Un emblema para la posteridad

Incluye información acerca de la creación de  la Unión de Jóvenes Comunistas y cómo surge el  emblema que identifica la organización

Autor:

Yuniel Labacena Romero

En el podio utilizado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en la clausura del Primer Congreso de la entonces Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR) —encuentro en  que esta organización cambió su nombre por el de Unión de Jóvenes Comunistas (UJC)— se exhibió por vez primera, el 4 de abril de 1962, el emblema que identifica a la organización de los jóvenes cubanos.

Según se cuenta en la edición del 19 de octubre de 1964, de la revista Mella —órgano de divulgación de la AJR—, la organización convocó a un concurso nacional, pero no se obtuvo el resultado deseado. Entonces, se entregó la tarea a Virgilio Martínez, director artístico de la revista, quien procedía de la Juventud Socialista Popular (JSP) y había luchado contra Batista como dibujante.

El diseño se hizo a partir del logotipo de la JSP, que tenía como paradigma a Julio Antonio Mella, y al fondo una estrella roja. Se le incorporó, dentro de tres banderas de colores blanco, azul y verde, aquella divisa de la Asociación que rezaba «Estudio, Trabajo y Fusil». Las tonalidades armonizaban con la bandera nacional y el uniforme verde olivo del Ejército Rebelde; el rojo, además, con el carácter de la organización y su posición ideológica.

En esa primera versión, además del rostro de Mella, aparece el de Camilo Cienfuegos. Ambos simbolizan la continuidad histórica de las luchas revolucionarias de nuestra juventud. El logotipo conservó ese diseño hasta octubre de 1967, cuando murió en tierras bolivianas Ernesto Che Guevara y se aprobó añadirle su imagen.

Desde los primeros instantes, se tuvo presente la gran responsabilidad de conformar un emblema que reflejara los anhelos de la UJC, y la representara como tal. Otro aspecto que hubo de tenerse en cuenta fue el estilo artístico a escoger, pues había no solo que contextualizarlo, sino que también se debía prever que el desarrollo posterior de las artes plásticas no lo situara fuera de época.

En el orden ideológico, una fuente de inspiración fue el discurso pronunciado el 21 de octubre de 1960 por el Doctor Osvaldo Dorticós Torrado, a la sazón presidente de la República, quien al inaugurar la Primera Plenaria Nacional de la AJR les había dicho a los delegados: «El porvenir de la Patria os pertenece; a estudiar, a luchar, a combatir. Estudio, trabajo y fusil, jóvenes rebeldes de Cuba».

Cuentan que en el 2007, al celebrarse un nuevo aniversario del estreno oficial del simbólico logotipo de la Juventud Comunista, alguien le preguntó a Virgilio Martínez: « ¿Cree usted que 45 años después siga funcionado su emblema?». Y el artista le respondió con la certeza de quien sabe lo que dice: «Mientras la juventud crea en él y sus ideas movilicen, funcionará».

Fuentes: Archivo Central de la UJC y Juventud Rebelde

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.