No solo trasladar las opiniones, sino también exigir sus respuestas

Seguir el camino hacia una Juventud Comunista más dinámica, inclusiva y transformadora, como lo demandan los tiempos y lo quieren los jóvenes, fue el consenso en el XI Pleno del Comité Nacional, que concluyó el pasado domingo

Autor:

Yuniel Labacena Romero

¿Cuánto ha cambiado la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) luego de su IX Congreso celebrado en abril de 2010? ¿Cuáles han sido los hitos fundamentales que han marcado estos últimos cinco años? ¿Qué más hay que hacer para que las reuniones ordinarias de los comités de base dejen de ser un espacio formal para convertirse en interesante, útil y práctico? ¿Cómo ven los jóvenes ahora a la organización y qué desafíos asume este camino a la cita de julio próximo?

Algunas de las incógnitas motivaron a los asistentes al XI Pleno del Comité Nacional de la UJC, que el fin de semana último sesionó en el Centro de Convenciones Lázaro Peña, y evaluó las acciones realizadas para cumplir los acuerdos del IX Congreso, en cuya clausura el General de Ejército Raúl Castro llamó a que los documentos de esa cita no se convirtieran en letra muerta ni se engavetaran a modo de memorias.

Durante el Pleno, máximo órgano de dirección de la UJC entre congresos, que presidió José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central de Partido, se coincidió en que todo lo acordado en el anterior cónclave fue implementado y trabajado durante estos cinco años, a pesar de que muchos asuntos no están resueltos totalmente, por lo que se han tenido en cuenta en las propuestas que discutirá la cita de julio próximo.

Durante el desarrollo del IX Congreso se aprobó la resolución sobre modificación a los Estatutos de la UJC y 36 acuerdos. En tal sentido, como se reconoció en el Pleno, de estos últimos algunos se cumplieron prontamente, otros fueron rebasados en contenido y profundidad por los acuerdos del VI Congreso del Partido y su Primera Conferencia Nacional y hubo que modificarlos o adecuarlos, y están también los de carácter permanente que, por su contenido y alcance, se mantendrán en el tiempo y deberán ser debatidos también.

No estar estáticos

El principal cambio de la vanguardia política juvenil luego de cinco años estuvo en los métodos de trabajo con sus militantes y sus jóvenes, desde todos los niveles de dirección, así como la atención más sistemática a todos los niños, adolescentes y jóvenes, quienes desde entonces se han involucrado de manera más activa en las actividades y procesos de la organización, según trascendió del informe presentado por Susely Morfa, segunda secretaria de la UJC.

Entre las transformaciones se destacan el diálogo constante en todos los espacios y la atención a tareas priorizadas, así como la simplificación de los procedimientos para las reuniones, crecimientos, estímulos y traslados, la reducción de la escala de cotización, que beneficia al 96 por ciento de la militancia, y un mayor trabajo conjunto con las organizaciones estudiantiles y los movimientos juveniles.

En consonancia, Lisandra Montero, primera secretaria de la UJC en el municipio capitalino de Plaza de la Revolución, dijo que en estos últimos cinco años no han estado estáticos y se han realizado acciones que dieron resultados. Sin embargo, dijo que debemos seguir rompiendo los muros del comité de base para que nuestra labor de influencia llegue a todos los sectores, y en especial a esos jóvenes que se encuentran en la comunidad.

«Este ejercicio de evaluar los acuerdos debe ser permanente a todos los niveles, y estos deben ser divulgados y conocidos, pues muchos de nuestros comités de base no conocían de su existencia», dijo la joven, quien agregó que además, hay que darles seguimiento a cuestiones nuevas como el tema migratorio y las políticas públicas para la juventud.

Pensando como el Apóstol cuando expresó que hacer es la mejor manera de decir, y decir es hacer cuando se dice a tiempo, Yusuam Palacio Ortega, presidente del Movimiento Juvenil Martiano, comentó sobre la importancia de la historia y la necesidad de trabajar con sistematicidad desde las distintas estructuras juveniles.

Yurislenia Pardo, secretaria general del comité de base del periódico Adelante, de Camagüey, dijo que camino al X Congreso, la UJC ha llegado a lugares donde no tiene estructuras creadas, pero sí un universo juvenil. «Tenemos que seguir reforzando ese trabajo en las comunidades donde existen mayor cantidad de jóvenes desvinculados del estudio y el trabajo, y tenemos que realizar acciones concretas y una labor más integrada con las organizaciones de masas y sociales».

Varios participantes en el Pleno insistieron en algunos temas en los que se debe continuar trabajando. Entre estos se destacan el seguimiento a las preocupaciones de los jóvenes, la promoción de actividades relacionadas con la enseñanza de la historia de Cuba, y recreativas para el uso del tiempo libre, así como la formación vocacional, continuidad de estudios y ubicación laboral.

Además, destacaron el tratamiento de las carreras priorizadas en el nuevo contexto que vive el país de actualización económica; la utilización de las nuevas tecnologías y de las redes sociales, sobre todo para la formación integral y el combate ideológico; la atención a los jóvenes que se vinculan a las nuevas formas de gestión no estatal y las acciones de la defensa de la Patria, en especial la captación y selección de jóvenes para el Servicio Militar Voluntario Femenino, la atención a la Vanguardia Combativa Ramón López Peña y el trabajo conjunto con el Batallón UJC-Minint.

Al abordar elementos relacionados con la vida interna, las estructuras y el quehacer de la UJC, varios participantes en el Pleno, como Nayla Leyva, primera secretaria de la UJC en la provincia de Holguín, y Yulian García, primer secretario de la UJC en el municipio avileño de Morón, insistieron en multiplicar las acciones logradas e involucrar más en estas a los jóvenes en la base.

Coincidieron en que se han recobrado de manera gradual espacios perdidos, pero hay que seguir apostando a un secretario general de comité de base idóneo, preparado y capaz de sumar el universo juvenil.

En tal sentido, se advirtió que quedan acciones pendientes en la preparación para lograr la integralidad de los cuadros, militantes y jóvenes, en la atención al universo juvenil como vía para incrementar la militancia de la organización y el ingreso al Partido, así como también existe la necesidad de reforzar el trabajo con el secretario general del comité de base, que constituye el eslabón fundamental en el trabajo de la UJC.

Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, expresó que, no obstante, vamos camino a lograr esa organización más dinámica, inclusiva y transformadora que se necesita en estos tiempos y quieren los jóvenes. «Los pequeños pasos que se han dado en torno a la visualización de la organización no solo dentro de sus militantes, sino también en todo el universo juvenil, son esenciales, pues se han adaptado las propuestas a las necesidades y escenarios de cada uno».

En ello también coincidió Machado Ventura, quien insistió en la necesidad de buscar autonomía en muchos aspectos del trabajo de la UJC, pues «no se puede hacer todo igual en los mismos sitios del país y en todo momento». Agregó que cada estructura debe funcionar y hacer lo que le toca, ya que muchas veces una gran parte de los problemas tramitados hacia «arriba» tiene su solución ahí donde fueron planteados.

Dijo además, que hay que ser sistemáticos y no se pueden olvidar las tareas; aunque muchas estén cumplidas y no existan problemas, hay que volver a ellas para saber cómo está lo que se hizo, y reiteró la necesidad de una adecuada selección y preparación de los cuadros, sobre todo de los secretarios generales de las organizaciones de base.

El también Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros reconoció que estos últimos tienen un papel vital en los consejos de dirección de su centro de trabajo o estudio para la solución de los diferentes planteamientos y deben no solo trasladar las opiniones sino también participar, preguntar y exigir el cumplimiento de sus inquietudes y sugerencias.

No se trata de buscar contradicciones ni de ser hipercríticos, pero ese es el verdadero accionar que deben tener nuestras organizaciones de base y cada secretario general. No podemos pensar que todo el mundo tiene que hacerlo igual, ni con la misma combatividad, ni tiene la facilidad para exponer las cosas de igual forma, pero vamos a buscar al secretario que sea más idóneo, al que de verdad nos pueda representar de esa forma, aseguró.

Razones que se multiplican

Durante el XI Pleno —el último antes del X Congreso de la UJC— también se brindó una información detallada sobre la discusión del documento base Las razones para luchar y vencer se multiplican cada día, desarrollada en todos los comité de base y que involucró a jóvenes militantes y no, así como a las organizaciones estudiantiles y movimientos juveniles.

Se conoció que el proceso llegó a 30 016 estructuras y que los debates sostenidos se caracterizaron por un ambiente de intercambio de criterios franco, abierto y crítico; aunque no existió una participación de los jóvenes no militantes (solo cerca de 55 000) como la que se logró en los debates anteriores de la UJC camino a su X Congreso.

Según Joan Palmero, miembro del Buró Nacional de la UJC, quien presentó el informe, los más de 8 500 planteamientos procesados se resumieron en más de 500 propuestas, modificaciones y sugerencias o recomendaciones, y los temas que más se analizaron y tienen más cantidad de propuestas están relacionados con lograr una organización más dinámica, inclusiva y transformadora y mayor atención al consumo cultural y la recreación.

Homenaje y despedidas

Como colofón del XI Pleno, José Ramón Balaguer Cabrera, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido y jefe de su Departamento de Relaciones Internacionales, recibió la credencial de Invitado de Honor al X Congreso. Su entrega la hizo la Primera Secretaria de la UJC, quien en nombre de los jóvenes reconoció así a quien fuera uno de los protagonistas de la primera Marcha de las Antorchas.

También en el encuentro fueron despedidos 84 miembros del Comité Nacional, quienes terminaron este domingo sus funciones. Machado Ventura encomió su labor, experiencia, trayectoria, firmeza, entrega y cualidades. Han sido protagonistas de estos años de transformaciones, a las cuales han contribuido y han de mantener en sus nuevas responsabilidades; con ustedes hay que contar, aseveró.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.