A prueba nuestra capacidad de ahorro

Varios embalses de Granma se encuentran al llegar al punto cero, pese a que las precipitaciones no han sido tan exiguas

Autor:

Osviel Castro Medel

BAYAMO, Granma.— Este territorio oriental se suma a la lista de provincias cuyos embalses no rebasan el 30 por ciento de llenado, situación que pone a prueba la capacidad de ahorro de la población y las estrategias de los directivos al frente de los recursos ácueos.

La provincia cerró en el mes de agosto al 28 por ciento de su capacidad total —que es de 940 620 millones de metros cúbicos—, pero hay represas como Cautillo y Las Villas, del municipio de Jiguaní, y Vicana, en Media Luna, que ni siquiera llegan al diez por ciento, guarismos que generan máxima alerta, según el parte del Instituto Nacional de Recursos Hidraúlicos (INRH) en Granma.

Los otros siete embalses principales del territorio mostraban porcentajes por debajo de 40, aunque en los últimos días han crecido lánguidamente, pues llegaron a estar en su conjunto al 20 por ciento.

Por esta situación, en julio y agosto fue necesario llevar el agua en pipas a más de 30 comunidades afectadas con la sequía y a cerca de 34 000 habitantes.

Una tabla del INRH aquí demuestra que ha llovido algo en el año, porque el promedio anual se comporta al 87 por ciento del acumulado histórico. Se deduce que muchos de los aguaceros no han caído en zonas montañosas y que, además, los embalses estaban tan depauperados que, para hacerlos llegar a niveles aceptables, las precipitaciones debían sobrepasar las marcas históricas.

De acuerdo con una nota publicada recientemente en el periódico Granma, en los siete primeros meses de 2015 se reportó en el país un 70 por ciento de lluvias de la media habitual para ese período.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.