Educar a la par de la economía

Aunque el fin de la Educación Técnica Profesional es que sus graduados se incorporen a la vida laboral, estos pueden continuar estudios y alcanzar, incluso, nivel universitario

Autor:

Margarita Barrios

Una nueva Resolución, la 387 del 27 de agosto 2015, establece que los graduados como obreros calificados pueden continuar su formación en la Facultad Obrera Campesina, aunque no hayan cumplido los 17 años de edad y no posean vínculo laboral.

Eugenio González Pérez, director de Educación Técnica Profesional (ETP), explicó a Juventud Rebelde que el Ministerio de Educación presta especial atención a la superación de los jóvenes que culminan esa enseñanza, ya que sus egresados, aunque se preparan para la vida laboral, tienen la posibilidad de continuar estudiando, si así lo desean.

«Los obreros calificados —explicó— egresan con nivel medio básico y pueden completar su formación, en un término de dos años y medio, como técnicos de nivel medio en especialidades afines, en la modalidad de cursos para trabajadores. La apertura de esta opción se concentra en aquellos centros donde existan las condiciones de la base material de estudio y fuerza docente, aunque para los egresados de estos cursos no existe compromiso de ubicación laboral.

«En el caso de los técnicos de nivel medio, al igual que los estudiantes de Preuniversitario y de la Facultad Obrera Campesina, egresan con nivel medio superior, y tienen la posibilidad de presentarse a exámenes de ingreso a la Educación Superior para continuar estudios en el Curso Regular Diurno o en cursos por encuentros, en cualquier especialidad».

La ETP es la educación más masiva del país. Este curso escolar trabaja con cien especialidades, 46 de estas de obreros calificados y el resto de técnicos de nivel medio. En ellas están matriculados 156 000 estudiantes, más de 78 000 de nuevo ingreso. Su misión es prepararlos, de conjunto con los organismos de la producción y los servicios, como la fuerza de trabajo calificada que demanda la economía del país.

«La tendencia en los próximos años será reducir las especialidades para formar a los jóvenes con un perfil más amplio. Debemos hacer una plataforma de formación con un enfoque flexible e integral, lo cual permitirá que al graduarse tengan más opciones de empleo», argumentó Hernández.

En el actual curso escolar la ETP abrió tres nuevas especialidades: técnico de nivel medio en Tejeduría plana, en Hilandería y en Trabajo social, en las provincias de La Habana y Villa Clara. Para la capital  también comenzó de manera experimental el técnico de nivel medio en Lengua extranjera.

En el caso de la nueva formación de trabajadores sociales, Hernández aclaró que tiene un perfil más amplio, pues además de prepararlos para atender a niños y discapacitados, como era tradicionalmente, ahora reciben entrenamiento para auxiliar a personas de la tercera edad. «Pensamos que debido a la situación demográfica del país estos estudios deberán ampliarse a todas las provincias», puntualizó.

En los últimos años el Ministerio de Educación ha priorizado la base material de estudio de las instituciones docentes de la ETP, y así se actualizaron libros de texto y la dotación técnica de los talleres básicos.

Hernández destacó que se elaboraron más de 250 títulos para ir supliendo las necesidades, y las más beneficiadas fueron las especialidades de Mecánica, Transporte, Agropecuaria, Construcción, Industria Ligera y Contabilidad.

Igualmente refirió que se adquirieron 958 módulos de herramientas y otros medios dirigidos a fortalecer la actividad práctica de los estudiantes en los centros docentes.

«Los talleres más beneficiados son Ajuste, Maquinado, Soldadura, Dibujo y los polivalentes de las escuelas de oficios. Además están en proceso de adquisición y distribución 230 módulos para Electricidad, Agropecuaria, Confecciones textiles, Mecánica automotriz y Dibujo», precisó.

«Aunque las condiciones de aprendizaje han mejorado en nuestros centros, no podemos desdeñar las aulas anexas, pues la práctica en las instalaciones reales, con la tecnología allí montada, es fundamental. Disponemos de unas 3 600 en los centros de trabajo, y más de 190 pertenecen al sector no estatal, donde tenemos experiencias muy significativas».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.