Esperanzas para un Congreso

Autor:

Luis Ramón Campo Yumar

Con grandes aspiraciones y retos he llegado a este Congreso: representar a mis compañeros del comité de base y a todos los jóvenes de mi provincia, compartir experiencias vitales y de trabajo, aportar ideas a los debates y disfrutar cada instante de los múltiples espacios que la cita nacional nos propone.

En este Congreso ratificaremos la figura del eterno joven rebelde Fidel Castro como guía insustituible de la juventud cubana y paradigma de todos aquellos que luchamos por las causas justas en el mundo. En cada debate, en cada experiencia socializada, en cada solución encontrada… estará el pensamiento crítico incorporado durante años.

Como parte de lo que nos caracteriza como juventud cubana, el entusiasmo bullanguero ha estado en el recibimiento en la villa que nos alojó, en esa competencia fraterna entre las delegaciones por arrebatarse la iniciativa en los diferentes escenarios, en las conversaciones entre delegados.

Participar en este evento me ha dado la posibilidad de reencontrarme con excelentes amigos, a quienes les había perdido la pista, de fortalecer los actuales, y de hacer nuevos, a los que estoy y estaré eternamente ligado por fuertes lazos, «uniones X Congreso», podría llamarles. He disfrutado de conversar y reír como delegación unida, y de departir con otros jóvenes que desempeñan importantes responsabilidades en diversos sectores de la sociedad.

Pero si algo sobrepasó mis expectativas, junto a la presentación del libro sobre nuestro Presidente, fue el comienzo. Nunca me esperé una apertura tan emocionante. El idioma español carece de recursos para expresar lo que sentí ante la presencia de nuestro querido Presidente Raúl, de Machado Ventura, Díaz-Canel y los moncadistas y expedicionarios, vivos ejemplos de la historia Patria.

Los varios minutos de intensos aplausos ante la presencia de los Cinco Héroes fueron el reconocimiento, no solo de los jóvenes, sino del pueblo de Cuba. ¡Es el primer congreso de la UJC con nuestros hermanos en casa! La imagen de la lucha del pueblo cubano y las palabras de los protagonistas hicieron que muchos advirtieran nudos en la garganta por la felicidad.

Estoy convencido de que será un congreso de avances, de pensamiento reflexivo, de construcción colectiva desde las experiencias individuales, como fueron los procesos de discusión que nos antecedieron. Aspiramos a que los momentos que vivamos impacten positivamente en las redes sociales y poder aprovechar estas plataformas para mostrar ejemplos de verdadera discusión franca, demostrando que somos jóvenes alegres, pero profundos.

Cuando estas líneas sean leídas por millones y la prensa nacional e internacional se haga eco de los importantes acontecimientos, ya habremos vivido otros momentos valiosos y estaremos mucho más orgullosos de ser jóvenes comunistas.

*Presidente de la FEU en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.