Por un agua más clara

En la provincia de Cienfuegos, en medio de la intensa sequía que atraviesa el país, realizan acciones de mantenimiento sin interrupciones en varias de sus plantas potabilizadoras

Autor:

Glenda Boza Ibarra

CIENFUEGOS.— Cuatro de las ocho potabilizadoras que abastecen de agua a buena parte de la provincia son sometidas a acciones de mantenimiento y reparación, con el fin de garantizar mayor calidad en la purificación de este líquido vital.

Las ubicadas en Cumanayagua, Rodas, Caunao y Paso Bonito (esta última la de mayor capacidad del territorio) se encuentran en proceso de reparación, con el propósito de certificar en 2016 todos sus sistemas, declaró Diego Reyes Fernández, especialista al frente de esa misión en la Empresa Provincial de Acueducto y Alcantarillado.

Entre las acciones figuran la limpieza de canales, filtros, sedimentadores, cambio de tuberías en mal estado e instalación y montaje de nuevos equipos de cloración, así como también se trabaja en la iluminación, pintura y otras mejoras de las áreas exteriores.

Reyes Fernández destacó que existe el financiamiento y los recursos para las labores de mantenimiento, en las cuales también reciben apoyo de la Empresa de Astilleros y de la Constructora de Obras de Ingeniería (Ecoing) número 12.

Junto al tanque de agua que abastece a la ciudad cabecera en cerca de un 80 por ciento y que tiene más de un centenar de años, se ubica la planta potabilizadora de Caunao, que data de la década de los 40 del siglo pasado. Esta procesa 315 litros   por segundo y recibe ahora un    mantenimiento general, como no sucedía desde hace varios años.

El hecho de que la sequía disminuye los niveles de procesamiento en ese lugar, permite la reparación de varias áreas del proceso potabilizador, sin interrumpirlo.

Andrés Correa Reyes, ingeniero químico y especialista principal, explicó que aquí se monta un equipo de última generación destinado a la precloración, el cual evita la formación de colonias de algas, parásitos y otros organismos vivos dentro de la propia planta.

«Aparejado a esto, instalamos una nueva grúa y viga para la manipulación de los cilindros con cloro, los que se trasladan llenos o vacíos hacia y desde el área de operaciones», precisó.

También las pizarras eléctricas, cuyo estado de conservación había sido afectado por la acción de los desinfectantes, se sustituyeron por otras.

Además, instalaron dos nuevos equipos con el fin de tratar las turbiedades mediante la dosificación del sulfato de aluminio y acometen la limpieza de los sedimentadores, donde el agua reposa por una hora y 45 minutos aproximadamente y por proceso de decantación elimina buena parte de las impurezas.

Igualmente realizan la recuperación y sustitución de todas las partes deplorables de las canaletas de acero de los filtros, y aplican pintura anticorrosiva y primaria.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.