No solo conocer, hay que transformar

Iniciaron debates del VII Congreso Cubano de Educación, Orientación y Terapia Sexual. Entregan al Fondo de Población de las Naciones Unidas el Premio Cenesex

Autor:

Yuniel Labacena Romero

A continuar defendiendo el papel transformador de la educación y, en particular, la educación integral de la sexualidad, para que las sociedades y las personas tomen decisiones autóctonas y responsables, exhortó Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), al inaugurar este miércoles el VII Congreso Cubano de Educación, Orientación y Terapia Sexual.

Durante la conferencia de apertura de la cita —en la que se abordó el desarrollo integral de la sexualidad en la agenda por el desarrollo sostenible—, Castro Espín señaló que «vivimos un momento de oportunidades para centrar nuestros esfuerzos en agendas de desarrollo donde las personas sean la prioridad, y el respeto a todos los derechos sea el principio de los procesos de transformación social y económica».

Significó que durante los últimos años se han logrado notables avances relacionados con la educación integral de la sexualidad, la salud y los derechos sexuales en países de diferentes regiones del mundo. Sin embargo, señaló, todavía persisten problemas que inciden negativamente en la vida de las personas, en especial, las naciones en desarrollo.

En tal sentido, dijo que debe ser compromiso jurídico y ético de los gobiernos diseñar, aplicar y evaluar políticas públicas que expresen el riguroso cumplimiento de los derechos humanos universales. «Deben promover la conciencia crítica, la participación solidaria y la gestación de proyectos individuales y colectivos para una sexualidad placentera y libre en tanto responsable».

Cuba insiste en la urgencia de un nuevo orden económico y financiero internacional justo, inclusivo y equitativo, que promueva el ejercicio más amplio de los derechos humanos de las personas y pueblos, afirmó Castro Espín. Añadió que con ese fin, el VII Congreso facilitará un diálogo científico anclado en el compromiso político y social de transformar el mundo, pues no solo se trata de conocer.

En la apertura del evento, la Oficina del Fondo de Población de las Naciones Unidas en Cuba recibió el Premio Cenesex, en reconocimiento a su insustituible apoyo y labor desde los años 70, en la promoción de una educación y salud sexual integral entre las personas, así como en la generación de información de la dinámica demográfica no solo de Cuba sino del mundo.

La Directora del Cenesex entregó el galardón a Jesús Robles, representante de esa agencia de Naciones Unidas en nuestro país, quien, en diálogo con Juventud Rebelde, destacó que el reconocimiento los compromete a continuar apoyando el país en las principales estrategias que ha diseñado en materia de salud sexual y reproductiva. Además, elogió los avances del Programa Nacional de Educación Sexual cubano.

A la inauguración del Congreso —que se extenderá hasta el próximo viernes y reúne a más de 200 participantes de varias naciones— asistieron también el doctor José Ángel Portal, viceministro primero de Salud Pública, e Irene Rivera, viceministra de Educación, así como varios representantes de instituciones cubanas y organismos internacionales.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.