Honrar la lucha por la vida

Los colaboradores médicos cubanos que prestaron ayuda solidaria a Chile tras las intensas lluvias regresaron la pasada medianoche

Autor:

Mayte María Jiménez

Tras dos meses de intenso trabajo, los 15 colaboradores médicos de la Brigada Henry Reeve que prestaron sus servicios al hermano pueblo chileno, tras la afectación por intensas lluvias e inundaciones, regresaron la pasada medianoche a La Habana.

Al recibirles en el aeropuerto internacional José Martí, Marcia Cobas, viceministra de Salud de Cuba, destacó la meritoria labor de los galenos, que llevaron el compromiso de solidaridad a una región que estaba seriamente afectada en la nación sudamericana.

La funcionaria recordó también el gesto solidario de profesionales de la salud de la Isla que laboraron en ese país en el año 2010, tras un sismo de gran magnitud. En ese momento fue una brigada mucho mayor la que trabajó en dos hospitales de campaña.

Resaltó, además, al grupo de colaboradores que se encuentra ofreciendo atención sanitaria en Nepal, donde miles de personas fueron afectadas por un fuerte  terremoto.

A nombre del grupo que retornó de Chile —integrado por nueve médicos, cuatro licenciados en enfermería y dos licenciados en higiene y epidemiología—, el doctor Carlos Pérez, jefe de la brigada, destacó que regresaban con la convicción de que libraron nuevos combates por la vida, por la medicina revolucionaria.

El galeno comentó que la brigada recibió un reconocimiento especial de las autoridades de salud y de la municipalidad de la región chilena afectada, por la gran ayuda brindada.

Según medios internacionales las fuertes lluvias producidas en la región de Atacama el pasado marzo, al norte de Chile, dejaron un saldo de más de una veintena de muertos, los desaparecidos superaron el centenar y casi 30 000 personas resultaron damnificadas.

La primera colaboración médica cubana a la nación sudamericana ocurrió en 1961.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.