Aprueba EE. UU. envío de materiales para Finca Vigía

Los departamentos de Estado y del Tesoro del Gobierno de Estados Unidos aprobaron la compra y envío a Cuba de materiales de construcción para el museo Finca Vigía, edificio donde se protege el patrimonio de Ernest Hemingway

Autor:

Aracelys Bedevia

Los departamentos de Estado y del Tesoro del Gobierno de Estados Unidos aprobaron la compra y envío a Cuba de materiales de construcción para el museo Finca Vigía, edificio donde se protege el patrimonio del llamado Dios de Bronce de la literatura norteamericana.

Así lo informó Mary Jo Adams, directora ejecutiva de Finca Vigía Foundation, al intervenir en la segunda sesión de trabajo del XV Coloquio Internacional Ernest Hemingway, que hasta el domingo 21 estará sesionando en el Palacio O’Farrill, de La Habana Vieja.

Mary Jo Adams explicó que se trata de cuatro contenedores en los que se hará llegar todo lo que se necesita para la construcción y equipamiento de un taller de restauración de piezas museables, el cual contará con dos laboratorios equipados con tecnología específica para preservación del legado cubano del autor de El viejo y el mar, de modo que nada tenga que salir de Finca Vigía. Las labores de construcción, dijo, deben empezar el próximo año y se espera que concluyan en 2017.

«Durante dos años estuvimos trabajando junto al museo Finca Vigía en el diseño y definición de los requerimientos técnicos que se deben tener en cuenta para construir el taller. En octubre de 2014 presentamos la solicitud al Gobierno de Estados Unidos y en mayo recibimos la aprobación», expresó Mary Jo Adams.

Los vínculos entre Finca Vigía Foundation y el museo cubano se iniciaron hace 12 años. Fruto de esta colaboración se ha fortalecido el intercambio de expertos en varias especialidades, señaló por su parte Ada Alfonso, quien está al frente de la institución cubana.

Este intercambio de experiencias, enfatizó, ha posibilitado la restauración de documentos, correspondencia, páginas de manuscritos y mecano-escritos de la obra de Hemingway, así como fotografías, álbumes de recortes, cablegramas, libros y folletos.

También se han mejorado notablemente las condiciones de almacenamiento de miles de piezas de la colección y ha sido posible devolverles los colores que tenían en la última etapa de la presencia de Hemingway en Cuba a la casa principal y algunas de sus habitaciones, así como a la pérgola de la piscina y al yate Pilar.

«Otro logro que se debe destacar a partir de esta colaboración radica en la disponibilidad de información para estudiosos, investigadores, interesados en la vida y obra de Ernest Hemingway, en el Museo y Biblioteca Presidencial John F. Kennedy y en Finca Vigía», concluyó Ada Alfonso.

Ello demuestra una vez más que el intercambio cultural es beneficioso para ambos pueblos, y posible cuando hay disposición para la colaboración en ámbitos como este, de interés para las dos naciones.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.