Con Raúl en Palacio - Cuba

Con Raúl en Palacio

Nos compromete ser continuadores de tanta historia y mantener vivo su legado, dijo Yuniasky Crespo Baquero al Primer Secretario del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y a los combatientes que lo han acompañado junto a Fidel en estos años de lucha. Los Cinco también fueron honrados en la apertura del X Congreso

Autor:

Juventud Rebelde

Los fuertes aplausos y la energía de las consignas de los delegados e invitados delataron que las emociones habían subido de tono. Desde el día anterior se anunció que los asistentes al X Congreso rendirían homenaje a la generación histórica de la Revolución, pero tal vez no se esperaba que entre quienes compartirían ese momento se encontrara Raúl, el revolucionario y hermano consecuente de Fidel, el líder político y estadista que ahora conduce a Cuba hacia sus sueños.

El Primer Secretario del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros asistió a la inauguración del X Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas en el Palacio de Convenciones. Tras su entrada al salón plenario comenzó el solemne acto, que honraría el coraje de las generaciones que han antecedido a los jóvenes de hoy y que representan la grandeza de nuestra Patria.

Protagonistas de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes y expedicionarios del yate Granma recibieron de manos de los miembros del Buró Nacional de la UJC el reconocimiento X Congreso, el mismo que Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria del Comité Nacional, entregó a Raúl, quien, como Fidel, es inspirador fecundo de la generación pionera de la Revolución y de los miles de combates victoriosos de todos estos años.

Como afirmó la dirigente juvenil, los delegados e invitados compartían la jornada con un grupo de hombres que han entregado lo mejor de sí en bien de la humanidad y enfrentado con bravura las más difíciles situaciones por ver libre a Cuba. «Nos enaltece ese espíritu; nos compromete ser continuadores de tanta historia y mantener vivo su legado», subrayó.

Los héroes de los cinco héroes

Con un material que recoge imágenes que ya son históricas sobre el reclamo popular de los cubanos y otros amigos del mundo por la libertad de los Cinco, en especial de los niños, adolescentes y jóvenes, se abrieron las cortinas del Congreso.

En el audiovisual se repasan momentos del impresionante  encuentro de los Héroes con el Presidente Raúl Castro; las palabras de Fidel cuando, en varias oportunidades, habló sobre esos luchadores, y diversas acciones que organizaron los pinos nuevos para exigir su libertad.

A Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René, que no son solo una inspiración para las actuales y futuras generaciones de cubanos, sino para todos los hombres dignos del mundo, Yuniasky Crespo Baquero, en nombre de los jóvenes, entregó también el reconocimiento X Congreso de la UJC, por «tanta demostración de dignidad, compromiso y lealtad a la Patria y a nuestro Fidel».

Yuniasky expresó que esos hombres son símbolos de dignidad, patriotismo, altruismo y firmeza para su pueblo, y en especial para los niños, adolescentes y jóvenes, y recordó que los Cinco, como se les conoce cariñosamente en el mundo entero, fueron los primeros en recibir la credencial de Delegado de Honor al cónclave, a principios de este año, condición también conferida a Fidel, Raúl y Machado Ventura.

Gerardo, Ramón y Antonio, quienes no habían tenido la oportunidad de conversar plenamente con los jóvenes después de su regreso a Cuba, manifestaron en nombre de sus hermanos su gratitud por cada minuto, segundo y hora dedicados a defender la verdad y los principios, que ellos  defendieron desde cárceles en Estados Unidos.

«Hoy hace exactamente siete meses de la libertad plena de los Cinco y no hay mejor escenario para celebrar que este Congreso lleno de juventud, energía, optimismo y ganas de luchar por la Revolución», expresó Ramón, quien dedicó el abrazo y afecto de los Cinco a Fidel, «el más querido y eterno de los jóvenes, quien aseguró que volveríamos y aquí estamos».

Luego de exhortar a los pinos nuevos a estar conscientes de que el momento que exige la Revolución es de estar alertas, mostrar inteligencia y suspicacia ante las relaciones que se avecinan con Estados Unidos y los intentos de subversión, les agradeció por «cada idea, poema, canción, marcha, por cada esfuerzo diario, por el amor transmitido».

«Gracias por el respaldo de la juventud comunista a la causa y a nuestros familiares», dijo Gerardo, quien apuntó que en este Congreso «no habrá ningún planteamiento o resolución abogando por nuestro regreso, ya estamos aquí y seguiremos junto a ustedes, luchando por continuar adelante con la Revolución y su generación histórica».

Gerardo confesó que la razón por la que lograron resistir en prisión fue, junto al legado de resistencia de nuestro pueblo y el de sus mártires, por el tremendo ejemplo de Fidel, de Raúl y el de la generación histórica de la Revolución, a la que se dedica esta cita, y que ellos son «los héroes de los Cinco héroes».

A los jóvenes les pidió no olvidar la historia Patria y meditar cada segundo sobre lo que les toca hacer para preservar nuestras conquistas. «El Moncada y el Granma de esta generación».

Antonio afirmó que la mayor responsabilidad de los delegados e invitados al Congreso es la de representar al resto de la juventud cubana y transmitirle lo vivido durante estas jornadas, «que no es hablando, sino dando el ejemplo y haciendo».

«Estamos conscientes de que la juventud cubana es la mejor del mundo de hoy, la que representa la garantía para el futuro no solo de su país, sino de otras latitudes. Estamos junto a ustedes en este momento histórico que exige la Revolución y conscientes de que todo el mundo es importante para hacer avanzar la Patria», aseguró.

El plenario se conmovió con las intervenciones de varios delegados, entre estas la de la pionera Laura Castelló Caballero, de la provincia de Camagüey, quien señaló que los Cinco son los héroes del presente a los que hay que seguir. «Nací cuando ya ustedes estaban presos, y siempre me enseñaron que debíamos seguir su ejemplo; por eso estamos totalmente felices de que estén entre nosotros, después de luchar desde una celda fría».

Igual de agradecida por lo que hicieron  para salvar a nuestro pueblo del terrorismo y abrir camino a la verdad se mostró Yordanis Gómez Rodríguez, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, quien resaltó que a la juventud le asiste el compromiso con la lucha que ellos defendieron. La estudiante granmense Susamne Santiesteban afirmó que la juventud siempre ha estado a la altura de su momento histórico, razón por la cual no podía estar ajena a la lucha por el regreso de los Cinco.

Seguir creando

Porque de José Martí han aprendido que: «La juventud ha de ir a lo que nace, a crear, a levantar a los pueblos vírgenes, y no estarse pegada a las faldas de la ciudad como niñotes que no quieren dejarle a la madre el seno», colectivos y jóvenes destacados recibieron la Bandera de Honor y las máximas condecoraciones que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba, a propuesta del Buró Nacional de la UJC.

José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido y Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, entregó la Bandera de Honor de la organización al colectivo del aserrío La Baría, de Pinar del Río, y al seminternado Josué País García, de Camagüey.

El miembro del Buró Político Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, impuso a cinco jóvenes trabajadores y combatientes la Medalla Abel Santamaría; mientras Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, puso en el pecho de tres estudiantes la Medalla José Antonio Echeverría.

Susely Morfa González, segunda secretaria del Comité Nacional de la UJC, reconoció en los condecorados su afán por llevar adelante la obra de la Revolución, su modo de responder y empeñarse por brindar más en el esfuerzo cotidiano, y el ejemplo que representan para las nuevas generaciones.

Culminaba así la sesión inaugural de un Congreso en la que se disfrutó de la sensibilidad artística de la solista vocal Annie Garcés, acompañada por José Manuel Ordaz, en la interpretación de La Lupe, de Juan Almeida Bosque.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.