer fundamentalmente el occidente, que dispone solamente de tres, lo cual es insuficiente para analizar y hacer mejores proyecciones de la actividad sísmica en la región.

«Todas estas nuevas estaciones nos van a permitir disminuir el tiempo de aviso. De ocurrir un evento significativo se va a poder determinar de forma automática dónde ocurrió y la magnitud, lo cual ahora no puede hacerse con tanta exactitud.

«También podremos caracterizar todo el territorio nacional desde el punto de vista sismológico. Hay muchas fallas que no se conocen, ni su actividad, sobre todo en el occidente de Cuba», argumentó el especialista.

Otra de las acciones previstas es la instalación de toda una red de estaciones acelerográficas en las ciudades de Santiago de Cuba y Guantánamo.

«En caso de que ocurra un terremoto significativo, estas estaciones distribuidas nos van a permitir determinar, de forma automática, los niveles de aceleración que se registraron en cada punto de esas urbes.

«Normalmente en un terremoto las zonas más afectadas son aquellas en las que se obstruyen las comunicaciones. Con este tipo de instrumento podemos saber cuáles son las zonas de mayor afectación y hacia dónde dirigir la ayuda. Sirve, además, para caracterizar la respuesta del suelo en las ciudades y poder hacer planificación urbana más eficiente», precisó.

El general de división Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, exhortó a continuar fortaleciendo el sistema de vigilancia y monitoreo.

«Los funcionarios, decisores y la población en general deben aplicar la prevención a diario, porque se trata de un evento súbito, imposible de prever. Por eso hay que estar más preparados», expresó.

Meteoro 2015, que se realizará hasta este domingo, se ha dedicado este año al fortalecimiento de las capacidades del país y de los territorios para enfrentar sismos de gran intensidad, maremotos, huracanes, sequías y eventos de desastres de origen sanitario.

No por gusto, como preámbulo de la jornada, se realizó en la región oriental el ejercicio SISMO 2015, pensado para precisar, organizar y realizar las acciones de respuesta ante un terremoto de gran intensidad y maremotos.

Santiago de Cuba: reducir vulnerabilidades

SANTIAGO DE CUBA.— Los órganos de dirección y mando de esta oriental provincia, la más cercana a la principal zona sismogeneradora del país, puntualizaron este viernes las medidas planificadas para dar respuesta a un evento de gran intensidad, como parte de la primera jornada del Ejercicio popular Meteoro 2015.

Insistieron en aprender de los terremotos de Haití y Nepal y exigir por el cumplimiento de las recomendaciones emitidas en los estudios de peligro, vulnerabilidad y riesgo (PVR) a los diferentes niveles, y cuantificar las medidas de reducción de la vulnerabilidad en los territorios y sectores de la economía de mayor riesgo.

La ingeniera Grisel Morejón, vicedirectora científica del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (Cenais), informó que en las 13 zonas en que se ha dividido el territorio nacional y áreas aledañas para el monitoreo de su sismicidad se registraron, durante el año 2014, 20 sismos perceptibles, con magnitudes entre tres y cinco grados y un aumento de la actividad sísmica en las regiones occidental y central, con varios eventos localizados en el norte de Matanzas y en Villa Clara, además de la región oriental.

Hasta el 11 de mayo de este 2015, precisó la especialista, el Servicio Sismológico Nacional reporta la ocurrencia de siete sismos perceptibles y una sismicidad alta en zonas como Camagüey-Cubitas, Santiago-Baconao, Chivirico, Cabo Cruz-Pilón, Guantánamo-Maisí y el occidente cubano.

La generalización de plegables para la construcción de viviendas seguras en el centro histórico santiaguero y la introducción de los estudios de PVR en la planificación del abarcador proceso inversionista que se ejecuta en la oriental provincia, son algunas de las medidas que ya se aplican aquí, en relación con estos propósitos.

Este sábado 16 se prevé continúe en el territorio la preparación de los órganos de mando y dirección a los diferentes niveles, incluyendo las zonas de defensa, para dar respuesta a situaciones extremas de desastres como sequías intensas, huracanes, incendios forestales, situaciones higiénico epidemiológicas y epizootias.

Para el domingo 17, jornada final del Meteoro 2015 y Día de la Defensa Nacional, tendrán lugar acciones prácticas encaminadas a la reducción de vulnerabilidades, entre las que se incluyen labores de saneamiento ambiental en áreas de salud de riesgo y la realización de ejercicios para puntualizar las comunicaciones ante la ocurrencia de un sismo de gran intensidad y la formación de los grupos de salvamento y rescate.

Análisis para escenarios complejos

Camagüey.— «El territorio posee el reto no solo de apoyar a las provincias orientales ante la ocurrencia de terremotos, sino que ahora también incorpora y puntualiza en su preparación las misiones, medios y fuerzas para reducir las vulnerabilidades ante posibles escenarios de sismos y maremotos», informó Jorge Luis Tapia Fonseca, presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP).

«Estamos en un contexto en que, aunque la toma de decisiones se desarrolla con fines preventivos, la realidad revela que hay que extremar esas medidas, sobre todo a partir de la actividad sísmica experimentada durante el mes de marzo pasado en la zona de Sibanicú-Cascorro-Guáimaro», insistió.

Tapia Fonseca dijo que en esta labor de puntualización práctica se evalúan además, las medidas ante desastres naturales, fenómenos meteorológicos e intensas sequías.

Apuntó que los diferentes subgrupos de la economía especifican y determinan rigurosamente sus planes y medios, para atemperarlos y adecuarlos al nuevo contexto sismológico del territorio.

Reiteró que las previsiones y análisis deben enfocarse en el más difícil de los escenarios, incluso —subrayó— en esas complejidades estarán las soluciones más objetivas, para lograr reducir los impactos y vulnerabilidades.

Las dinámicas de trabajo en Camagüey se centran desde este vienes en la actualización de los riesgos por actividad sísmica y se ejecutan medidas para minimizar daños ante la ocurrencia de lluvias intensas.

El Ejercicio Meteoro 2015 aquí incluyó en su primera jornada una conferencia magistral impartida por el Doctor en Ciencias Tomás Chuy Rodríguez, especialista del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas, radicado en Santiago de Cuba, quien abordó la sismicidad registrada los días 1ro. y 17 de marzo de 2015 en la zona de Sibanicú-Cascorro-Guáimaro, de este territorio.

El especialista valoró como atípica la actividad telúrica agramontina, tanto por el lugar donde se manifestó como por su comportamiento. «La cadena de estremecimientos rastreados en toda la zona el pasado 1ro. de marzo alcanzó la cifra de 240 réplicas, en tan solo ocho horas y 33 minutos, entre las 2:00 a.m. y las 10:33 a.m.».

Ante estas situaciones, Camagüey debe trabajar por aumentar la percepción del riesgo en la población y decisores, «por eso la importancia de este Meteoro», enfatizó el experto.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.