Con ideas y cálculos en la mochila

La juventud cubana debe jugar un rol fundamental en la implementación de los Lineamientos, y estar afincada en el conocimiento de la historia. Sobre estas ideas se debatirá en el X Congreso de la UJC

Autores:

Nelson García Santos
Hugo García
Héctor Carballo Hechavarría
Susana Gómes Bugallo
Lisandra Gómez Guerra
Yunet López Ricardo
Dorelys Canivell Canal

Cuba está dando pasos de avance en mejorar la salud de nuestro sistema económico. Quizá porque no está siendo de forma acelerada, algunos duden de su fortalecimiento, pero debemos ser pacientes, pues hemos logrado importantes resultados. Para lograr un avance mayor, debemos elevar la eficiencia; solo así podremos aumentar los salarios y la calidad de los servicios, dos de los anhelos del pueblo cubano. Pero eso se logra con el esfuerzo de adentro, nadie del exterior nos hará crecer.

La idea la defiende Ronel Pérez Hernández, delegado espirituano al X Congreso de la UJC, quien labora en la Oficina Nacional de la Administración Tributaria (ONAT) de Yaguajay. Este licenciado en Derecho piensa que la táctica es mantenernos unidos y con fuerzas para trabajar más. «A la juventud nos toca estar en la avanzada», reafirma.

«No estamos en un momento de reposo absoluto, pero en ocasiones se evidencia pasividad y dejadez. Nos corresponde desterrar esos males y hacer que la UJC sea la máxima impulsora en cualquier frente. Los nuevos escenarios han sido muy bien acogidos por los jóvenes, pues los sienten en consonancia con sus intereses; eso debe ser aprovechado.

«Debemos analizar los contratiempos que entorpecen la evolución de las nuevas formas de gestión económica», considera el joven jurista, y alerta que no podemos olvidar reforzar nuestra ideología, porque los cambios y las aperturas en el tema de la comercialización pueden «marearnos» y confundirnos.

La historia de Cuba es nuestra principal arma, reitera, y la compara en importancia para los jóvenes, con el machete para el General Antonio Maceo. «Son tiempos en que el pensamiento, enraizado en el legado de nuestros próceres, se convierte en la estrategia oportuna para defendernos de cualquier agresión. En el Congreso se debe analizar el modo en el que se enseña nuestro pasado y buscar alternativas más novedosas para ello. Se exige apropiarnos de métodos para que la historia ocupe el interés de los jóvenes. Si la perdemos, dejaremos de existir», razona.

Y efectivamente, estos han sido de los temas más llevados y traídos en los debates previos al X Congreso de la UJC. Por esa razón, nos acercamos a las opiniones de algunos de los protagonistas en las próximas jornadas.

Acompañar, defender y liderar

«Tenemos que apostar por que este sea el camino idóneo para nuestro proceso revolucionario. Nos corresponde ser ejemplo para que nos sigan», dice Ysaili Reyes Entenzas, técnica en Gestión económica del Hotel Club Amigos Costar Sur de Trinidad, quien opina que los jóvenes deben ser vanguardia en las transformaciones económicas.

Karla Ramos Ramos, Licenciada en Geografía, de la Universidad de Ciencias Pedagógicas y delegada mayabequense al Congreso, analiza que la población cubana está envejecida y la juventud debe llevar adelante la Revolución y la economía. Es vital saber qué se pretende y qué podemos hacer para contribuir al desarrollo del país, comenta.

Yuniel Barrera Valdés, doctor del policlínico Osvaldo Sánchez, en Güines, manifiesta que el camino lo dictan los Lineamientos, y la juventud debe concretarlos. «Los jóvenes son fundamentales, para sostener el desarrollo de las industrias, desarrollar el sector no estatal y los diferentes renglones económicos del país», cree Rafael Peña Santana, jefe de brigada en la empresa de extracción y perforación de petróleo de Occidente, en Santa Cruz del Norte.

Uno de los planteamientos más frecuentes dentro de los vinculados al rol de los jóvenes en la actualización del modelo económico se relaciona con la Resolución 17, que debe contribuir a equiparar salarios con resultados de trabajo. Sobre esta normativa, Yaremy Iglesias Pérez, técnica en Gestión de recursos humanos en la Central Termoeléctrica Antonio Guiteras, sostiene que desde que se implementó se ha notado un paso de avance en el ahorro de combustibles y en una eficiente generación.

«Se han incrementado los salarios en el sector empresarial hasta casi duplicarse. Con la actualización del modelo económico cubano logramos estabilidad y disminución en los tiempos de mantenimiento a los equipos, la elevación de los cursos de operadores y ser una de las termoeléctricas más eficientes del país», dijo.

En la cantera Planta Libertad los trabajadores han elevado las utilidades y su eficiencia, a pesar de no contar con la misma tecnología. La técnica en Topografía Maidolys Andino Rodríguez, joven matancera invitada al X Congreso, razona que no todos los centros se benefician de igual manera con esa resolución, pues algunos se afectan por la obsolescencia tecnológica.

La filosofía del éxito

Raydel Ramos Pineda, en su rol de profesor de la Universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca, aboga por interiorizar los Lineamientos para alcanzar los niveles de desarrollo que el país espera. Entenderlos es saber cómo apostar a su implementación, valora.

Para el joven villaclareño Semir Pérez Rodríguez, está claro que la actualización del modelo económico cuenta con un impacto reflejado en el crecimiento de la producción de bienes y servicios. Desde su pedacito, en la Empresa Planta Mecánica, están convencidos de que la mejor manera de asumir en la práctica los Lineamientos es que cada cual cumpla con lo que le toca. Asumir esa filosofía ha permitido que la fábrica mantenga una buena gestión en el cumplimiento de su plan, de más de 22 millones de pesos.

«Desde nuestro comité de base influimos para que todos entiendan que sin eficiencia y productividad resulta imposible la prosperidad. Y esto se vincula con que el trabajador se sienta estimulado y con que se revierta en él el fruto de su esfuerzo. En la planta laboran 130 jóvenes, quienes constituyen una fuerza importante en la producción destinada a la industria azucarera; Antillana de Acero, en la capital, y para las industrias del níquel y el cemento».

Semir subrayó que trabajan para desarrollar una mayor cultura industrial, que debe distinguirse por la calidad de sus fabricaciones, cuestión importante de la actualización.

La holguinera Dayana Fernández Llanes, jefa de Informática en la Empresa de Servicios Ingenieros y Diseño de Holguín, Vértice, considera que al calor de la actualización económica, en las empresas estatales se han fortalecido la disciplina tecnológica y el interés por asimilar nuevas tecnologías y ser más competitivos.

Más de 2 000 planteamientos han estado relacionados con la actualización, expresa Julio Gómez Casanova, miembro del Buró Nacional de la UJC y encargado de la Esfera de Jóvenes obreros, quien asegura a JR que la mayoría se refirió a la importancia de la superación y la capacitación, muestra de que la juventud cubana está consciente de que esa es una de las vías para lograr un proceso más eficiente.

Otras cuestiones se relacionan con la necesidad de reconocimiento y estimulación, la entrega de tierras en usufructo (más de 52 000 jóvenes son beneficiarios de esta política), las preocupaciones por la inexistencia de un mercado mayorista en el sector no estatal y la dificultad de organizar a estos jóvenes en un comité de base, porque a veces realizan actividades diferentes en lugares distantes.

Gómez expone que el empleo, la formación vocacional y la orientación profesional son temas que han regido el debate, asumidos desde cómo el centro de trabajo debe preocuparse por la continuidad de su fuerza laboral para que los jóvenes se enamoren de ese lugar. También se reclamó por fórmulas para socializar experiencias, por una vinculación directa entre los jóvenes de estructuras políticas y administrativas, y hubo pronunciamientos acerca de la falta de condiciones materiales y de inversión en algunos sitios donde se ha implementado la Resolución 17.

Interesó también la atención desde los consejos populares a los desvinculados, la divulgación de las experiencias en los medios de comunicación y cómo la juventud debe involucrarse más en las tareas a través de los movimientos juveniles y vincularse más a los polos productivos.

No solo de economía se vive

Para que Cuba crezca económica y socialmente, sus hijos e hijas tienen que conocer la historia. El mayabequense Yuniel Barrera afirma que se debe saber de los cimientos que forjaron la nación no memorizando episodios, sino interpretando hechos. «En esas páginas están nuestros principios, las raíces de la lucha por la libertad, y así se fortalecen las actitudes de los jóvenes», añade.

Karla Ramos piensa que el pasado que se desconoce no se defiende, y por eso deben estudiarse los sacrificios para mantener la Revolución de hoy. «Hace décadas se luchó por la salud y la educación que disfrutamos, y en el presente algunos jóvenes no valoran suficientemente estas conquistas. Debe estudiarse no solo la historia del país, sino también la de las naciones latinoamericanas, del mundo, y sobre todo, la de la provincia. Mayabeque es un territorio naciente, y sus habitantes deben saber sobre su origen», acota.

«Somos la continuación de la contienda y debemos recordar a los jóvenes de las luchas pasadas con orgullo, porque soñaron y pelearon por la Cuba actual. Por eso nos sobran razones para vencer, aprender y entender los hechos pasados que señalan el camino a seguir», dice Rafael Peña.

El profesor pinareño Raydel Ramos opina que a pesar de los esfuerzos en la Educación Superior para que la historia sea uno de los ejes centrales en la formación de sus estudiantes, no se ha logrado que se conozca como se requiere, y ello es importante para enfrentar cualquier actividad subversiva. A la Universidad entran estudiantes que cuando culminan un proceso de preparación de ingreso a la Educación Superior, no saben vincular un hecho determinado con la política actual del país», razona.

«Hoy no tenemos ni Moncada ni Sierra Maestra, pero sí un  protagonismo en las tareas del país, y esa es nuestra historia. De aquí a 20 años, el X Congreso será parte de la historia de Cuba», enarbola el campesino Rodney Ledesma Crespo, de Pinar del Río. Y la juventud cubana se dispone a escribir esas páginas en los próximos días.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.