Desarrollan medicina regenerativa

La consagración de un equipo del Hospital Clínico Quirúrgico Amalia Simoni permite el desarrollo de la medicina regenerativa  con células madre en cerca de 200 pacientes

Autor:

Yahily Hernández Porto

Camagüey.— En el Hospital Clínico Quirúrgico Amalia Simoni, de esta ciudad, se benefician cerca de 200 pacientes con el uso de la medicina regenerativa con células madre, proceder que mejora notablemente la calidad de vida, informó a JR el doctor Antonio Puente Álvarez, especialista de segundo grado en Ortopedia y Traumatología, y quien lidera la técnica médica.

La experiencia —subrayó— responde a un entrenamiento avanzado y perfeccionado de la institución que la aplica en pacientes con enfermedades degenerativas y osteonecróticas de cadera, casos que requieren de cirugías a través de las cuales  se instalan las células madre.

Agregó que el tratamiento —sustentado en la obtención de células hematopoyéticas extraídas de la sangre periférica autóloga, o sea, de las venas del mismo paciente— también se emplea en intervenciones de osteonecrosis y osteoartritis de rodilla, cadera y hombro, en las que se infiltra plasma rico en plaquetas (PRP) en la zona afectada.

Puente Álvarez destacó que con el tratamiento es ostensible la mejoría de pacientes con lesiones anquilopoyéticas —articulaciones muy rígidas y encorvadas— y de casos con inestabilidad de columna lumbosacra. «A estos se les infiltra el ligamento iliotransverso, con PRP», comentó.

Acentuó que los expertos trabajan con personas que padecen de artritis reumatoidea, traumatismo en las rupturas tendinosas, afectaciones angiológicas y de fracturas de columna y seudoartrosis con retardo en la consolidación de toda la zona dañada.

Significó que se realiza la técnica de la densidad ósea de los pacientes operados, la cual impone retos a los especialistas, porque deben determinar con exactitud la capacidad de solidificación de los huesos en el organismo.

El también Profesor titular y consultante informó que esta práctica médica es posible por la consagración  de un equipo intermultidisciplinario, integrado por hematólogos, ortopédicos, angiólogos, cirujanos, microbiólogos, imagenólogos, traumatólogos, anestesiólogos y especialistas en medicina transfusional.

El doctor Félix Leandro Morfa Viamontes, especialista de primer grado en Hematología, explicó que el proceder tiene un costo superior a los 2 000 CUP «muy inferior a los 35 000 dólares en que se comercializa como mínimo la terapia en todo el mundo», aseveró.

Manifestó Morfa que el Estado cubano ha sufragado el proceder durante una década. «Esta condición, junto a su efectividad, por sus resultados viables, no solo la hacen superior a otros tratamientos para iguales dolencias y afecciones, sino que su demanda se multiplica aceleradamente», afirmó.

El doctor José García Fernández, especialista de segundo grado en Ortopedia y Traumatología, declaró que en Cuba este proceder adquiere singular importancia, porque los índices de envejecimiento poblacional son bastante altos. «Los pacientes en su mayoría son adultos mayores, que mejoran su calidad de vida al recuperar movilidad y sensibilidad gradualmente», señaló.

De acuerdo con la explicación de Dunia Rodríguez Puga, especialista principal en Medicina transfusional, la práctica se inicia con una extracción limpia de sangre venosa, en dependencia de la cantidad de mililitros y la zona donde se infiltrará.

El tratamiento de la medicina regenerativa que más se aplica está asociado al padecimiento de la osteoartrosis de rodilla, precisó el doctor Roberto Marrero Pons, especialista de primer grado en Ortopedia y Traumatología. «La terapia se recomienda para minimizar enfermedades degenerativas y lesiones vasculares, óseas e isquémicas», argumentó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.