Un día muy rico de un Papa de vitalidad y energía - Cuba

Un día muy rico de un Papa de vitalidad y energía

La espontaneidad del Sumo Pontífice marcó la jornada, donde fueron muy importantes sus encuentros con Fidel y Raúl

Autor:

Juana Carrasco Martín

De mucho tenía que informar Monseñor Federico Lombardi, vocero del Vaticano, en una jornada donde lo inesperado caracterizó las últimas horas del Papa Francisco en La Habana, y que apuntó era habitual o característico del Sumo Pontífice, lo espontáneo.

Muchos acontecimientos, muchas palabras del Papa, muchas informaciones que proporcionar, reconoció, y comenzó por lo acontecido en la Misa de la mañana a la que asistieron unas 200 000 personas, número mayor que a las que los papas precedentes celebraron en el mismo lugar, la Plaza de la Revolución. Destacó, además, que habían participado más obispos y cardenales de otros países y ciudadanos y mencionó a Boston, Washington, Haití, España.

Al final de la misa el Papa saludó al Presidente Raúl Castro, a la presidenta de Argentina, la señor Kirchner y la primera dama de Panamá.

Consideró importante en la homilía la observación sobre la teología del pueblo de Dios y en la misa dijo «el santo pueblo de Dios que camina en Cuba». Mientras en el Angelus fueron muy importantes sus palabras sobre Colombia, sobre todo que no teníamos derecho a permitirnos otro fracaso más en el camino de la paz y la reconciliación, además de agradecer al presidente Raul lo que Cuba está haciendo.

Destacó, además, de las palabras del Cardenal Jaime Ortega, la esperanza y el deseo de que la paz se extienda no solo a los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, sino a los pueblos y alcance a los cubanos que viven en Cuba o fuera de ella, una idea de reconciliación.

Acotó Lombardi que ya había hablado en la mañana del encuentro del Papa con Fidel y no pudo hablar él con el Sumo Pontífice luego de la conversación privada con el Presidente Raúl, por lo que no podía decir de los temas tratados, aunque recordó que esta era la segunda ocasión en que se reunían, puesto que sostuvieron en mayo pasado una larga conversación en el Vaticano.

Mencionó que en el coloquio del Cardenal Prieto Parolini, secretario de Estado del Vaticano, con el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Diaz-Canel, lo principal fueron los  temas bilaterales de las relaciones entre la Iglesia y el Estado y consideraciones sobre el alcance del camino de reconciliación de la sociedad cubana y los pequeños pasos en esa direccion y menciono el indulto de presos en días pasados.

Otro punto importante fueron algunas consideraciones sobre la situación regional internacional y en particular el cardenal Parolini dijo que se habló de la situación en Venezuela, por la necesidad de dialogo y reconciliación en el país, una preocupación que aseguró fue común.

Calificó de interesante los presentes intercambiados y habló extensamente de la obra de Kcho, que ha estado presente dos veces en el Vaticano con sus obras, que aluden a un tema que es especial interes del Papa Francisco, los inmigrantes que mueren en el Mediterráneo.

En la Catedral, dos testimonios muy interesantes sobre la experiencia de pobreza aquí en Cuba y el trabajo de misericordia y atención de la religiosa sobre los niños y discapacitados en una institución que es propiedad del Estado, y atendida por las religiosas, hizo que el Papa reaccionara improvisando sobre los temas de la pobreza, la misericordia, el perdón y la humildad de Cristo, en que fue muy espontáneo.

Lo mismo pasó con los jóvenes, afirmó Lombardi y destaco como muy importantes las palabras muy fuertes del estudiante sobre los cambios profundos para los cubanos. En sus palabras el Papa hizo consideraciones sobre la esperanza, los sueños de grandes ideales, la aceptacion de las diferencias y la amistad social por el bien común.

Un encuentro muy interesante con los jóvenes cubanos de diferentes orientaciones e idelogías, una reunión abierta en la que tomó algunas ideas del texto preparado, como la esperanza en el camino acompañado y solidario.

Ha sido un dia muy rico, hemos visto al Papa en algunos momentos un poco cansado, pero cuando comienza a hablar espontáneamente es una energía increíble y lo hemos visto con esa energía y vitalidad.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.