Experiencia vital para disminuir desastres

Aunque la temporada ciclónica en Cuba, que comienza desde el 1ro. de junio al 30 de noviembre próximos, será poco activa este año, es preciso prepararnos para un enfrentamiento eficaz a estos fenómenos naturales

Autores:

Nelson García Santos
Luis Raúl Vázquez Muñoz
Patricia Cáceres

SANTA CLARA, Villa Clara.— El general de cuerpo de ejército Joaquín Quintas Solá, viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), enfatizó aquí en la necesidad de aprovechar toda la experiencia con que contamos en el enfrentamiento a los ciclones y otros fenómenos naturales.

En un encuentro con el Consejo de Defensa Provincial durante el ejercicio Meteoro 2015, Quintas Solá subrayó que a veces no se aprovecha esa enseñanza, que resulta vital para minimizar los impactos de los posibles desastres, y alertó sobre la importancia de no esperar a la realización de los ejercicios para aplicar las medidas preventivas.

A modo de ejemplo subrayó la necesidad de realizar la limpieza de los sistemas de desagüe y la poda de árboles antes de la llegada de la primavera.

Igualmente ponderó la capacitación de los compañeros que asumen responsabilidades de dirección en las diferentes instancias, acerca de lo que está estipulado para casos de desastres, y advirtió que en los lugares en que sean necesarias evacuaciones de personas no pueden quedar desprotegidos sus recursos, ni los del sector estatal.

El Viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias calificó de bien el trabajo preparatorio de Villa Clara para enfrentar las contingencias y resaltó que han sabido hacerlo de manera satisfactoria en la práctica.

Por su parte el general de división Raúl Rodríguez Lobaina, jefe del Ejército Central, argumentó que resulta imprescindible inculcar en la población lo vital que resulta cumplir las orientaciones con disciplina, porque la falta de esta puede acarrear graves consecuencias.

Durante el encuentro, Julio Lima Corzo, presidente del Consejo de Defensa Provincial y primer secretario del Partido en Villa Clara, informó sobre el trabajo preparatorio llevado a cabo para la realización del Ejercicio, que durante la jornada de la víspera profundizó en cómo ejecutar eficazmente las acciones para reducir el impacto de los desastres.

El también miembro del Comité Central significó que hoy más de 100 000 personas trabajarán en la provincia en la limpieza de zanjas, del alcantarillado, de tragantes, en la higienización en general y en la poda de árboles, entre otras acciones…

Huracanes y sequía en la mira de Meteoro 2015

La temporada ciclónica en Cuba, que comienza desde el 1ro. de junio al 30 de noviembre próximos, será poco activa este año, debido a la influencia del fenómeno El Niño.

Así lo anunció este sábado en el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil (EMNDC), la Doctora Miriam Teresita Llanes, investigadora del Centro de Pronósticos del Tiempo del Instituto de Meteorología, como parte del Ejercicio Meteoro 2015, que se desarrolla hasta hoy en el país.

Según la especialista, El Niño provoca un calentamiento de las aguas del Pacífico Ecuatorial Oriental, lo cual repercute en una anomalía de las condiciones atmosféricas no solo del Pacífico, sino también del área atlántica. Se originan vientos muy fuertes en la troposfera alta, sobre la zona del Atlántico, que son precisamente los que inhiben el desarrollo e intensificación de los ciclones.

No obstante —advirtió— una temporada de baja actividad ciclónica no debe ser sinónimo de permanecer tranquilos. Todo lo contrario.

En toda la cronología de ciclones tropicales, Cuba ha sido afectada por huracanes intensos, aun en temporadas poco activas. «Es el caso del huracán de 1944 en La Habana, de categoría cuatro; el de 1932 en Santa Cruz del Sur…

«Y ha habido temporadas muy activas, como la de 1995, en la que Cuba no fue afectada, aun cuando se formaron 19 ciclones tropicales en el Mar Caribe y el Golfo de México. Igual ocurrió en 2005, cuando se registraron 28 organismos, y solo uno pasó por Cuba, el Dennis, con otras tres afectaciones indirectas», explicó la experta.

Déficit de lluvia

En este momento tenemos una situación crítica en el país en cuanto a sequía, declaró la Doctora Cecilia Fonseca Rivera, investigadora del Centro del Clima del Instituto de Meteorología.

Al cierre del trimestre de febrero, marzo y abril —dijo— los acumulados de lluvia han sido deficitarios en todas las regiones de Cuba. Las áreas más afectadas son Pinar del Río, Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus y todas las provincias orientales.

Como la sequía es un evento que depende de la precipitación, los pronósticos de sequía van a depender de los de lluvia. Pero si bien estamos comenzando el período lluvioso del país, en el que cae el 80 por ciento de las precipitaciones anuales, los pronósticos de lluvia no son actualmente favorables, ahondó la investigadora.

«Lo que se está pronosticando son acumulados de lluvia en la norma en todo el país, que son unos 1 300 milímetros anuales como promedio.

«Hay que estar preparados porque, aun cuando las lluvias estén en la norma, puede que no satisfagan la demanda de aquellos lugares con los déficits más significativos», alertó.

Por su parte, el ingeniero Yunior González Núñez, jefe del Departamento de Balance de Agua del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, precisó que el comportamiento de la lluvia ha sido bien errático, en cuanto a la posibilidad del aprovechamiento del llenado de las presas.

«Las precipitaciones que hasta este momento han ocurrido en el país han sido fundamentalmente en las costas y valles, aguas abajo de las presas, y no en las montañas, que es lo que sucede habitualmente. Esto ha impedido su llenado.

«Normalmente a esta altura del año debiéramos tener en las presas unos niveles de llenado superiores. Hoy contamos con 1 300 millones de metros cúbicos menos que el pasado año, aproximadamente.

«Esto nos pone en una situación muy difícil para garantizar la entrega de agua que necesita la economía y abastecer a la población», argumentó.

Al decir del ingeniero, hoy están afectados más de un millón de habitantes en todo el territorio nacional. La mayoría tienen deficiencias en cuanto al ciclo de servicio de agua, ya sea en cantidades de días como de agua. Una población minoritaria se ha visto afectada totalmente con el abasto, y recibe el preciado líquido mediante más de 330 pipas.

Las provincias con mayores afectaciones son Santiago de Cuba, Granma, Camagüey, Las Tunas, Ciego de Ávila y, en menor medida, Pinar del Río.

En el caso de La Habana —subrayó— los problemas se concentran en los acuíferos subterráneos. El resto de los sistemas están deprimidos, pero no han llegado al estado crítico.

«La parte del este de La Habana, que es la que se sustenta sobre la base de las presas, está en muy buena situación. Con las precipitaciones que hemos tenido, la capital ha sido beneficiada», concluyó.

Prepararse es prevenir

CIEGO DE ÁVILA.— El Ejercicio Meteoro 2015, en su segunda jornada en la provincia de Ciego de Ávila, permitirá la preparación del personal de salud y la población en general para enfrentar brotes epidémicos, así como la ocurrencia de fuertes huracanes, intensas lluvias, incendios u otros desastres naturales.

Parte de los ejercicios se desarrollan en el Hospital Provincial de Morón Roberto Rodríguez, «el Vaquerito», y comunidades aledañas, en la erradicación de situaciones epidemiológicas. Mientras, en la capital provincial se ejercitarán las acciones para atenuar los daños provocados por un sismo.

En el municipio de Ciro Redondo los puestos de mando y estructuras de la Defensa Civil ejercitarán la higienización de las comunidades y el acondicionamiento de obras protectoras por parte de la población ante la posible ocurrencia de un fuerte evento meteorológico.

Estas actividades estuvieron antecedidas por la preparación de las estructuras de mando de la provincia avileña a todos los niveles, en aras de lograr la cohesión de los órganos de dirección de mando en relación al alistamiento de las medidas para la reducción de desastres.

Además el Consejo de Defensa Provincial se actualizó sobre las medidas que se deberán adoptar ante los pronósticos de la temporada ciclónica y la ocurrencia de lluvias, las cuales se pronostican ligeramente por debajo de su comportamiento histórico, lo cual incide en la sequía que afecta al  territorio desde finales del año pasado.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.