Santiago en los ojos de Cuba (+Fotos)

Santiago vive desde ya el 26 y el parto de una era mejor a partir de los próximos cinco siglos. Late y se apresura. «Conguea», pero a la vez trabaja y sueña para seguir estando en el corazón y los ojos de Cuba

Autores:

Osviel Castro Medel
Odalis Riquenes Cutiño

SANTIAGO DE CUBA.— La ciudad crece, más orgullosa ahora, al filo de sus primeros cinco siglos. La ciudad se calienta, más ahora al llegar julio y su 26, que aquí es un número mayor, número que trasciende en Cuba toda.

Enramadas constituye una de las arterias de más ajetreo en la ciudad. Foto: Roberto Ruiz.

Enramadas, la calle que muy pocos nombran José Antonio Saco, cambia, multiplicada en personas, en novedades, en ruidos. En la plaza Antonio Maceo ondean dos banderas tricolores para darle la bienvenida al visitante, que se impresiona con las transformaciones.

La irregularidad del relieve dota a las calles santiagueras de un trazado peculiar. Foto: Roberto Ruiz.

Trocha reemplaza sus viejas formas y el llamado Núcleo Cero, donde la ciudad nació; y la Catedral mira, embelesa y enamora a santiagueros o visitantes, se sacude también el polvo para vestirse con más belleza.

Lo que fue un cuartel de la dictadura es hoy un centro abierto al conocimiento y la formación de las nuevas generaciones. Foto: Roberto Ruiz.

Desde cualquier tejado alto se observa la carrera contra el tiempo, el contagio de las gentes, el orgullo porque Santiago es mucho más que la villa surgida el 25 de julio de 1515, o la ciudad que atestiguó el asalto al cuartel Moncada, cuando la Generación del Centenario decidió revivir al Apóstol.

El museo Emilio Bacardí es una de las instituciones culturales más importantes de la urbe. Foto: Roberto Ruiz.

Santiago vive desde ya el 26 y el parto de una era mejor a partir de los próximos cinco siglos. Late y se apresura. «Conguea», pero a la vez trabaja y sueña para seguir estando en el corazón y los ojos de Cuba.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.