La historia en acordes

Un concierto íntimo y avasallador regalaron a Juventud Rebelde por sus 50 años las muchachas y muchachos de la Academia de Canto Mariana de Gonitch

Autor:

Susana Gómes Bugallo

Si los acordes pudieran contar toda la historia, la de Cuba debería ser cantada por las muchachas y muchachos de la Academia de Canto Mariana de Gonitch.

Guiados por su incombustible profesor, presentador y ejemplo, Hugo Oslé, llegaron este lunes a JR para agasajar al diario en su medio siglo y continuar también con el programa de conciertos que han preparado por el Día de la Cultura Cubana, que se celebra el 20 de octubre.

Con la convicción y la intensidad de quienes llevan en sus voces la verdad del amor, se robaron todos los aplausos e hicieron de la tarde una fuerte mezcla de sentimientos. Piezas del auténtico repertorio cubano, melodías que exaltan el sentimiento de nacionalidad y el latinoamericanismo, los cantos siempre emocionantes al Apóstol y hasta una versión muy juvenil de We are the world conformaron una selección que arrancó más de un suspiro en la galería Pancho Vázquez, de este diario.

Porque cuando hay sentimientos para transmitir, el universo se alinea de forma tal que un concierto es pura magia. Y las voces enormes brotan de los cuerpos diminutos de aquellas muchachas que han paralizado corazones con Alfonsina y el mar y el poema que es canto a la lucha boricua, Oubao moin. Y los muchachos interpretan Perdón, Summertime y Lamento borincano y se elevan como ángeles de otra galaxia; se lanzan con todo el empuje hacia ese rincón del alma en el que no pasa nada, porque ocurre todo.

Es que en Mariana de Gonitch y la historia de esa gran maestra va una tradición que exige sentimientos y carácter, los mismos valores que hacen a estos jóvenes entregarse a cada público contra viento y marea. Con esas sensaciones cósmicas someten auditorios y comienzan a labrarse páginas extraordinarias en la memoria de esta nación. En Juventud Rebelde ya tienen la suya.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.