Cuando el internacionalismo llama

Son incontables los jóvenes cubanos que durante todos estos años y actualmente han participado en las numerosas misiones solidarias convocadas por la Revolución

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Ya fuera en tiempos de guerra o en situaciones de paz, los jóvenes cubanos —con un alto sentido del internacionalismo proletario— no han dudado en brindar su amor a los más necesitados cada vez que la Revolución ha llamado a las numerosas misiones solidarias emprendidas en nuestra historia.

Y es que de Ernesto Che Guevara habían aprendido desde muy temprano que «El joven comunista no puede estar limitado por las fronteras de un territorio: el joven comunista debe practicar el internacionalismo proletario y sentirlo como cosa propia».

Fue así que con el primer contingente de combatientes que partió, a finales de 1975, a defender la independencia de Angola, se abre una página de las más grandes misiones solidarias, asumidas mayormente por la juventud. Sin embargo, en medio de esa difícil tarea los más nuevos no renunciaron a sus responsabilidades como militantes de la UJC.

La delegación juvenil al V Congreso de la organización (del 1ro. al 5 de abril de 1987) estuvo integrada por militantes que cumplían misión en ese país, y antes de su partida a Cuba sus integrantes participaron en un amplio programa de actividades y conocieron de las preocupaciones de sus contemporáneos para exponerlas en la cita.

La representación estuvo compuesta por 36 jóvenes, 33 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, uno del Ministerio del Interior y dos colaboradores civiles. En la soldado Clara Rodríguez estuvo representada la mujer. El proceso de debate, en aquellas peligrosas condiciones, comenzó en julio de 1986, con las asambleas de base y la elección de los precandidatos.

Los jóvenes que fueron a Angola aseguran que ese país hermano siempre estará en el recuerdo, y aunque tuvieron que salvar las barreras del idioma, la lejanía de familiares y amigos, el rigor de una guerra desconocida… la misión fue una experiencia inigualable, que les permitió elevar su cultura y crecer.

Otros se adentraron en la guerra de Etiopía, y hubo quienes también celebraron en Nicaragua la victoria de la Revolución Sandinista. Desde entonces han sido muchas las misiones de los jóvenes en varios sectores de apoyo a otros pueblos.

Ahí también están quienes integraron el Destacamento Pedagógico Internacionalista Che Guevara, cuyos miembros prestaron su desinteresada labor como maestros igualmente en Angola durante varios años o los que con semejante tarea fueron a Nicaragua como parte del Contingente Internacionalista de Maestros Augusto César Sandino.

Son incontables los jóvenes que durante todos estos años y actualmente demuestran que las fronteras de la solidaridad abarcan también esferas sociales como la salud, la economía, la educación, el deporte, la cultura... y expanden amor y sonrisas, sobre todo en las comunidades más necesitadas, sin pedir nada a cambio.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.