FEU: cantera del desarrollo de la nación

La Federación Estudiantil Universitaria es fuente para el avance que Cuba necesita en todos los ámbitos. Presidió Machado Ventura últimas jornadas del Consejo Nacional de la organización

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Los estudiantes demuestran disposición, compromiso y entrega en las transformaciones que ha vivido la Educación Superior a partir del 2009 hasta la fecha, y la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) de hoy es una organización que tiene gran fuerza en los centros académicos, acompañando de manera activa, con frescura, criterios y responsabilidad, cada uno de los cambios implementados.

Así lo reconoció el Doctor Rodolfo Alarcón Ortiz, ministro de Educación Superior, al intervenir en la última jornada de la reunión del Consejo Nacional de la FEU, que analizó el impacto de las transformaciones en la Educación Superior, su repercusión en el estudiantado y cómo puede contribuir la organización a ese empeño de constante perfeccionamiento de la Universidad cubana.

Durante el encuentro, que presidió José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido y Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, se brindó una información detallada sobre los cambios experimentados hasta la fecha en las casas de altos estudios.

A juicio del titular del MES, la integración es un proceso que fortalece, permite utilizar mejor los recursos y lleva a una Universidad más fuerte en esa misión número uno de que sus egresados estén listos en todos los ámbitos.

Señaló que ha existido un aumento de la calidad de la Educación Superior cubana y se han identificado otras áreas susceptibles de cambios, como en la enseñanza del idioma inglés, el tiempo de duración de las carreras, la modificación de los planes de estudio, el ingreso a las carreras pedagógicas, así como se reconocerá las habilidades que los estudiantes adquieran en cursos fuera de las casas de altos estudios.

Alarcón Ortiz dijo que tenemos que seguir trabajando por graduar a ese verdadero egresado que necesita el país, que posea una formación ciudadana cívica, patriótica, ética y que esté comprometido con la Revolución; así como que, desde su ejercicio de la profesión, contribuya al mejor desempeño de la sociedad, en el complejo terreno en que nos movemos.

Señaló que se modificaron los requisitos de ingreso a las universidades, lo que lleva a más eficiencia académica; el claustro de profesores alcanza niveles superiores de calificación y tiene mayor dominio de la pedagogía, y la infraestructura de esos centros comienza a recuperarse gradualmente, al tiempo que se da un salto positivo en todo lo referido a los medios de computación, tanto en equipamiento como en conectividad.

Debemos participar todos juntos, profesores y educandos, con el apoyo de las organizaciones políticas y de masas, en los objetivos propuestos, y funcionar articuladamente, pues hoy se le da más posibilidades a la base para desterrar el inmovilismo, y lograr incrementar sustancialmente la calidad y pertinencia de nuestra enseñanza, apuntó el Ministro.

La voz de los estudiantes

Varios dirigentes compartieron sus impresiones sobre los resultados y deficiencias de los cambios en la Educación Superior, sobre todo el de la integración de las universidades. Así se escucharon las opiniones de estudiantes de centros integrados y de otros en proceso.

Damián Dikinson, presidente de la FEU en la Universidad matancera, dijo que la Universidad integrada está logrando buenos resultados, pero necesita de una organización más atemperada a estos tiempos para que apoye y se introduzca en los nuevos cambios.

Tanto Claudia Proenza de Miranda como Josiel Barrios Cossío, presidentes de la Universidad de Camagüey y del Instituto Superior de Tecnologías y Ciencias Aplicadas, respectivamente, reconocieron que el proceso no ha estado exento de cierta resistencia, sobre todo al principio, cuando hubo que intercambiar y analizar con los profesores y alumnos en torno a esa medida.

Estudiantes de las universidades de Ciencias Médicas refirieron que aunque sus centros no se integran, sí están inmersos en cambios para alcanzar mejor calidad de los servicios y la asistencia médica, y en ello la FEU tiene un papel importante, sobre todo por la participación en intervenciones comunitarias relacionadas con la Salud pública.

Cuestiones como estas y otras que forman parte del proyecto Pensamiento, estrategia desarrollada por la FEU luego de su VIII Congreso, seguirán en debate a partir del venidero año académico, primero en las brigadas y luego en cada una de las facultades, sedes, filiales y centros, para concluir en un Consejo Nacional Ampliado a fines de enero de 2016. Se trata de un amplio proceso de debate y discusión para el repaso y evaluación del cumplimiento de cada uno de acuerdos de la cita estudiantil celebrada en 2013.

Hay que seguir consolidando la educación

Luego de compartir con los estudiantes varias anécdotas de sus años como alumno de Medicina, y de Ministro de Salud Pública en los primeros tiempos de la Revolución, cuando se gestaban muchas transformaciones, Machado Ventura dijo que todo lo debatido hay que entenderlo minuciosamente. Expresó que ahora viene el trabajo más importante, que es el de lograr multiplicar lo expresado en el Consejo, para que llegue a todos.

«Estamos en un buen momento y tenemos que prepararnos mejor que nunca, estar informados —alertó—, utilizar para ello las nuevas tecnologías, pues estas permiten aprender más y multiplicar los conocimientos, dijo el dirigente partidista, quien añadió que no podemos quedarnos atrás, que hay que dominar la ciencia y la técnica.

Subrayó que no todo lo que queremos y hemos de hacer es posible, al menos no a la vez y ahora, por las limitaciones económicas, pero no dejamos las cosas para mañana y estamos trabajando en ellas. En tal sentido, hay que seguir consolidando la educación y el sitial que ocupa hoy en los diferentes escenarios.

Además, reconoció que nunca antes se ha hecho un seguimiento tan constante a los acuerdos de un Congreso, como con los de la FEU.

Hay que atender, enfatizó, a la FEU, al igual que al resto de las organizaciones, sobre todo desde la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), algo que no se lograba hace unos años y apuntó en particular el protagonismo de la FEU, pues en ella está la vanguardia del desarrollo científico-técnico, productivo, ingeniero que nuestra sociedad necesita, y también los futuros dirigentes, no solo políticos, sino de los diferentes centros productivos.

Nuevo Secretariado Nacional

En la sesión plenaria y final del Consejo se informaron los resultados de las votaciones para la elección de los miembros del Secretariado Nacional de la FEU. Este proceso ocurre por vez primera y luego de que el VIII Congreso aprobara realizarlo cada dos años, mediante el voto directo y secreto y se efectuó en la tarde del viernes.

Así, fueron electos Jennifer Bello Martínez, estudiante de quinto año de Pedagogía-Psicología, y Yordan Bango Porro, quien cursa el tercer año de la Licenciatura en Economía, como presidenta y vicepresidente, respectivamente, de la organización. Ambos eran integrantes del Secretariado.

También fue elegida Heidy Laura Villuendas Ortega como presidenta de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (Oclae); Aníbal Barredo Acosta, como ideológico; Luis Ramón Campo Yumar, organizador; Luis Ángel González Calderón, para atender las Comunicaciones, y Alejandro Mesa Muro, para las Relaciones Internacionales.

Otros miembros del Secretariado son Claudia Figueroa Gutiérrez y Daniel Velásquez Torres, la primera, ratificada para atender las relaciones con el Ministerio de Salud Pública, mientras el joven lo hará con el Ministerio de Educación Superior; Wilber Sánchez Castellanos atenderá la esfera de Deportes; Claudia Proenza de Miranda, la de Investigaciones; Dayana Santrayll Fonseca, Docencia; y Wendy Toledo García se ocupará de Cultura.

A nombre de todos ellos, la nueva Presidenta de la FEU ratificó el compromiso que asumen de representar los intereses del estudiantado y de seguir consolidando el trabajo de la organización, sobre todo ahora que se avecina una etapa de mucho quehacer con el amplio proceso de discusión post Congreso, para valorar lo acaecido y logrado en los últimos dos años.

Igualmente, el Consejo dijo adiós a varios de sus miembros y del Secretariado Nacional, entre ellos a Yosvani Alberto Montano Garrido y Arianna Guerra, presidente y vicepresidenta, quienes cesaron en sus funciones al concluir sus estudios superiores. Machado Ventura encomió la labor y trayectoria de todos, así como felicitó a la nueva dirección electa.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.