Pescado al por menor

En el territorio espirituano se buscan alternativas que permitan sortear los contratiempos de la sequía

Autor:

Lisandra Gómez Guerra

SANCTI SPÍRITUS.— Los bajos índices de agua de la presa Zaza, el mayor embalse de Cuba, también han afectado el cumplimiento del plan de siembra de alevines en su vaso.

Cuando solo resta un ciclo de siembra, de un plan previsto para 16 millones de animales, hasta la fecha solo se ha logrado obtener ocho millones en el significativo acuatorio, desde donde salen cerca del 80 por ciento de las capturas de la Empresa pesquera espirituana (Pescaspir), aseguró Miriam Solano Valle, especialista en Acuicultura en la Dirección de producción, de esa entidad.

Por ello, explicó, se han adoptado estrategias que buscan mermar las dificultades en la siembra de alevines de diferentes especies como tilapia, ciprínidos y claria, que respaldarán los niveles de captura, procesamiento industrial y comercialización para el año 2016.

Entre las alternativas, dijo, se han disminuido los planes de siembra y se han trasladado los pequeños animales hacia  otros embalses. Para el caso de la claria se utilizará, por primera vez, agua de pozo, atendiendo a las limitaciones del líquido procedente de la Zaza, apuntó.

De recuperarse paulatinamente el mayor acuatorio del país, agregó Solano Valle, se podrán incorporar en sus aguas otro grupo de alevines que incidirá en las capturas futuras. Mas, siempre la cifra quedará por debajo de lo planificado.

Afortunadamente, en el resto de los embalses de Sancti Spíritus el cultivo extensivo de alevines no se ha visto afectado, pues hasta la fecha, en ellos se cumple con lo pactado, ya que no existen problemas en sus bases alimenticias y los volúmenes de agua son los necesarios.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.